LE GUSTARÍA QUE CAYERA EL GOBIERNO POPULISTA

JP Morgan prefiere la banca italiana antes que la española por el riesgo político

El caso base de la firma es que el gobierno italiano se disolverá en verano tras las elecciones de la Unión Europea, con nuevos comicios para entre finales de septiembre y principios de octubre

Foto: La bolsa italiana en Milán. (Reuters)
La bolsa italiana en Milán. (Reuters)

Los defectos también pueden ser virtud. JP Morgan cree que la banca italiana está más atractiva que la española, precisamente por el riesgo político que asola al país transalpino. Según los analistas del banco estadounidense, con todo, estos riesgos ya están asumidos por los valores financieros y, de hecho, uno de los escenarios contemplados por la firma en un contexto de hecatombe política podría ser incluso positivo para la economía.

El caso base de JP Morgan es que "el gobierno italiano se disolverá en verano tras las elecciones de la Unión Europea, con nuevos comicios para entre finales de septiembre y principios de octubre". En este contexto, "cualquier alternativa política al actual gobierno sería positivo para la economía, dado que sería inevitable que se diese una caída del componente populista".

Las encuestas apuntan a una pérdida de apoyo al partido principal de la coalición gobernante, la Liga —un descenso que se podría ver confirmado en las elecciones italianas en un momento de diferencias con el otro partido de la coalición, Movimiento 5 Estrellas—. En este contexto, el partido podría verse obligado a convocar elecciones antes de tener que aprobar los presupuestos de 2020 (decisión prevista para principios de septiembre).

No obstante, los analistas también avisan de que "si la coalición populista decide aguantar junta más tiempo e insiste en ignorar las repercusiones financieras de una falta de disciplina fiscal, entonces los mercados podrían reaccionar de forma negativa, desencadenando una nueva oleada de tensiones financieras para el momento del debate presupuestario a principios de septiembre".

Con todo, JP Morgan considera que los inversores ya están descontando semejante volatilidad política. El índice sectorial en Italia, el FTSE Italia Banche elaborado por la propia borsa italiana, alcanzó hasta mediados de abril subidas del 25%; sin embargo, desde entonces, ya cae un 17%. En este contexto, la firma estadounidense ve que "el inestable panorama político en España es un riesgo que todavía no está siendo descontado por los mercados". En el país ibérico, el índice MSCI del sector apunta a un alza del 19% en lo que va de año.

No le gustan los 'domésticos'

De entre los españoles, los que menos le gustan a JP Morgan son los domésticos. La firma cree que estos serán los más dañados por los bajos tipos de interés por lo que recomienda, en todo caso, invertir en bancos más expuestos a geografías extranjeras como Santander o BBVA. Puestos a invertir en domésticos, JP Morgan escogería a CaixaBank: considera que es el que más perjudicado se vería por una resolución negativa del IRPH, pero cree que es el que el flujo de ingresos más sólido.

Asimismo, JP Morgan valora en un promedio del 3% por debajo del consenso del mercado los ingresos netos entre 2019 y 2021 en las entidades domésticas españolas, con un recorte del 2% para BBVA y Santander.

Por último, J.P. Morgan sube el precio objetivo de la acción de Santander de 5 a 5,2 euros, mantiene en BBVA (5,85 euros), Sabadell (1,05 euros) y Bankia (2,65 euros), toda vez que recorta el de las acciones de Caixabank (de 3,70 a 3,55 euros) y Bankinter (de 6,9 a 6,85 euros).

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios