EL PENÚLTIMO ESLABÓN DEL BONO BASURA

Moody's hunde aun más a Deoleo: "Su estructura de capital es insostenible"

La agencia aprecia los esfuerzos de la aceitera por reforzar su estrategia publicitaria y así competir en calidad, pero cree que su estructura financiera no aguantará los próximos meses

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Moody's no se cree en el futuro de Deoleo. Dentro del grado especulativo (también conocido como 'bono basura') la agencia de 'rating' ha rebajado la calificación de la aceitera desde el Caa1 hasta el Ca, explicando que la estructura de capital actual de Deoleo es insostenible. "El 'rating' de hoy refleja la alta probabilidad de que Deoleo llegue a necesitar reestructurar su deuda o solicitar una extensión del plazo de cobro, lo cual resultaría en pérdidas para sus acreedores", explica Giuliana Cirrinciona, analista de Deoleo en Moody's.

La categoría Ca se adjudica a empresas consideradas como "altamente especulativas" y es la más baja antes de la C, el último escalón dentro del grado especulativo que situaría ya a una empresa en concurso de acreedores. Y es que Moody's cree que la situación de Deoleo presenta un alto riesgo de quiebra: "la estructura de capital de Deoleo es insostenble y los prospectos de una lenta e incierta recuperación del Ebitda sugieren que hay una alta probabilidad de que haya que acometer un reajuste del balance contable en los próximos 12 y 18 meses que podría ser perjudicial para los acreedores financieros de la empresa". La agencia recuerda que el próximo vencimiento de Deoleo es en junio de 2020 (60 millones de euros).

Como ya adelantó El Confidencial la semana pasada, los tenedores de los 556 millones de deuda contrataron los servicios de Houlihan Lokey para renegociar la reestructuración de la deuda, al mismo tiempo que Deoleo y su principal accionista, CVC Capital Partners, ha puesto en manos de Rothschild su reestructuración financiera. La compañía, matriz de marcas como Koipe, Hojiblanca, Carbonell, Bertolli y Carapelli, tiene previsto votar en la junta de accionistas del próximo 3 de junio su enésima reducción de capital (esta vez en 137 millones de euros) para reequilibrar su situación patrimonial.

"El rendimiento operativo de Deoleo durante 2018 continuó con la tendencia bajista de 2014, con la empresa registrando un Ebitda que cayó hasta los 15,4 millones de euros, en comparación con los 31,3 millones de euros registrados el año pasado", explica en el informe Moody's. "Como resultado del bajo Ebitda, el ratio de la deuda bruta ajustada vs. Ebitda elaborado por Moody's supone para la empresa un exceso de 30 veces a cierre de diciembre de 2018, el cuál Moody's encuentra insostenible".

Deoleo entró en quiebra técnica —es decir, su patrimonio neto se situó por debajo de la mitad de su capital social— después de cerrar el ejercicio 2018 con pérdidas de 291 millones de euros, de las cuáles 238 millones procedieron del ajuste a la baja del valor de sus activos. Entre los factores que la compañía justifica como los catalizadores de esta situación, Deoleo enumera el desplome de los precios en el mercado —hasta el punto de verse incapaz de competir— y el deterioro del mercado en Italia y EEUU.

"En la opinión de Moody's, la estrategia de la empresa de concentrarse en el marketing y publicidad para pasar de competir en precio a competir en calidad, llevará tiempo para dar resultados", explica la agencia, que sin embargo considera que la situación financiera de la aceitera es demasiado débil para aguantar los próximos hasta 18 meses y recoger los frutos de los esfuerzos de la compañía.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios