OPTIMISMO MACROECONÓMICO

La prima de riesgo cae a 95 puntos básicos y se acerca a mínimos de casi tres años

Los últimos datos macroeconómicos, así como las valoraciones de política monetaria, arrojan algo de optimismo económico, con el precio del 'bund' cayendo mientras que el español sube

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Tras registrar una leve subida a mediados de abril, de cara a las elecciones españolas, la prima de riesgo ha regresado a su tendencia bajista con el arranque de mayo hasta alcanzar los 95 puntos, una cifra que no veía desde julio del año pasado.

Esta bajada del índice se viene produciendo de manera general desde hace años, después de que la prima de riesgo alcanzase uno de sus máximos históricos a mediados de 2016 tras el terremoto desatado por el referéndum del Brexit. Pasado el mal trago, la prima de riesgo española cayó ese año por debajo de los 100 puntos a finales del verano, coincidiendo también con la estabilización política del país. Esto sin contar los mínimos extraordinarios de 60 puntos básicos alcanzados a principios del año pasado, cuando las agencias de 'rating' cambiaron su calificación española a niveles pre crisis. Todo esto bajo el contexto de la política de 'Quantitative Easing' impulsada por Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), desde 2015; la cual aprieta los diferenciales entre las rentabilidades de los periféricos y el bono alemán.

Este nivel se alcanza el viernes después de que el jueves la rentabilidad del bono español a diez años cayése por debajo del 1% mientras que el 'bund' alemán repuntase en las últimas semanas hasta afianzar una rentabilidad del 0,004%. Siendo la deuda soberana alemana el activo refugio por excelencia, la venta de estos por parte del mercado denota cierto optimismo macroeconómico. La renta variable, a su vez, refleja también los movimientos de los inversores durante la sesión; con el DAX cerrando al alza el jueves y el Ibex 35 terminando la jornada en rojo.

Y es que los mercados europeos han recibido esta semana los datos del PMI manufacturero elaborado por IHS Markit, con Europa superando las expectativas de los analistas aun pese a encontrarse por debajo del umbral de los 50 puntos —nivel por debajo del cual se apunta a la contracción industrial—. En España, el dato fue sólido: el PMI Manufacturero subió hasta los 51,8 puntos desde los 50,9 de marzo, gracias al incremento de las ventas y un aumento de la producción.

Por otro lado, el miércoles, la Reserva Federal de EEUU (de referencia para la política monetaria en Occidente) también arrojó algo de optimismo a los mercados, con su presidente Jerome Powell resaltando la fortaleza de la economía y matizando que, según él, la baja inflación se debe a factores transitorios.

Asimismo, el mercado rebaja ahora sus perspectivas de que vaya a haber bajadas de tipos de interés (señal de recesión), con los futuros para la reunión del septiembre recogidos por Bloomberg dándo una probabilidad del 30% a que se produzca esa rebaja (frente al 60% de los analistas que esperaba este escenario en marzo).

Las perspectivas de política monetaria y datos de rendimiento industrial, fueron justo los dos factores que impulsaron la volatilidad de los mercados de renta variable y fija en marzo, cuando el pesimismo macroeconómico llevó al 'bund' a entrar en rentabilidades negativas y a la curva de los bonos a tres meses y diez años en EEUU a invertirse.

Gonzalo Lardíes, gestor de A&G, recuerda que esto es una tendencia generalizada, con los demás países disminuyendo también el diferencial en las últimas sesiones —sobre todo teniendo en cuenta que, tal como el experto analiza, que el bono alemán se haya encontrado en negativo es "una aberración financiera", con los inversores buscando otros mercados en los que obtener algo más de rentabilidad—.

Esta es una visión con la que también concuerda Juan José Fernández-Figares, analista de Link Securities. "Como la rentabilidad del bono 10 años alemán está tan baja hay inversores que han optado por asumir algo de más riesgo y están adquiriendo bonos de los países periféricos, entre ellos Italia y España, que ofrecen rentabilidades más elevadas", explica el experto. "La compra de esos bonos impulsa su precio al alza y sus rentabilidades a la baja".

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios