CAEN A DOBLE DÍGITO

Las tecnológicas chinas pierden en bolsa la guerra comercial de Trump

Los inversores temen un fuego cruzado que afecte a todas las empresas tecnológicas a lo largo y ancho del globo

Foto: Wall Street (Reuters)
Wall Street (Reuters)

El último movimiento de Estados Unidos en la guerra comercial, con la inclusión del fabricante chino de dispositivos, Huawei, en la lista negra de empresas del país asiático ha sacudido al sector tecnológico global. Sin embargo, al mercado no le ha pillado del todo con el pie cambiado o, dicho de otra manera, desde que el presidente Donald Trump anunció a primeros de mayo un nuevo aumento de los aranceles a los productos chinos cuando se encontraba en plenas negociaciones con Pekín ya descontaban por dónde iban los tiros.

De hecho, desde el 3 de mayo, han sido las "FANGs chinas" las que más han sufrido en bolsa con caídas de doble dígito en todos los casos. La peor parte en este lapso de tiempo se la ha llevado Baidu, el motor de búsqueda chino con sede en Pekín y un diseño muy similar al de Google. Sus acciones se han desplomado en las últimas dos semanas un 22%. Le sigue Alibaba, el gigante del comercio electrónico, principal competidor de Amazon, que ha perdido un 18% en bolsa, mientras que Tencent, el gigante de servicios de internet ha perdido un 12%.

En cuanto a los fabricantes de dispositivos móviles, Xiaomi ha perdido un 12% en mayo y Huawei, aunque no cotiza en bolsa, está viendo sus bonistas están poniendo pies en polvorosa. El precio del papel con vencimiento 2025 ha caído de los 100 a los 96 dólares, mientras que a 2026 ha pasado de los 98 dólares a los 95 dólares, lo que supone un descuento de entre el 4% y el 6% respectivamente.

Fuente: Bloomberg
Fuente: Bloomberg

En cuanto a las estadounidenses, la peor parte se la está llevando Apple. No en vano es, junto al EEUU, el mercado donde más dispositivos vende y en las últimas presentaciones Tim Cook ya ha apuntado que está llamado a superar a este gracias al fuerte crecimiento de la clase media en China y que se espera pase del 14% en 2012 al 54% en 2022. No es de extrañar que el miedo al 'ojo por ojo' se esté traduciendo en una caída de sus acciones del 3% y más de un 9% desde el 3 de mayo, última sesión antes del anuncio de nuevos aranceles de Trump.

Apple en el punto de mira

Así, HSBC ha rebajado su precio objetivo para Apple de 180 a 174 dólares en tanto que en un fuego cruzado entre EEUU y China, la subida de aranceles por parte del gigante asiático a los productos de la manzana le va a obligar a la compañía a subir los precios y esto perjudicará a la demanda de los mismos.

Las ventas también han venido contagiándose al resto del sector tecnológico y entre las demás FAANGs estadounidenses las pérdidas desde el 1% de Facebook al 1,4% de Netflix. Mientras que Google, el protagonista de la jornada tras anunciar que dejaba de suministrar a Huawei, cae en los primeros movimientos de la bolsa un 3% cuando en las últimas dos semanas ha resistido prácticamente plano.

Pero no son los únicos, las caídas se están trasladando al resto de compañías del sector, tanto estadounidenses como europeas y fabricantes de chips como Intel, Qualcomm, Xilin o Bradcom, de quienes también se informa que no van a vender a Huawei, se han teñido de rojo en bolsa, con caídas de entorno al 4% cada una. Lumentum Holdings, compañía proveedora de tecnología de reconocimiento facial y la única firma que ha admitido públicamente que paralizaba su relación comercial con la empresa china, se ha anotado una caída del 7,73%

El presidente Donald Trump con su homólogo chino Xi Jinping
El presidente Donald Trump con su homólogo chino Xi Jinping

No en vano, “la decisión de Estados Unidos de volver a incrementar las tarifas arancelarias a China ha puesto fin a la tregua comercial, y ha reavivado la política de ojo por ojo del país asiático”, asegura Cristina Varela, de BBVA Research en su último estudio. Y es que a su juicio, la reanudación de las tensiones comerciales ha cogido por sorpresa a los mercados y ha provocado correcciones significativas en las bolsas”.

Y eso a pesar de que las negociaciones no se han roto y que Trump se sigue mostrando optimista de cara a un posible acuerdo. Sin embargo, el hecho de que el inquilino de la Casa Blanca haya declarado el estado de emergencia por la amenaza de espionaje por parte de empresas extranjeras, el veto a Huawei y el aumento de los aranceles no ayuda precisamente a un buen transcurso de las relaciones.

“Las conversaciones entre ambos países parece que de momento se han estancado, sin que se haya fijado fecha alguna para iniciar una nueva ronda de reuniones. La posibilidad de que una delegación estadounidense regrese a Pekín (China) la semana que viene, tal y como anunció la semana pasada que podría suceder el secretario del Tesoro de EEUU parece ahora remota tras la decisión del Gobierno de EEUU de prohibir la utilización de equipos y servicios de redes de telecomunicaciones de ‘adversarios’ extranjeros por motivos de seguridad, medida que afecta directamente a las compañías chinas", apuntan desde Linksecurities.

Y es que, al fin y al cabo, que el campo de batalla se haya centrado en el sector tecnológico demuestra que aquellos que apuntaban hace más de un año a que la guerra comercial en realidad era una lucha por la hegemonía tecnológica mundial estaban en lo cierto.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios