XXIII 'ROUND TABLE'

Gestión activa como vía para generar rentabilidades en la parte final del ciclo

Los expertos de la 'round table' de Cotizalia apuestan por la flexibilidad y por ser selectivos en renta fija y en renta variable, donde aún ven oportunidades

En el final del ciclo también hay oportunidades, aunque hay que extremar la flexibilidad y la prudencia. Estas son algunas de las conclusiones de los expertos que participaron en la XXIII 'round table' organizada por Cotizalia y M&G, que se centró en cómo los inversores pueden construir o rotar sus carteras en plena desaceleración de las variables macro.

Daniel de Fernando, 'partner' MdF Family Partners.
Daniel de Fernando, 'partner' MdF Family Partners.


De hecho, aunque se esté debilitando el ciclo, que en Estados Unidos acumula 120 meses, todavía puede tardar en verse una recesión —si llega—, con lo que hay oportunidades en los mercados, arguyó Ignacio Rodríguez Añino, 'country head' de M&G Spain. No obstante, el inversor más conservador no lo tiene fácil. Para este tipo de perfil, "lo más evidente sería estar en liquidez. No vas a batir la inflación, que la tenemos con niveles por encima del 1,5%, e incluso puedes perder algo de dinero porque los depósitos están en negativo", advirtió. Por ello, cree que la mejor opción es "invertir en lo que los anglosajones llaman ‘income investing’. Son productos que pueden generar rentas y los inversores pueden evitar algo de volatilidad, y para aquellos que tienen un perfil más agresivo, podrían ser selectivos en renta fija flexible".

En la misma línea, Pedro Pablo García, director de Asset Allocation de Mutuactivos, opta por ser selectivo ante un mercado con "rentabilidades muy reducidas". "Pensamos que habrá mejores oportunidades más adelante. Hay que ser flexible tanto en términos de la gestión de duración como en la selección de activos", aseguró. Dentro de todo el universo de renta fija, "vemos más en la deuda bancaria, porque tienen más diferencial y rentabilidad, y la regulación bancaria puede ser más favorable para la renta fija que para la renta variable", señaló el ejecutivo de la gestora de Mutua, mientras que en el resto del universo de bonos, "los emergentes podrían ser una oportunidad, aunque en el corto plazo han corrido mucho y podrían revertir, con lo que tácticamente hemos reducido posición, pero estamos positivos a largo plazo".

El mercado americano está en máximos, hay que ser muy selectivos. Vemos oportunidades en Europa, Japón y algunos mercados emergentes


No obstante, la clave "es la prudencia", aseguró Daniel de Fernando, 'partner' MdF Family Partners. "No hay que perder la cabeza, pero estamos llegando al final del ciclo y hay que ser más prudente de lo que se estaba haciendo en la toma de riesgos, y quizá complementar la cartera con inversiones descorrelacionadas como el oro", expuso. Si se analiza la renta fija por fundamentales, avisó Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank, "la respuesta sería diferente a lo que estamos viendo. Diríamos que no hay valor en los activos más tradicionales como la deuda de gobierno, pero se sigue comportando bien y seguirá el soporte de los bancos centrales. También hay nichos en los que se pueden encontrar rentabilidades interesantes, como deuda emergente, 'high yield' o deuda bancaria. Así, apostamos por fondos con una política muy flexible".

Por su parte, Beatriz Hernández, subdirectora de Análisis de Fondos de ATL Capital, cree que en renta fija hay "menos valor en los activos tradicionales. Pero sí que vemos oportunidades en los nichos de deuda subordinada financiera y emergente con divisa local para los más agresivos y con la divisa cubierta para los más conservadores", aseveró.

¿Europa o EEUU?

La gestión activa por la que abogan estos expertos en renta fija también se traslada a la renta variable. "El mercado americano está en máximos y pensamos que hay que ser muy selectivos y que la gestión activa es muy importante. Vemos oportunidades en Europa, también en Japón, y en algunos países de mercados emergentes. Creemos que en este momento del ciclo la renta variable sigue teniendo sentido y la tendríamos en las carteras", resumió Ignacio Rodríguez Añino.

Ignacio Rodríguez, M&G Spain; Javier Molina, El Confidencial, y Beatriz Hernández, ATL Capital.
Ignacio Rodríguez, M&G Spain; Javier Molina, El Confidencial, y Beatriz Hernández, ATL Capital.

Pedro Pablo García también apuesta por la gestión activa. "En Europa, hemos visto valores cíclicos que han sido muy castigados, quizá por el deterioro macro, pero de no producirse, podrían tener potencial. Pero es una gestión de flexibilidad. Estamos en valoraciones altas en todas las geografías y pensamos que hay que tener un peso más moderado del que hemos ido teniendo y aprovechar oportunidades. Hemos reducido en emergentes, hemos subido en Japón y en Europa siendo selectivos en una serie de valores que vemos recorrido", arguyó.

Para Beatriz Hernández, hay que incorporar Estados Unidos y Europa en las carteras. "Recomendaríamos tener empresas de gran capitalización bursátil. Además, vemos atractivo en las pequeñas y medianas empresas, ya que están menos apalancadas que las americanas", sostuvo la subdirectora de Análisis de Fondos de ATL Capital. "La renta variable europea está más barata que la renta variable de Estados Unidos. Pero no nos podemos olvidar de Wall Street, porque sigue dando sorpresas", agregó Victoria Torre.

Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios en Self Bank.
Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios en Self Bank.

Sobre España, Torre cree que "en el Ibex 35 uno de los sectores que están baratos es el de los bancos, y no vemos catalizadores. Hay argumentos a favor, como la valoración, pero el mercado no parece querer darles una oportunidad. Fuera del Ibex hay valores interesantes, así que España tiene que estar en las carteras". Más claro lo tiene José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, que considera que la bolsa española se ha quedado atrás respecto a otros parqués por "el mayor peso de los bancos, de las cíclicas o de las inmobiliarias, que son las compañías que están más estigmatizadas".

Así, "los sectores donde hay más valor son precisamente los que tienen más estigma. Los bancos, que están cotizando prácticamente a los mismos múltiplos que en el peor momento de la crisis financiera o de la crisis del euro, o las inmobiliarias, que por el miedo al ciclo cotizan con descuentos del 10% al 50% sobre el valor de sus activos. También empresas cíclicas que están cotizando a múltiplos mínimos históricos por estos miedos cíclicos, que son la gran fobia que hay ahora mismo en los mercados y que según se atemperen los miedos deberían cotizar a niveles más razonables", pronosticó.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios