CAE MÁS DE UN 1%

La incertidumbre política en Italia castiga a su bolsa y arrastra al Ibex 35

A perro flaco todo son pulgas: si el jueves las bolsas europeas recuperaban aire tras el vaivén comercial, ahora las bolsas vuelven al rojo por culpa de los desarrollos en Italia

Foto: (EFE)
(EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

¿Rebote? ¿Qué rebote? El Ibex 35 vuelve a caer el viernes (-1,25%), por debajo de los 8.800 puntos, después de intentar volver a la normalidad ayer, cuando registró su mayor subida desde marzo. De seguir cayendo este viernes, el selectivo estropeará las subidas semanales que afianzaba a cierre del jueves, cuando en cuatro días mantenía un avance del 0,5% pese a la volatilidad desatada por la guerra comercial. Y es que a perro flaco todo son pulgas: este viernes las bolsas europeas vuelven a sufrir, esta vez por los nuevos desarrollos en Italia.

En esta ocasión, a los riesgos de una guerra comercial abierta entre EEUU y China que aboque al mundo a una carrera por devaluar sus divisas, se une otro riesgo más local: Italia. El líder de la Liga Norte, Mateo Salvini, ha dado por rota la coalición de gobierno con Movimiento 5 Estrellas y ha pedido elecciones cuanto antes. El FTSE MIB, el principal índice bursátil italiano, se deja al cierre más de un 2,5%, el mayor descenso de las bolsas europeas. La prima de riesgo italiana, eso sí, sube más de un 11%.

Con este movimiento, Salvini quiere aprovechar los buenos datos que arrojan las encuestas en su país. Actualmente, la Liga Norte obtendría el 36% de los votos en unas próximas elecciones generales y alcanzaría el 50,6% en coalición con los conservadores Hermanos de Italia (7,5%) y Forza Italia (7,1%), según un sondeo realizado el 31 de julio por el instituto Ipsos para el 'Corriere della Sera'. Aunque sus posiciones se han ido moderando con el tiempo, el partido de Salvini ha tonteado con una eventual salida del euro.

En el Parlamento Europeo la Liga Norte ha votado en repetidas ocasiones a favor de crear un mecanismo para poder disolver el euro (una posición en la que obtuvieron el apoyo de eurodiputados españoles de Podemos o Izquierda Unida) y este año ha planteado el debate en las cámaras italianas para crear una pseudo-divisa paralela, los llamados miniBots.

A mediodía, el índice paneuropeo Euro Stoxx 50 se deja un 28%; el Dax 30 alemán, un 1,25%; el Cac 40 francés, un 1,14% y el FTSE 100 británico, un 0,5% (Reino Unido ha presentado unos débiles datos del PIB). En la renta fija, el Bund sigue retrocediendo hasta un -0,59%, mientras el español se quedaba en el 0,218%. El bono italiano sube con fuerza hasta una rentabilidad del 1,75.

Las noticias desde Italia han roto el buen sabor de boca que dejó ayer la bolsa estadounidense. Wall Street cerró la sesión con alzas del 2% en sus principales índices. En Asia, el Nikkei japonés gana el viernes un 0,44%, aunque el Hang Seng de Hong Kong se deja un 0,3%. Las bolsas mundiales buscaron recuperarse así del golpe comercial sufrido desde la semana pasada, cuando el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció por primera vez sus intenciones de aumentar la cantidad de productos afectados por aranceles al total de las importaciones chinas.

Sin embargo, el mercado de los bonos sigue denotando nerviosísmo, con el bono a diez años del Tesoro de EEUU cayendo a un tipo del 1,692% y el título a tres meses subiendo hasta un interés del 2,020%.

7,0136 yuanes por dólar

Ya el lunes, China prohibió a sus compañías comprar bienes agrícolas de la potencia norteamericana, a la vez que el yuan caía por primera vez desde 2008 por debajo de las 7 unidades por dólar —con EEUU colgándole al país asiático la etiqueta de "manipulador de divisas" y amenazándolo con llevarlo ante el Fondo Monetario Internacional (FMI)—. Una moneda más débil favorece las exportaciones, y Trump ha dicho reiteradamente que considera que China está jugando sucio con su moneda para aupar su fortaleza comercial.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, donde es el mercado el que decide cuánto vale la divisa, en el país asiático es el Banco Popular de China el que fija cada día el precio del yuan y se encarga de que este no baje o suba más de un 2% —una medida que excusa en su necesidad de preservar la estabilidad de su moneda—.

El lunes pasado, el regulador fijó en 6,9225 yuanes por dólar el valor de su moneda y luego fue el mercado el que se encargó de hacerla superar la cota psicológica de las 7 unidades, en mínimos de una década. El regulador ha ido devaluando la moneda poco a poco durante el resto de la semana, con el banco fijando la divisa en por encima de los 7 yuanes este jueves. El viernes, el Banco Popular fijó el yuan en los 7,0136 yuanes por dólar, en mínimos desde el 3 de abril de 2008.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios