Wall Street sube con fuerza mientras confía en una tregua entre EEUU y China

El S&P 500 ha subido un 1,88% y el Nasdaq Composite, un 2,24%, después conocerse la noticia de que el Banco Popular de China estabiliza el Yuan en 7,0039 dólares

Foto: Wall Street sube con fuerza animada por el Banco Popular de China
Wall Street sube con fuerza animada por el Banco Popular de China

Tras unas jornadas en las que la guerra comercial ha situado a Wall Street plano o en rojo, las subidas han vuelto. Los tres principales indicadores del país norteamericano han avanzado cerca del 2% después conocerse la noticia de que el Banco Popular de China estabiliza el Yuan en un cambio a dólar de 7,0039.

Aunque es cierto que el hecho de que la tasa de referencia esté por encima de los 7 yuanes por dólar es algo que no ocurría desde 2008, las estimaciones eran mucho peores. El consenso de Bloomberg era de que estaría en los 7.0156 marcando una escalada de “guerra de divisas” que ahora se difumina, al menos, en el corto plazo.

El Banco Popular de China ha decidido fijar el tipo de cambio con el dólar en esa cifra para generar confianza, según la propia institución. Temen que una situación de caída prolongada en el valor de su divisa puede hacer que se produzca una fuga de capitales. Quieren generar certidumbre para mantener a las empresas extranjeras.

“China quiere evitar el pánico ahora” afirma Gao Qi, analista de ScotiaBank. “El Banco Popular de China quiere enviar señales para estabilizar el Yuan en el corto plazo”.

En medio de esta escalada de las tensiones, que parecía abrir un nuevo capítulo con las divisas, los inversores se han lanzado a comprar ante esta pausa que ha impuesto en el conflicto el gigante asiático. El Nasdaq Composite es el que más ha avanzado, un 2,24%, mientras que S&P lo ha hecho un 1,88% y el Dow Jones, algo más rezagado, ha subido un 1,43%.

Ni siquiera el twitter de Donald Trump ha conseguido afectar a la estas subidas. Al poco de comenzar la sesión el presidente de Estados Unidos lanzó unos Tweets atacando nuevamente a su Reserva Federal. El objetivo de esta presión era que la institución monetaria bajase de forma más contundente los tipos de interés para apoyar las exportaciones estadounidenses al devaluarse el dólar.

El miércoles, tras unas declaraciones similares, Wall Street se dio la vuelta y sufrió mucho para no acabar en rojo la sesión. Sin embargo, los principales indicadores han ignorado los tweets, cegados por la promesa de China de no mover el Yuan.

Prueba de que se han animado los inversores ha sido el hecho de que, en todo el mundo, hayan abandonado valores refugio como los bonos, cuya rentabilidad venía bajando al tiempo que las tensiones aumentaban. La deuda estadounidense a 10 años ha subido un 3,3% su rentabilidad situándose en un 0,005%. Mientras, el bono a 5 años hacía lo propio pero a un 4%.

Este es uno de los pocos momentos de alivio que se han vivido en el parqué desde que el ejecutivo de Trump rompiera la tregua que se había impuesto en la guerra comercial. Esto ocurrió tras imponer a las exportaciones Chinas un 10% de aranceles. La respuesta no se hizo esperar y no solo fue arancelaria, sino que las divisas entraron en juego.

La sesión del jueves parece marcar una recuperación que se ha reflejado en las bolsas de todo el mundo. Según abría el parqué en los Estados Unidos, las bolsas europeas aumentaban significativamente su alza. Todas han acabado en verde.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios