POR PONDERACIÓN BURSÁTIL

Los gigantes del Ibex más expuestos al descalabro de los mercados argentinos

El triunfo del peronista Alberto Fernández sobre el actual presidente, Mauricio Macri, ha hundido el peso y ha elevado al 70% la probabilidad implícita de impago de la deuda pública

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Argentina lo ha vuelto a hacer. Tras ser protagonista el verano de 2018 por el desplome de su divisa, los mercados argentinos han vuelto a despertar este agosto con el rugido de sus primarias. Ante el triunfo del peronista Alberto Fernández sobre el actual presidente, Mauricio Macri, el peso se ha devaluado frente al dólar un 30%, mientras que los 'credit default swaps' (CDS) de Argentina a cinco años, que protegen al comprador de un eventual impago, superan los 900 puntos básicos: una probabilidad implícita de ‘default’ del 70%.

El Ibex 35 cerró el jueves golpeado por un informe de Credit Suisse que golpeaba a los bancos domésticos, que a su vez pesaron sobre el Ibex 35 ya desde primeras horas de la mañana. Sin embargo, las cotizaciones de una sesión que a simple vista parecía ajena al vaivén de los mercados argentinos ocultan a un selectivo expuesto al país latinoamericano. Tanto es así, que ya el año pasado, cuando los inversores empezaron a toserle al peso, la CNMV tuvo que exigir a las compañías que revelasen el impacto por la crisis en Argentina.

Santander

El Santander es un banco español global —lo que lo protege de los riesgos 'domésticos' (como los tipos de interés o nuevas regulaciones en Europa) pero también le supone una mayor exposición a la volatilidad en los mercados foráneos—. La filial se encuentra entre la principal lista de sus males: ya en las primeras páginas de su último informe semestral, Santander avisa de que el beneficio neto se vio afectado por “la negativa evolución de los mercados, mayores costes de coberturas de tipos de cambio, el impacto de la aplicación de la NIIF 16 y el ajuste por alta inflación en Argentina”.

La filial obtuvo un resultado antes de impuestos de 127 millones de euros, frente al total de 7.579 millones de euros. A su vez, Argentina contribuyó en un 1% al beneficio ordinario atribuido a 'la dominante' por negocios geográficos.

El Santander es el segundo valor que más pesa sobre el Ibex 35 después de Inditex, con una ponderación del 11%. El lunes, el banco cayó un 1,8% en el Ibex 35 (en línea con el resto del parqué).

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Telefónica

La compañía salvó el primer semestre pese a su exposición a Argentina (y al resto de naciones latinoamericanas) aumentando su beneficio en un 2,8% —eso sí, al mercado no le parecieron gustar mucho los resultados, ya que la compañía cerró con una caída del 2,9% ese 25 de julio—. Y es que Telefónica Hispam Sur (que comprende Argentina, Chile, Perú y Uruguay) registró 3.355 millones de euros en facturación, un 7,6% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Telefónica Argentina registró en el segundo trimestre un crecimiento de los ingresos y del resultado operativo antes de amortizaciones del 47,8% y 35,1%, respectivamente. Sin embargo, avisó de que “los resultados reportados de enero-junio 2019 se encuentran afectados por el tratamiento contable de Argentina como economía hiperinflacionaria impactando en los datos reportados”. La filial contribuyó con unos ingresos netos de 1.214 millones de euros en el primer semestre, frente al total de 12.142 millones que genera la compañía.

La cotizada española lleva en Argentina desde su privatización en 1990: tres décadas en las que el país ha vivido el peronismo y una complicada recaída en recesión. Tal es el tumulto, que ya el año pasado trascendieron informaciones de que Telefónica estaba estudiando maneras de sacar a bolsa su filial allí para así cubrirse ante las oscilaciones del peso. Sin embargo, tal como adelantó El Confidencial, el momento era delicado (Argentina estaba sumergida en un rescate del Fondo Monetario Internacional que paliase los efectos de la hiperinflación) y la operación quedó aplazada hasta nueva orden.

La compañía cotiza en mínimos históricos mientras en lo fundamental se esfuerza por reducir deuda. Sin embargo, una ponderación del 6% sobre el Ibex 35 sigue convirtiéndola en una de las empresas de mayor peso del selectivo. El lunes, Telefóncia cerró la sesión con una pérdida del 1,4%, mientras que el martes se deja otro 1,1%.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

BBVA

De nuevo, ser un banco global protege a BBVA del golpe de los tipos de interés o de los cambios regulatorios en Europa, pero también le expone a otros riesgos. El conocido en Argentina como el Banco Francés, del que la entidad vizcaína posee un 66%, se desploma el lunes un 33% en bolsa. La entidad no es ajena al vaivén de la economía argentina; de hecho, especificó las dificultades por las que pasaba la geografía en los resultados del primer trimestre de 2019, cuando bajo el apartado de ‘Entorno económico’ detalló que "en el primer trimestre de 2019 la inflación había registrado un nivel del 11,8% principalmente por el traslado a precios de la depreciación del peso, en términos interanuales, la inflación alcanzó el 54,7%".

La entidad no admite impactos del tipo de cambio y la hiperinflación en los resultados más allá de el apartado de la Cartera de préstamos, donde dice que el incremento en los préstamos hipotecarios reflejaba el impacto de “la suba de la inflación” mientras que el crecimiento de los préstamos comerciales reflejaba “básicamente el efecto tipo de cambio”.

Eso sí, cuando la cosecha la recoge la matriz española, la cosa cambia. En sus resultados semestrales, BBVA explicó que el resultado atribuido de la filial durante el segundo trimestre se había situado en 110 millones de euros, en una evolución positiva que sin embargo se había visto “parcialmente contrarrestada por mayores gastos de explotación muy influidos por los altos niveles de inflación y una mayor necesidad por deterioro de activos financieros debido a la situación macroeconómica del país”. El grupo BBVA recoge reiteradamente el ajuste contable de la hiperinflación argentina en el total de lo ganado, cerrando un segundo trimestre con un resultado atribuido de 1.278 millones de euros a escala global.

BBVA es el segundo banco de mayor capitalización bursátil, con una ponderación sobre el Ibex 35 del 5%. El banco presidido por Carlos Torres cayó el lunes un 3,6%, mientras que el martes gana un tímido 0,3%.

FILE PHOTO: The logo for Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A. (BBVA) is seen at the SIBOS banking and financial conference in Toronto, Ontario, Canada October 19, 2017.   REUTERS Chris Helgren File Photo                         GLOBAL BUSINESS WEEK AHEAD
FILE PHOTO: The logo for Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A. (BBVA) is seen at the SIBOS banking and financial conference in Toronto, Ontario, Canada October 19, 2017. REUTERS Chris Helgren File Photo GLOBAL BUSINESS WEEK AHEAD

Naturgy

La energética tiene una participación del 70% sobre Gas Natural BAN, que el lunes se dejó un 12% en los mercados argentinos. Al igual que las demás empresas, Naturgy avisa varias veces del impacto contable que tiene la hiperinflación de Argentina. El EBITDA ordinario de la filial argentina alcanzó los 44 millones de euros cayó un 13,7% en el primer semestre de 2019 —una cantidad que se enmarca dentro de los 239 millones de euros en total para la unidad de 'Gas y Electricidad'. En cuanto al impacto del tipo de cambio del peso, Naturgy especifica que este se cuantificó en 36 millones de euros sobre el EBITDA y de 23 millones sobre el resultado neto.

A parte de ofrecer estos números, la antigua Gas Natural Fenosa apenas menciona a Argentina en sus últimos resultados para situar al país dentro de los avances en el Plan Estratégico de 2018 y 2022, donde explica que "ha llegado a un acuerdo de intercambio de activos en Argentina, mejorando la posición competitiva en las regiones en las que opera".

La energética tiene una ponderación de poco más del 4% sobre el Ibex 35. El lunes, Naturgy cedió un 0,1% aunque el martes sube un 0,2%.

Mapfre

Las primas de Mapfre —ingresos por seguros, reaseguros, asistnecia, global risks...— en Argentina registraron un descenso interanual del 19,5% en el primer semestre de 2019 hasta quedarse en los 105 millones de euros. El total de las primas del grupo se sitúa en los 13.876 millones de euros. El total de las primas fue de 12.528 millones de euros, mientras que Latam Sur (sin contar Brasil) registró 807 millones en los primeros seis meses del año.

Sobre la región comprendida por Chile, Perú, Paraguay, Uruguay, Colombia y, claro, Argentina, Mapfre sí que menciona el efecto de la divisa: "las primas se incrementan en la región un 1,5%. Presentan una evolución muy satisfactoria Perú y Chile, el resto de los países muestran unas cifras más discretas afectadas todavía por la depreciación de las monedas en la comparativa interanual". En Latam Sur, Mapfre tuvo que cuantificar un ajuste por hiperinflación sobre el resultado neto total de 5,9 millones de euros. Y es que a cierre de 2018, el impacto acumulado sobre los ingresos relacionado con el auge de los precios en Argentina alcanzó los 18 millones de euros.

Mapfre apenas pondera sobre el selectivo en un 1,4% y el lunes cayó un 0,5%. El martes, con todo, la compañía cae un 0,88%.

Fuera del Ibex

Fuera del Ibex, también hay otras empresas de menor tamaño que se ven afectadas por la situación. El caso más acuciante es Prosegur, que ya cae cerca de un 20% en apenas dos sesiones debido a la situación. Y es que su filial de gestión de efectivo ha tenido que provisionar cantidades millonarias por la exposición al cambio en el poder adquisitivo de la moneda argentina, reiterando su preocupación por los desarrollos económicos y políticos en el país latinoamericano.

También se ve afectada Codere, ya que Argentina supuso durante el primer trimestre de 2019 un 23% de los ingresos y un 24% del Ebitda: el lunes, la compañía del sector del juego cayó un 6,6%, mientras que el martes sube un 0,46%. De todas formas, con una capitalización bursátil de 387 millones de euros, Codere es un valor bastante volátil.

También DIA, cadena de supermercados, se ve afectada por el calvario de los mercados argentinos. En sus resultados del primer trimestre, DIA especificaba que las ventas netas habían descendido un 7,2% hasta los 1.665 millones de euros, pero que si se analizaban en divisa local, habían aumentado en un 6,1%. "Este rendimiento de ventas reflejó un efecto negativo del 13,3% derivado de las divisas debido a la depreciación del peso argentino y el real brasileño durante el período del 45,4% y 6,8% respectivamente". La firma cerró el lunes con una subida del 0,1%, mientras que el lunes cae un 1,1%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios