cierran a la cabeza del ibex 35

Los inversores se refugian en las eléctricas ante la prórroga en la subida de tipos

El retraso de la subida de los tipos alenta a los inversores conservadores a entrar en sectores refugio, sobre todo si ofrecen dividendos generosos y la deuda barata les viene bien

Foto: Torres eléctricas. (Reuters)
Torres eléctricas. (Reuters)

Cuando Mario Draghi habla, las bolsas tiemblan. Después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya avisado de que retrasa las perspectivas de subidas de tipos de interés para finales de año (si es que los llega a subir este año), los inversores han huído despavoridos de los bancos y del golpe que semejante panorama supone para su —ya baja— capacidad de generar rentabilidad. En cambio, las eléctricas han cerrado a la cabeza del Ibex 35, con subidas de alrededor del 3% cada una.

La autoridad monetaria ha hecho oficial este jueves lo que ya era un secreto a voces: seguirá dando dinero barato una temporada aun más larga. El BCE ha aprobado todas las medidas por unanimidad, lo que evidencia hasta qué punto está preocupado por la economía. No en vano, la demanda China no da señales de revitalizarse (habrá que esperar al efecto de las nuevas políticas de su gobierno), mientras que en Italia ya ha entrado en recesión técnica, el PIB de Alemania se aplana por momentos.

Los analistas, de hecho no predicen que el regulador monetario vaya a endurecer su política monetaria hasta antes de 2020, y algunos incluso alargan sus perspectivas para 2021, por culpa de la debilidad de la economía. Ante dicho contexto, y con un Ibex 35 hundido por el peso del sector bancario, las eléctricas se han llevado lo mejor de la jornada: Iberdrola ha subido un 3,5%, seguida de Endesa (3,3%), Naturgy (2,8%), Enagás (2,64%) y Red Eléctrica.

Son varias las razones que explican esta tendencia. Por un lado, las eléctricas amortigüan los 'shocks' macroeconómicos y de políticas monetarias que puedan entrever los inversores en el horizonte. Por otro lado, las eléctricas son empresas con altos niveles de deuda —sobretodo en plena transición energética, que las lleva a invertir grandes cantidades de dinero en nuevos retos—. Inversiones que, sin embargo, llevan a cabo manteniendo o incluso incrementando sus dividendos, lo cual ofrece a los inversores conservadores otra razón por huír a estas empresas: el 'yield' de invertir en acciones de las grandes eléctricas compensa más que la baja rentabilidad de unos bonos en un entorno de tipos al 0%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios