Según reflejan los agentes del mercado

Los inversores frenan y retrasan operaciones a la espera de estabilidad política en 2019

En el primer semestre de 2019 no se ha registrado ni una sola salida a bolsa. En cuanto a transacciones, el primer trimestre del año ha sido el peor desde el último trimestre de 2017

Foto: (iStock)
(iStock)

Los inversores han frenado las operaciones corporativas en España en lo que va de año a la espera de que se despejen las incógnitas polìticas. El periodo entre enero y marzo de 2019 ha registrado los volúmenes más bajos de desde finales de 2017, según se desprende de un informe publicado por Mergermarket, firma especializada en información sobre fusiones y adquisiciones empresariales. "Todo apunta a que la incertidumbre que rodea el futuro político de España y la perspectiva de una economía mixta sean las causas de este descenso", apunta el servicio de inteligencia de la compañía.

En este sentido, Jonathan Klonowski, investigador jefe para EMEA de Mergermarket asegura que a pesar de los datos positivos en inversiones de capital riesgo, el M&A en España no alcanzó las cifras deseadas, en línea con lo ocurrido en Europa". La situación podía haber sido peor de no haberse materializado algunas de las operaciones que coleaban en 2018. La compra de Hispasat por parte de Red Eléctrica, una derivada de la operación de Abertis y con alta influencia política, ha sido una de las operaciones más destacadas.

La otra es la compra de la Universidad Europea Alfonso X El Sabio por CVC por más de 1.000 millones, adelantada por El Confidencial. El fuerte crecimiento de estudiantes en escuelas de pago está siendo un foco de inversión. Los datos mejorarán en el segundo trimestre, ya que ahí se registrará la compra del 40% de Cepsa por Carlyle, una operación de más de 4.200 millones de euros, que también estaba prevista para 2018 pero que, tras una salida a bolsa fallida, se retrasó a 2019.

Fuente: MergerMarkets
Fuente: MergerMarkets

Durante el primer semestre de 2019 en España no se realizó ninguna salida a bolsa, siguiendo la evolución descendente de este tipo de operaciones desde 2017. Aunque ya se conoce que el empresario Jaume Roures pretende sacar a bolsa Mediapro, su empresa de contenidos audiovisuales, su objetivo es hacerlo en la bolsa de Londres.

Según detalla el bufete internacional Baker and McKenzie, la falta de claridad del contexto político nacional, el aumento de las tensiones comerciales y la falta de soluciones al Brexit son los factores que han provocado la ausencia de debuts en el primer semestre del año. En relación a estos datos, Enrique Carretero, socio responsable del área de mercados de capitales de la firma, señala que "la conjunción de la inestabilidad política nacional con las incertidumbres geopolíticas mundiales —lideradas por la ausencia de claridad y acuerdo para el Brexit, las tensiones arancelarias y las previsiones económicas menos halagüeñas— han demostrado ser el caldo de cultivo perfecto para intimidar tanto a compañías con planes de debutar como a los potenciales inversores".

El estudio de Baker McKenzie explica que "la falta de salidas a bolsa se debe en primer lugar al ecosistema político fracturado, donde cinco partidos (PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox) están dominando la escena desde que se celebraron elecciones generales el 28 de abril. Las compañías generalmente mantienen planes para salir a bolsa siempre que se haga antes de los comicios, ya que su valoración puede sufrir como consecuencia de la incertidumbre política, derivada de la instalación de nuevos líderes estatales".

Volumen de salidas a bolsa en España. (Baker McKenzie)
Volumen de salidas a bolsa en España. (Baker McKenzie)

El despacho sostiene que, aunque los socialistas han ganado las elecciones, necesitarán de Podemos e independentistas para gobernar en la región o bien del apoyo de Ciudadanos. Además, Baker McKenzie destaca la entrada de la extrema derecha, que por primera vez obtiene una fuerza significativa en décadas.

Volverá la normalidad tras la incertidumbre política

Pese a todo, fuentes en contacto con algunos de los principales fondos internacionales en España aseguran que la inestabilidad política en territorio nacional es un problema menor a nivel internacional. Los grandes agentes temen más otros factores como el Brexit o la guerra arancelaria desatada por la Administración Trump en EEUU que los vaivenes políticos de España. En este sentido, cree que la sequía inversora es un factor coyuntural y que el desembolso de fondos y las operaciones se recuperarán cuando se despeje el panorama político, inmerso en un 'totum revolutum' de pactos en la actualidad que empieza a disiparse tras la formación de los gobiernos municipales.

En esta misma línea se expresa Javier Villasante, socio de Cuatrecasas: "Aunque el número de operaciones en los últimos meses parezca menos elevado que en los últimos años, vemos que hay más movimiento y que los inversores extranjeros están más activos que nunca. Los altos múltiplos, la falta de objetivos y la fuerte competencia entre las firmas de capital riesgo, además de los compradores agresivos y estratégicos, suponen un mayor reto para cerrar acuerdos que la incertidumbre política y las regulaciones".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios