El cierre afecta a miles de empleos

Ence demandará al Estado si le cierran la planta: reclamará por las inversiones hechas

La compañía de celulosa y biomasa ha cifrado en 185 millones de euros el impacto que tendría el cese de la actividad en dicha biofábrica, donde comprometió 71 millones de euros por la prórroga

Foto: La fábrica de Pontevedra. (EFE)
La fábrica de Pontevedra. (EFE)

Ence se plantea ya demandará al Estado si finalmente las demandas contra su planta de Pontevedra prosperan y se ve obligada a cerrar, según fuentes al tanto de la situación nde la empresa. En este escenario, la firma dedicada a la energía y la celulosa reclamaría por las inversiones comprometidas con el Gobierno de Rajoy en 2016, que le otorgó una prórroga para seguir operando durante 60 años más.

La empresa dirigida por Ignacio Colmenares ya ha desembolsado más de 40 millones para mejoras de la planta desde entonces y el acuerdo con el Ejecutivo elevaba esta cifra hasta los 71 millones de euros, cifra que potencialmente se jugaría el Estado si finalmente se rompe el acuerdo con la empresa.

Al margen de lo anterior, Ence ya había comprometido otros 10 millones de euros de inversión más para esta planta. La cifra se elevaría sustancialemente en los próximos años. El plan estratégico que presentó la empresa en noviembre de 2018 eleva la inversión en la planta de Pontevedra de celulosa hasta los 350 millones de euros.

Toda la problemática parte del cambio de criterio de la Abogacía del Estado, que ha desistido de defender la posición de Ence contra las demandas por la actividad de la planta y su daño medioambiental. Después de ganar una sentencia, los abogados de Estado, a instancias del Ministerio de Transición Ecológica, han decidido inhibirse en la causa (allanarse) y no seguir defendiendo su posición. Así, las demandas del Ayuntamiento de Pontevedra (BNG), Greenpeace y la Asociación Pola Defensa da Ría (ADPR) tendrán menos obstáculos de cara a que prosperen sus denuncias, que buscan el cierre de la fábrica de celulosa. Mientras tanto, este sábado hay convocada una manifestación en Pontevedra contra la fábrica de Ence.

Sigue la caída en bolsa

Las acciones de Ence continuaron este viernes en caída libre. Tras dejarse ayer más de un 5% al conocerse que el Estado no iba a defender la prórroga de su planta de Pontevedra, hoy se ha dejado otro 5,6%, a la cabeza de las pérdidas del Ibex 35. No en vano, la compañía de celulosa y biomasa ha cifrado en 185 millones de euros el impacto que tendría el cese de la actividad en dicha biofábrica, aunque lo ha calificado de "improbable".

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha asegurado que "en el improbable supuesto de que se produjera el cese de actividad, tendría lugar un impacto único extraordinario ('one-off') en la cuenta de resultados del entorno de 185 millones". La empresa cree que el cierre afectaría a 2.100 empleos en la zona correspondientes al impacto forestal. Por otro lado, existen otros 2.700 empleos correspondientes a contratistas del área industrial, de logística y transporte.

De esta cifra, 74 millones de euros tendrían impacto en caja, de los cuales 43 millones corresponderían a actuaciones de desmantelamiento, 16 millones a la cancelación de contratos en vigor (basados en la experiencia de desmantelamiento de la antigua fábrica de Huelva) y 15 millones al coste de un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción total. La cifra restante de 111 millones no tendría efecto en caja, ya que responde al deterioro del activo.

"En este peor escenario, la fortaleza del balance de la sociedad y su bajo endeudamiento, unido a los altos precios de la celulosa previstos para los próximos años, permitiría a la sociedad hacer frente a la situación reformulando su plan estratégico sin renunciar a sus objetivos", ha señalado.

La compañía ha realizado esta valoración económica en "el peor escenario", es decir, en una eventual situación en la que las acciones judiciales ejercitadas para defender la validez de la prórroga concedida por la Administración General del Estado en 2016, incluyendo los recursos ordinarios y extraordinarios que se formulen ante las más altas instancias judiciales, se hubieran agotado sin éxito.

A ello se sumaría que no se encontrara un alternativa aceptable para Ence que permitiera la continuidad de la actividad de la biofábrica de Pontevedra, lo que llevaría aparejado el cese de actividad de la biofábrica.

En el ejercicio 2018, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la Ence alcanzó los 291 millones de euros, de los cuales 245 millones corresponden al negocio de celulosa, y, en concreto, 99 millones proceden de la biofábrica.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios