el ibex cierra en ulos 9.355 puntos

La banca europea se tiñe de rojo tras el llamamiento a la paciencia de la Fed

La Reserva Federal anunció el miércoles que no subirá tipos este año, reviviendo el fantasma de la baja rentabilidad bancaria desatado por el BCE hace apenas unas semanas

Foto: Fráncfort, considerada capital financiera de Europa. (Reuters)
Fráncfort, considerada capital financiera de Europa. (Reuters)

Los bancos han amanecido este jueves con el mensaje de la Reserva Federal de Estados Unidos, que el miércoles descartó subir tipos de interés en 2019 y concretó el fin de la reducción de balance. Cargando ya con la visión 'dovish' del Banco Central Europeo (BCE), los bancos del Viejo Continente han reaccionado negativamente en bolsa el jueves, con las entidades retrocediendo tanto en el Ibex 35 como en el resto de mercados europeos.

En el parqué español, Banco Sabadell —entidad que más ha sufrido en los recientes episodios de desplomes bursátiles del sector— ha caído un 3,14%, seguido de Bankia que ha perdido un 2,54%. De forma más moderada, Santander (2,5%), CaixaBank (1,7%), Bankinter (1,4%) y BBVA (0,8%) también han terminado la jornada a la baja. Asimismo, el Ibex 35, un índice sumamente bancarizado por el peso de las capitalizaciones bursátiles de este sector, ha cerrado con un sesgo negativo del 0,5%.

Lo mismo ocurre en el resto de Europa. En Italia, Unicredit ha perdido un 1,7% e Intesa se ha dejado un 0,7%, mientras que en Francia, Société Générale ha renunciado a un 2,4% y BNP un 2,6%. En Alemania, los dos bancos estrella en las últimas jornadas por sus negociaciones de fusión, DeutscheBank y Commerzbank han retrocedido un 4,1% y 2,7% cada uno.

[Draghi prolonga la travesía en el desierto de la banca y desajusta los planes estratégicos]

No en vano, las palabras pronunciadas el miércoles por el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, han recordado duramente a las del propio Mario Draghi, que hace apenas unas semanas también confirmó lo que los mercados ya llevaban tiempo temiéndose: no va a haber subidas de tipos este año. Asimismo, Powell volvió el miércoles a poner el dedo en la llaga, justificando que "los datos no dicen que tengamos que movernos en una dirección o en otra, por eso estamos siendo pacientes" y matizando que la ralentización "observada en la Unión Europea y China" están comenzando a funcionar como un "viento en contra" a la economía estadounidense.

Los datos no dicen que tengamos que movernos en una dirección o en otra, por eso estamos siendo pacientes

Y es que los tipos de interés, tanto los de facilidad de depósito como los de operaciones principales de financiación, son una parte clave de los balances y planes estratégicos de la banca. Asimismo, unos tipos de interés al 0% ponen en peligro sus márgenes financieros e imposibilitan la rentabilidad por su actividad ordinaria: prestar dinero con un diferencial sobre el tipo oficial.

"En principio, la Fed no tendría por qué estar afectando a los bancos más allá de aquellos que tienen negocio allí y en Latinoamérica (economías dependientes de lo que ocurra en Estados Unidos)", explica Nuria Álvarez, de Renta4. Sin embargo, la analista matiza que "la realidad es que la reunión de la Fed pone de manifiesto lo que ocurrió también con el BCE que revisó las estimaciones de crecimiento y retraso nuevamente el inicio de subidas de tipos".

"Este entorno es complejo para la banca en ausencia de subidas de tipos de interés, aumento del coste de financiación, presión al alza del coste de riesgo (desde los niveles mínimos en el caso concreto de España) y presión regulatoria", zanja Álvarez.

El parón de política monetaria con todo, está siendo generalizado en Occidente. El Banco de Inglaterra, por ejemplo, también ha anunciado que se tomará una pausa en la política monetaria —aunque en su caso el gran nubarrón del horizonte es el Brexit y la incertidumbre que este conlleva—.

Al otro lado del charco

Al otro lado del océano Atlántico, los bancos estadounidenses cotizan a ritmos dispares. JP Morgan pierde un 1,5%; Citigroup cae un 0,4%; Goldman Sachs gana un 0,3% y Morgan Stanley avanza un 1%. Y es que pese a que Powell se esté tomando actualmente un respiro, los tipos ya llevan subiendo desde 2015 —cuando Janet Yellen estaba al mando—. Actualmente, los tipos están entre el 2,25% y 2,5%.

Y es que todo se remonta a la rapidez con la que se respondió a la crisis en cada geografía. Mientras que en Europa se esperó a 2011 para tomar cartas sobre el asunto, en EEUU las medidas de choque fueron inmediatas, por lo que la normalización de su política monetaria está mucho más avanzada.

Lo que sí que celebran los mercados en general es la actitud acomoditicia de Powell, que les permite seguir gozando de dinero barato un tiempo más. Asimismo, el S&P 500 sube un 1,15% mientras que el Dow Jones avanza un 1%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios