ESPAÑA ESTÁ ENTRE ELLOS

Señales de riesgo: los países donde el bono a 30 años cotiza por debajo del tipo de la Fed

Los bancos centrales se esfuerzan por posicionar su política monetaria dentro del sinsentido del mercado, donde la renta fija continúa distanciándose de los tipos de referencia

Foto: El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, en una comparecencia. (Reuters)
El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, en una comparecencia. (Reuters)

La euforia por la deuda ya devora el futuro a largo plazo, envuelta en un fenómeno global. Con los precios de la renta fija volando alto, ya son varios países (Canadá, España, Francia, Japón, Austria, Nueva Zelanda, Irlanda, Finlandia, Reino Unido, Corea del Sur, Portugal, Australia y Suiza) en el mundo cuyo bono soberano a 30 años cotiza por debajo de los tipos de interés de la Reserva Federal, banco central de EEUU y entidad de referencia en la política monetaria global. El título a tres décadas del Tesoro estadounidense alcanzó temporalmente niveles por debajo de este tipo la semana pasada y ya cotiza en la cuerda floja de la horquilla impuesta por el regulador.

Se trata de una nueva señal de alarma de los mercados. Cuando se desploma la rentabilidad de la deuda, que evoluciona de forma inversa al precio, suele ser un reflejo del miedo de los inversores al panorama económico. Cuando los tipos a largo plazo caen por debajo de los de corto plazo, eso no hace más que reforzar esa señal de peligro: quiere decir que los mercados ven más riesgos para sus inversiones en un horizonte a corto plazo que en el medio y el largo.

La Fed bajó tipos de interés en julio, pero en la horquilla del 2-2,25%, estos siguen relativamente altos si se comparan con el resto del mundo. De hecho, esta es una queja constante del presidente estadounidense, Donald Trump, que argumenta que el diferencial entre EEUU y sus competidores comerciales es demasiado alto.

Justo la semana pasada, cuando el bono estadounidense a tres décadas caía momentáneamente por debajo del 2% (nivel al que cotiza ahora), el presidente se lanzaba a tuitear que, pese a que EEUU estaba "ganando" contra China, el problema del país norteamericano era la Fed. "Subió [los tipos demasiado y demasiado rápido", apuntó el mandatario. "El diferencial con otros países es demasiado ancho mientras estos le dan las GRACIAS al distraído de Jay Powell y la Reserva Federal", añadió el republicano, señalando a Alemania "y muchos otros, que están jugando el juego". "¡La locura de la curva de las rentabilidades invertida! Deberíamos estar cosechando la siembra, pero la Fed nos echa para atrás".

Siendo los tipos de interés la referencia de la que se vale el mercado a la hora de valorar el precio de la deuda, una rentabilidad a largo plazo inferior o cerca de caer por debajo de dicha referencia es otra anomalía más del actual estado de las finanzas a nivel global. Mientras en Wall Street la curva invertida ya alcanza los títulos a dos años, en la eurozona más de la mitad de los bonos soberanos cotiza en negativo. El propio Bund hace mucho que dejó atrás el tipo de depósito del Banco Central Europeo.

De todos modos, en muchos de los países donde el bono a 30 años cotiza por debajo del 2%, los tipos de interés se sitúan todavía lejos de su rentabilidad. Es el caso de la Unión Europea (0%), Suiza (-0,75%), Corea del Sur (1,5%)... Sin embargo, la mayoría de los movimientos de los 'spreads' mundiales, incluido el de EEUU, coinciden históricamente con los momentos de contracción económica que ocurrieron a la vuelta del siglo (la burbuja puntocom), los del 'crack' de 2008 y... ¿los próximos meses? La curva es tan solo un indicador más, condicionado por los movimientos de los inversores; sin embargo, los datos macroeconómicos ya están empezando a coincidir con su versión del futuro.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios