crónica de bolsa

JP Morgan augura presiones del 'Ibex' para un Gobierno PSOE-Ciudadanos

Los inversores dan por válidos los dos posibles escenarios teniendo en cuenta que las peores opciones han quedado descartadas

Foto: El presidente de Pedro Sánchez junto a Albert Rivera (Efe)
El presidente de Pedro Sánchez junto a Albert Rivera (Efe)

Se cumplió el guión. El Partido Socialista ha ganado las elecciones generales con la holgura que le adelantaban las encuestas. El presidente del Gobierno será Pedro Sánchez y tiene la opción de serlo conformando un Gobierno monocromático de izquierdas con el apoyo de los nacionalistas o pactando con Ciudadanos para cuatro años de moderación. Dos escenarios que, antes de los comicios, los inversores ya daban por válidos teniendo en cuenta que las peores opciones, como serían el futuro del país en manos de los separatistas o un bloqueo institucional, han quedado descartados.

Así, la primera clave de los inversores era que, a diferencia de lo que había ocurrido en elecciones de otros países vecinos, "Europa no está en la agenda", por lo que el riesgo de un enfrentamiento a Bruselas o la rebeldía frente a los objetivos de déficit no es un riesgo para España en estos momentos, se forme al final el Gobierno que se forme. Por otro lado, los analistas ya adelantaban que un buen resultado sería un Gobierno PSOE-Ciudadanos y tras la distribución de escaños la aritmética, al menos, lo permite. "Sería el más positivo, en tanto que pones contrapeso en los dos lados, el social y el económico, y te quitas de encima el riesgo de Podemos", aseguraban fuentes del mercado a Cotizalia.

En este sentido, desde JPMorgan se atreven a poner sobre la mesa tres escenarios a los que, además, les dan probabilidades. En primer lugar, "una coalición pro-mercado centrista PSOE-Ciudadanos, a la que atribuimos una probabilidad de éxito del 30%, para 180 escaños"; el segundo escenario posible es "una controvertida y posiblemente inestable amalgama de izquierdas" a la que también le atribuyen un 30% de posibilidades; y por último, un escenario "menos amigable para el mercado pero con una coalición homogénea PSOE-Unidas Podemos junto a otro pequeño partido laborista local " a la que los expertos del banco de inversión dan una probabilidad del 20%.

Con todo, JP Morgan apuesta a que "van a producirse presiones significativas por parte del mundo empresarial para un gobierno de centro formado por PSOE-Ciudadanos, cambiando la carga de la decisión sobre el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y amonestando la postura de Sánchez durante el próximo mes". Sin embargo, no creen que se vaya a producir ningún acercamiento antes de que se celebren las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 29 de mayo. "Que no haya diálogo entre el PSOE y Ciudadanos en las próximas semanas no es indicativo de que la opción centrista es inviable", afirman.

Y es que la entrada de las políticas de Podemos afectarían directamente a los intereses del Ibex 35. "Recoge en sus programas medidas que no son precisamente 'amigables' con las empresas, con sectores como el de las utilidades, la banca, el automóvil o las inmobiliarias patrimonialistas entre los que pueden ver modificados sus marcos regulatorios", explican desde Linksecurities. "No obstante, no esperamos que hasta junio los partidos políticos 'enseñen sus cartas' ya que antes deberán afrontar las elecciones locales y las europeas, en las que también se juegan mucho", continúan.

Por ello, es muy posible que hasta entonces la bolsa española sufra volatilidad y se quede algo retrasada respecto al resto de índices europeos, aseguran los expertos.

En este sentido, para Stephanie Kelly, economista política de Aberdeen Standard Investments, "Más allá de Ciudadanos, las coaliciones se vuelven muy complicadas para el PSOE debido a las cifras en el parlamento entre los partidos más pequeños. Podríamos, por tanto, necesitar bastante tiempo para ver una resolución, sobre todo teniendo en cuenta que tenemos unas elecciones autonómicas y de las europeas el mes que viene".

Esto significa, a juicio del experto, que podríamos "ver más inmovilismo político en España". Aunque la buena noticia a su juicio es que "la economía española ha resistido bien incluso en este periodo de crecimiento más débil y las reformas estructurales que se pusieron en marcha después de la crisis deberían apoyar este crecimiento", concluyen.

A su vez, los analistas de UBS mantienen la cautela. Para el banco suizo, las dos opciones posibles es un pacto de centro-izquierda con Podemos o uno de centro-derecha con Ciudadanos. "El primero es más probable, pero puede que de lugar a negociaciones más complejas que probablemente empiecen tras las elecciones locales y las europeas el 26 de mayo", explica la firma en su último informe. UBS no espera que los resultados tengan un impaco pronunciado, pero resaltan que "una coalición de centro-izquierda podría priorizar un incremento del gasto social, financiándolo con impuestos más altos para cumplir con los límites presupuestarios y podría frenarse en algunas reformas estructurales". Un escenario que el suizo ve como potencial presión sobre algunos activos financieros pero que probablemente no dañe lo que ve como "un crecimiento económico resiliente".

Y otro tanto para Goldman Sachs. El estadounidense considera que "la incertidumbre política tendrá pocas consecuencias en 2019, pero el tipo de gobierno que surja de las elecciones podría tener un impacto para las perspectivas de España en el medio y largo plazo. Sin embargo, a diferencia de UBS, que aprecia un resultado que otorga estabilidad dado los escaños conseguidos por el PSOE, Goldman ve "un Congreso fragmentado" por lo que no cree que la formación de gobierno vaya a ser fácil.

Calma en el mercado

Pese a comenzar la sesión con caídas, el Ibex 35 ha terminado el día en verde, con una subida del 0,12% en los 9.515 puntos —en línea con los avances de alrededor del 0,2% que han registrado el CAC 40 y el DAX. En el mercado secundario, la prima de riesgo española ha retrocedido más del 4% hasta los 101 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1%. Eso en una jornada en la que la vida continúa más allá de las elecciones generales y que va a tener a los inversores pendientes de los resultados empresariales, con dos grandes del selectivo.

Por un lado, Bankia ha comunicado antes de la apertura una caída del 10,8% de su beneficio en el primer trimestre del año, hasta los 205 millones de euros, y BBVA todavía está pendiente de confesionarse.

Por lo pronto, los bancos, que son el sector que ha estado en el centro de todas las dianas de Podemos, han sido el gran motor de las subidas. Bankia ha celebrado sus resultados con un avance del 2,9%, mientras que BBVA ha cerrado sus sesión de espera con un alza del 0,7%. De entre los que no presentan resultados el lunes, el que más gana es CaixaBank (+2,8%), seguido por el banco Sabadell (2,6%), Santander (1,9%) y Bankinter (+1,7%)

En cuanto a las utilities, que es el sector más regulado, las ventas sí que han hecho acto de presencia. De esta forma, Iberdrola se ha dejado un 1,37, Endesa ha caído un 0,81%, Red Eléctrica un 0,3% y Acciona ha cerrado plano.

La que peor castigo se lo ha llevado Ence, que se ha desplomado un 4,7% ante la continuidad de Pedro Sánchez después de que fuera su cambio de parecer el que haya puesto en peligro el futuro de su fábrica en Pontevedra.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios