Cotiza en el parqué de Lisboa

La oferta del Atlético por Joao Félix dispara el valor del Benfica en bolsa a máximos de 2010

Las acciones del conjunto portugués están en su nivel más alto de los últimos nueve años, tras comunicar al regulador la oferta de 126 millones del club madrileño por el delantero

Foto: Joao Félix, en un partido de esta temporada con el Benfica. (EFE)
Joao Félix, en un partido de esta temporada con el Benfica. (EFE)

Parece casi un hecho que Joao Félix será jugador del Atlético de Madrid la próxima temporada. El todavía delantero del conjunto lisboeta dejara el club en el que ha crecido y al que ha regalado muchas alegrías sobre el césped y, además, sobre el parqué de la bolsa de Lisboa.

El anuncio de la oferta del club madrileño por la perla lusa ha llevado las acciones del Benfica a su nivel más alto desde marzo del año 2010. En los primeros compases de la sesión del jueves el avance ha alcanzado el 3% hasta más allá de 3 euros por acción, con unos volúmenes de negociación cuatro veces superior a los del miércoles y 10 veces más grandes que los registrados en la jornada bursátil de este mismo martes.

La directiva del Benfica, por exigencias legislativas, deben comunicar a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Portugal, el regulador bursátil del país, cualquier oferta por uno de sus activos. Así lo hicieron con los 126 millones de euros que ha puesto sobre la mesa el Atlético de Madrid para que Joao Félix marque goles en el Wanda Metropolitano en la próxima temporada.

El equipo del norte de Lisboa debutó en bolsa el 22 de mayo del año 2007, con un precio por acción de 6 euros y una capitalización de 66,3 millones de euros. Sus primeros años en bolsa fueron difíciles y en su quinto aniversario en el parqué había borrado un 85% de su valor con los títulos cambiándose por apenas 75 céntimos. Con esta remontada, el valor bursátil del club está instalado en 71,5 millones de euros.

La política financiera del equipo presidido por Luís Filipe Vieira está basada en sacar talentos de la cantera, darles minutos y luego hacer negocio con ventas millonarias, la tónica de cada verano en sus oficinas. Así, el club cerró el ejercicio fiscal de 2018 con unos ingresos de 121,5 millones de euros, cantidad que su va a superar en 2019 ya que hasta junio la facturación alcanza los 103,1 millones.

Balance positivo

Por si tenían alguna duda, los negociadores dle Atlético de Madrid ya saben con certeza que intentar fichar a un jugador del Benfica no es una tarea fácil. De hecho, los 126 millones de euros superan por seis millones a la cláusula de rescisión, pero al club madrileño le sale mejor esta fórmula para dividir los pagos y no tener que abonar el total de la operación de una tacada.

Joao Félix será el último gran negocio del conjunto de Da Luz, un jugador más que dejará Lisboa a cambio de una inyección económica muy importante. En la temporada 2018-2019, la que acaba de terminar, el Benfica vendió jugadores por valor de 67,8 millones y fichó activos por un coste total de 25,6 millones, dejando un balance positivo de poco más de 42 millones en las arcas.

Para los estándares del equipo portugués, es una cantidad modesta. El año anterior se gastaron 9,95 millones de euros en incorporar futbolistas para sustituir a los que se marcharon dejando 137 millones en sus despedidas. Al final del año, 127 millones limpios para sanear las cuentas del club. Nelson Semedo al Barcelona, Victor Lindelof al Manchester United y Ederson al City de Guardiola fueron los mejores negocios, pues el traspaso de los dos primeros fue de 35 millones y el del portero brasileño alcanzó los 40 millones.

Los 126 millones que dejará la perla portugués, todavía un proyecto a sus 19 años, se computarán ya en la temporada 2019-2020, que volverá a ser un verdadero éxito económico. Ahí, las victorias del Benfica son incontestables.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios