ahorro e inversión

Los planes de pensiones que ganan en rentabilidad a las entidades financieras

Un informe analiza las inversiones entre 2003 y 2018 y destaca que los planes de pensiones con mayor rentabilidad no son los que más inversores tienen ni los que más dinero gestionan

Foto:

La probabilidad de llegar y dar un ‘pelotazo’ en bolsa a corto plazo no le pasa a nadie salvo a Damian Lewis en el libro ‘Billions’. En cambio, cuando el tiempo juega a favor de la inversión se tienen mayores posibilidades de ganar dinero comprando acciones. Ese tiempo es el que hará que los planes de pensiones acumulen rentabilidades atractivas en el largo plazo.

Esto sucede porque el largo plazo es el que permite recoger las tendencias alcistas del parqué, el que mejor esquiva la volatilidad y el que se beneficia del interés compuesto, por el que la inversión crece de forma exponencial al sumarse al capital inicial la rentabilidad generada. Claro está, siempre que se cuente con un equipo gestor que sepa moverse entre los vaivenes de los mercados bursátiles, algo que no siempre ocurre.

Al menos, así se podría deducir de los datos de un informe sobre la rentabilidad de los fondos de pensiones en España entre 2003-2018, elaborado por el profesor de Finanzas de la escuela de negocios IESE Pablo Fernández, en el que solo seis de los cerca de 400 planes de pensiones a 15 años lograron batir la rentabilidad promedio anual del Ibex 35 registrada en el último lustro, que fue del 5,3%.

“Con los datos que proporcionan la mayoría de los planes españoles es imposible saber si la gestión activa ha generado valor para sus partícipes”, señala el documento. A diferencia de la gestión pasiva, cuyas operaciones están automatizadas, en la activa el gestor o gestores hacen un seguimiento de la evolución de las acciones en las que se invierte.

Sin embargo, el profesor lo cuestiona en determinadas firmas, a tenor de sus “pobres” resultados, e invita a “informar a sus partícipes de cuántas compras y cuántas ventas han realizado y de la cuantía de las comisiones que pagaron (la mayoría no lo han hecho)”. Asimismo, afirma que “sería interesante que proporcionaran el dato de la rentabilidad que habrían obtenido si no hubieran movido la cartera: así sí sabríamos exactamente qué valor aportó (más bien, restó en la mayoría de los casos) la gestión activa”.

De este modo, los planes que se salen al alza de la media son los de las gestoras independientes Bestinver y Renta 4, que fueron los más rentables, alcanzando unas ganancias promedio del 7,07% y 7,01%, respectivamente, seguidos por Santalucía (6,5%), Santander y BBVA, ambos con el 6,01% y CaixaBank (5,62%).

Fuente: Rentabilidad de los Fondos de Pensiones en España. 2003-2018.
Fuente: Rentabilidad de los Fondos de Pensiones en España. 2003-2018.

En el vagón de cola, y al margen de la capacidad profesional del equipo de gestión, no se entiende que haya planes de pensiones a corto plazo, ya que el ahorro invertido en la jubilación necesariamente requiere de un horizonte temporal a largo plazo. De este modo, de los quince peores planes, seis tienen una duración de la cartera inferior o igual a dos años y registran rendimientos inferiores al 0,52%. Si únicamente se tiene en cuenta la inflación, se quedan, por otra parte, en nula rentabilidad.

Y es que a la ganancia obtenida hay que restarle el coste de la vida y las comisiones de los planes. Solo en gestión, las tarifas se sitúan entre el 0,30% y el 1,4% (por ley están limitadas al 0,85% para los de renta fija, 1,3% para los mixtos y 1,5% para los variables y garantizados). A ello hay que añadir la de depositaría (topada al 0,20%), suscripción y reembolso, estas dos últimas si las hubiera.

Los peores, en bancos y aseguradoras

También llama la atención que entre los peores en rentabilidad ninguno está manejado por una gestora independiente, sino principalmente por bancos y aseguradoras, lo que no dice mucho a favor de estas entidades financieras. En cuanto al número de partícipes y al patrimonio acumulado, el informe también destaca que los fondos con mayor rentabilidad no son precisamente los que más inversores y más dinero gestionan. Si lo analizamos por partícipes, la media de rentabilidad de los 15 planes con más suscriptores es del 1,33%, y por patrimonio, del 1,69%. De esos 30 fondos, la banca controla nuevamente a la mayoría (25) y el resto son de aseguradoras, lo que demuestra la bancarización de este producto.

A cierre del ejercicio pasado, el 78% del patrimonio se mantiene en manos de los bancos, según los datos de la consultora Vdos, mientras que el 7% está en gestoras independientes y el 4% en aseguradoras. Este hecho también lo corrobora la encuesta del Observatorio del Ahorro y la Inversión en España 2018, impulsado por Bestinver e IESE, que señala que casi la mitad de los inversores desconoce el trabajo de las gestoras de inversiones o sociedad de valores y bolsa.

Fuente: Encuesta Observatorio Bestinver/IESE.
Fuente: Encuesta Observatorio Bestinver/IESE.

El largo plazo, esencial en la jubilación

“La inversión en jubilación no puede ser más que con un horizonte temporal a largo plazo”, insisten en Bestinver. Tal y como explican desde la gestora, es con el tiempo como el precio de las acciones recoge el verdadero valor de una empresa. Ahora bien, “la cartera debe estar bien diversificada en buenas compañías y gestionada por un equipo que sepa adecuar el riesgo”.

¿Y qué se entiende por buenas compañías? Paula Mercado, directora de Análisis de Vdos, lo resume: modelo de negocio y flujo de caja sostenido, pertenecer a un sector en crecimiento, tener un recorrido histórico y estar dirigida por un equipo directivo fiable. Con un horizonte temporal amplio la inversión recomendable son las acciones. Conforme se acerque la fecha de jubilación, habrá que ir reduciendo posiciones arriesgadas en favor de una estrategia más conservadora, donde el objetivo sea mantener el patrimonio.

Según se acerca la jubilación hay que reducir posiciones arriesgadas en favor de una estrategia más conservadora

“Un inversor de 40 años puede, y debe, invertir mayoritariamente en renta variable para rentabilizar su inversión lo más posible, aprovechando la posibilidad que tiene de recuperar cualquier retroceso eventual de los mercados bursátiles. En cambio, un inversor que está cerca de la jubilación o con un nivel de tolerancia al riesgo bajo debería sobreponderar renta fija en su cartera”, señala la analista.

El Confidencial, en colaboración con Bestinver, gestora independiente especializada en fondos de inversión y planes de pensiones, pone a disposición de sus lectores el espacio Ahorro e Inversión. Con 30 años de experiencia y 6.200 millones de euros de patrimonio bajo gestión, Bestinver trabaja con el objetivo de generar las mejores rentabilidades a largo plazo para sus inversores.

Mercados

El redactor recomienda