AMORTIZARÁ 1.500 M DE DÓLARES

¿Cambio de criterio del Santander? Amortiza un CoCo tras revolucionar el mercado

El banco decide amortizar un bono contingente convertible en dólares que cotizaba con un cupón del 6,375% por valor de 1.500 millones de dólares

Foto: Logo del Banco Santander.
Logo del Banco Santander.

Cambio de tercio de Banco Santander. Si hace dos meses revolucionó el mercado de CoCos (bonos contingentes convertibles o AT1) al no amortizar una emisión, ahora hace lo contrario con títulos por valor de 1.500 millones de dólares con un cupón del 6,375%.

El banco cántabro ha anunciado este martes por hecho relevante la amortización anticipada voluntaria de un CoCo emitido en 2014 en dólares con un cupón superior al 7,25% al que emitió a principios de febrero 1.200 millones de dólares. “La decisión de no amortizar en febrero y de sí hacerlo ahora con esta emisión es por lógica económica”, apuntan fuentes de la entidad. En caso de no amortizar, según cálculos de analistas, el coste habría crecido hasta en tornos del 7,2%.

La amortización se realizará el próximo 19 de mayo. Los fondos que más inversión tienen en este CoCo, según Bloomberg, son grandes gestoras internacionales como Invesco, TIAA-CREF, First Trust, GAM o Legg Mason.

La última emisión fue también en divisa norteamericana, pero con un cupón claramente mayor, mientras que un activo considerado libre de riesgo como el bono del Tesoro estadounidense a 10 años cotizaba en ambos casos a niveles similares, entre el 2,6% y el 2,8%. Si bien el euro ha pasado de los 1,4 dólares en 2014 a estar por debajo del cruce de 1,2 este año, con lo que se encarece el coste. En el momento de emitir hace cinco años, eran menos de 1.100 millones de euros, mientras que ahora son en torno a 1.300 millones.

En cualquier caso, el lanzamiento al mercado de un nuevo CoCo en febrero dio al Santander margen de maniobra. Los bancos tienen que emitir cierto nivel de estos títulos como requerimientos regulatorios de capital, y son instrumentos de deuda que se transforman obligatoriamente en acciones cuando se cumplen determinadas circunstancias negativas, o sobre los que el acreedor es más fácil que pierda el dinero. Por ello, pagan cupones más altos que otras emisiones. Asimismo, son perpetuos, sin obligación de devolverlos nunca, pero el emisor tiene ventanas opcionales de liquidez (‘call’).

La primera vez que un banco europeo no acudió a una ‘call’ fue en febrero, con Banco Santander y el CoCo que se ha convertido en el más famoso de la eurozona. Es en euros y tenía un cupón del 6,25%, pero que se reduce a 541 puntos básicos sobre el euríbor a cinco años, que está en negativo. Así, para la entidad tiene un coste menor que una nueva emisión, como pudo comprobar en febrero. Pero también la tenía la emisión que ha cancelado.

Más coste del capital

Sea como fuere, Banco Santander puso en pie de guerra a los inversores institucionales, que pudieron comprobar que efectivamente los CoCos son perpetuos y que no se amortizan de forma obligatoria, algo que aunque lo dice la teoría, hasta ahora no había sido así en la práctica. Una vez que no acudió a la primera ‘call’, el banco tiene una ventana cada trimestre, y tiene que avisar con un mes de antelación si va a amortizar. El próximo límite para el anuncio será a mediados de mayo.

En cualquier caso, los bancos tienen que jugar con finura para cumplir sus objetivos de financiación. El coste del capital -rentabilidad exigida por los inversores- se ha disparado hasta superar el 12%, según los niveles de PER (veces que se repite el beneficio por acción en el precio) estimados por el mercado a futuros, desde el 10% calculado por el Banco de España el año pasado. Esto quiere decir que los inversores exigen más retorno para invertir en bancos, ya sea en acciones, en bonos en híbridos como estos CoCos.

Asimismo, el grueso del sector financiero europeo que ha acudido al mercado en los tres meses y medio que van de año, incluyendo a Banco Santander en febrero, ha podido comprobar cómo ha empeorado el perfil de riesgo por la combinación de dos factores: se alarga el periodo de tipos bajos por parte del Banco Central Europeo (BCE) y, como dejó claro la institución con sus previsiones, se ha deteriorado el cuadro macro. Todo esto, en un contexto de presión regulatoria e incremento de la competencia.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios