SABADELL CAE UN 5%

Los bancos no quedan convencidos con el TLTRO III y caen con fuerza en bolsa

Para contrarrestar los efectos que un precio del dinero en mínimos tiene para el sector bancario, el BCE también ha detallado las condiciones de la nueva ronda de liquidez a la banca

Foto: La sede del Banco Central Europea. (Reuters)
La sede del Banco Central Europea. (Reuters)

Los inversores reculan ante las palabras de Mario Draghi. El presidente del Banco Central Europeo ha asegurado que mantendrá los tipos de interés en los niveles del 0% hasta, por lo menos, el primer semestre de 2020 —una medida que ha tomado como respuesta a "los vientos de cara que siguen afectando a la Unión Europea"—.

Para contrarrestar los efectos que un precio del dinero en mínimos tiene para el sector bancario, el BCE también ha entrado en detalle sobre las condiciones de la nueva ronda de liquidez a la banca, el TLTRO III. No obstante, parece que a los bancos han quedado convencidos con el plan: el banco Sabadell ha caído un 5% en bolsa, seguido de Bankia (-4,34%, en mínimos del Brexit), CaixaBank (-2%), Bankinter (-2,77%), Santander (-1,02%), BBVA (-0,75%). El Ibex 35 ha cerrado la sesión con una subida del 0,2% tras la reunión del banco central.

Y otro tanto para los bancos europeos. Si el Eurostoxx ha cedido un 0,12%, los bancos franceses BNP Paribas y Société Générale un 1,7% y 0,5%, el italiano Intesa un 1,2% y el holandés ING un 0,88%. Asimismo, los inversores huyen al mercado de la deuda, con el bono alemán a 10 años en una rentabilidad del -0,22% (aunque mientras hablaba Draghi ha entrado puntualmente en terreno positivo). El euro, a su vez, se fortalece un 0,58% frente al dólar.

"Creemos que la vuelta que se han dado las cotizaciones de los bancos responde más al hecho de que Draghi ha dejado la puerta abierta a bajar aún más los tipos de depósito", explican desde el departamento de análisis de Renta4. Efectivamente, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del banco central, Draghi ha comentado la posibilidad de recortar aun más los tipos de la facilidad del depósito, a la vez que veía posible incluso volver al programa de compra de bonos o extender aun más las perspectivas de subidas de tipos. "Algo negativo para los bancos, teniendo en cuenta el coste que ello les supone con la consecuente presión en márgenes".

"Por lo que respecta al BCE, el discurso ha sido muy acomodaticio, dejando la puerta abierta no solo a tipos más bajos sino también a reanudar el QE", explican los analistas de Renta4. "Esto es una señal de que la desaceleración económica va a ser más profunda y duradera de lo que pensaban antes y que realmente no está muy claro cuál va a ser el impacto de las tensiones comerciales, así que no son buenas noticias para las bolsas. La deuda ahonda en mínimos por la posibilidad de más estímulo monetario".

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. (Reuters)
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. (Reuters)

TLTRO III

Bajo el TLTRO III, el BCE pagará a los bancos que acudan a sus subastas de liquidez un interés que llegaría hasta el 0,3%. El tipo de interés estándar para cada operación se ha fijado en 10 puntos básicos por encima del tipo de interés medio aplicado en el Eurosistema para las operaciones principales de refinanciación. Si ahora la autoridad monetaria tiene fijada esta tasa en el 0%, los bancos pasarían a pagar un 0,10% por la liquidez que pidan prestada al regulador.

Sin embargo, para aquellos bancos cuyo volumen de préstamos superase un valor de referencia, el interés aplicado a cada ronda de TLTRO III sería más bajo. Como máximo, podrían financiarse a un tipo de interés que 10 puntos básicos por encima del tipo de interés medio aplicado en el Eurosistema para la facilidad de depósito. Actualmente, el BCE tiene fijada esa tasa en el -0,40%, por lo que Draghi estaría pagando un 0,3% de interés a los bancos por pedir prestado a Fráncfort.

"Las condiciones de las TLTRO III del -0,3% condicionado a la concesión de crédito y que si no se concede crédito te cobrarían 0,1%, son menos ventajosas que la anterior TLTRO", explican los analistas. "Habrá que ver si realmente los bancos acuden a esas nuevas TLTROs, porque no existe como tal una necesidad de liquidez por parte de los bancos. Hay que tener en cuenta que a pesar de que la facilidad marginal de depósito es negativa del -0,4%, hay actualmente algo más de 625.000 mln de euros metidos en la facilidad marginal de depósito por parte de los bancos lo que demuestra que liquidez hay en el sistema", zanjan desde Renta4.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios