CON LA CAÍDA DE LOS RETORNOS

La banca 'admite' haber inflado comisiones en fondos garantizados durante años

La caída de los tipos de interés ha hundido la rentabilidad que las gestoras pueden garantizar, por lo que también han reducido los gastos repercutidos al cliente

Foto: Ahorro. (2XL-File)
Ahorro. (2XL-File)

“No nos queda más remedio que reducir comisiones”. Con esta premisa, reconocida por ejecutivos de la banca, las entidades han rebajado las comisiones respecto al pasado en la oleada de fondos garantizados que han lanzado en los últimos cuatro meses para retener o captar al inversor más conservador, asustado de las pérdidas generalizadas el año pasado.

Los últimos fondos garantizados que han llegado al mercado, y que se han convertido en productos ‘superventas’ en el inicio de 2019, tienen comisiones de entre el 0,3% y el 0,5% sumando tanto el concepto de gestión como el de depósito. Es decir, por cada 1.000 euros invertidos por el cliente, la gestora ingresa cada año entre 30 y 50 euros.

Varios bancos y una aseguradora, Mapfre, han lanzado decenas de garantizados con los que han captado de forma neta -entradas menos salidas- 400 millones entre enero y marzo, elevando el patrimonio de la categoría hasta los 20.000 millones, según datos de la patronal, Inverco. Estos productos garantizan rentabilidades anuales inferiores al 0,5%, porque son carteras creadas con bonos sobre los que se construye una estructura, pero la política monetaria de tipos al 0% y compras de activos ha hundido la rentabilidad de la renta fija.

Muchos de estos fondos se nutren de bonos soberanos como el español, que cotiza en el tramo de 10 años al 1%, frente al 6% de 2012, en plena recesión. Un año antes, con el bono por encima del 5%, Bankia lanzó un garantizado -el Bankia Garantizado Rentas 1- que aseguraba una tasa anual equivalente (TAE) neta del 4,25%, mientras que la comisión era del 1,36%. Este vehículo tenía un horizonte temporal de cinco años hasta 2016, cuando superaba los 300 millones de patrimonio. Es decir, generó ingresos para la gestora del banco de más de 4 millones anuales, y repitió éxito con otra decena de fondos iguales.

Con el objetivo de tener productos que ofrecer al cliente más conservador que es habitual de depósitos y salió escaldado en 2018 con sus inversiones en fondos, Bankia ha lanzado este año otro garantizado, el Bankia Garantizado Valores Responsables, que asegura una TAE mínima del 0,149% y máxima del 0,841% si hay evolución positiva en bolsa de las acciones de AXA, Repsol y Orange. La comisión es del 0,28% por gestión y del 0,03% de depositaría.

Aunque el primer fondo era un garantizado de rendimiento fijo y el segundo de rendimiento variable, refleja la reducción drástica de rentabilidad para el cliente y comisiones para el banco. En el primer caso, la disminución es por los tipos de interés, pero en el segundo no ha variado el coste para crear y lanzar el fondo, sin embargo el coste ha caído en un 77%.

Esta tendencia es habitual, y los ejecutivos admiten en privado que no son fondos con los que se vaya a perder dinero, lo que implica que en el pasado se cobraron comisiones muy superiores a lo necesario, elevando el margen en favor del banco. La razón reside en la falta de competencia en estos vehículos, que coloca de forma masiva la red entre sus clientes sin que estos hagan un ejercicio profundo de comparación, según consideran los profesionales del sector. Como los tipos eran más altos, los bancos podían cobrar más comisiones ofreciendo retornos positivos, algo que ya no pueden hacer en la actualidad. Esta situación se reproduce en el segmento de planes de pensiones, pese a que curiosamente el Ministerio de Economía de Luis de Guindos dejó fuera a los garantizados de la reducción de comisiones máximas en 2017.

Mapfre ha protagonizado otro ejemplo similar. Hace años comercializó el Fondmapfre Garantizado 911, con una TAE variable de entre el 1,94% y el 6,78% si la bolsa registraba una evolución positiva, y del 0% en caso contrario. La comisión, que era decreciente, oscilaba entre el 2% inicial y el 1%. Ahora, la aseguradora ha lanzado el Fondmapfre Garantía, con el que aspira al menos a captar 133 millones de euros, cifra a partir de la que prevé cobrar comisiones de suscripción del 5%. La TAE mínima del fondo será del 0,34% para inversiones mantenidas entre junio de 2019 y junio de 2024, mientras que la comisión es del 0,42% entre gestión y depósito.

La comisión que cobra Mapfre por un producto comparable se reduce en seis años entre un 60% y un 80%. Ibercaja ha protagonizado una reducción de costes también llamativa pero en apenas tres meses, desde el lanzamiento del Ibercaja 2027 Garantizado en enero al Ibercaja 2027 Garantizado 2 en marzo. En estos tres meses el Banco Central Europeo (BCE) confirmó el retraso en la subida de tipos al menos hasta el año que viene. Los cambios en la curva de expectativas sobre el ‘precio del dinero’ se notaron en la oferta de la gestora del banco aragonés: la TAE garantizada disminuyó en menos de 100 días del 0,7% al 0,5%, y la comisión del 0,46% (contando con un 0,04% por depósito) al 0,295%.

Abanca, Bankia, Ibercaja, Bankoa (Crédit Agricole), Mapfre, Kutxabank o Gescooperativo han lanzado garantizados en los últimos tres meses, con rentabilidades garantizadas inferiores a la inflación esperada, lo que supone represión financiera para el bolsillo de los partícipes. Asimismo, otras entidades han añadido a la oferta fondos que funcionan de forma similar, como una suerte de vehículos de retorno absoluto, pero sin garantía. Kutxabank Gestión ha sido la gestora con más suscripciones netas entre enero y marzo, con casi 300 millones, mientras que Ibercaja Gestión ha sumado otros 200 millones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios