GUERRA POR EL CONTROL DE DIA

Los herederos de Carrefour afloran un 3,2% en DIA y entran en la batalla por su control

Naturinvest se ha unido a otros dos institucionales (Pablo Gómez-Pablos y Altocapital Inversiones) para sindicar sus acciones y con ello tener un 3,24% de los derechos de voto

Foto: Supermercado de DIA. (Reuters)
Supermercado de DIA. (Reuters)

Dos días después de que el magnate ruso Mikhail Fridman haya comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su intención de lanzar una opa sobre DIA a precio de saldo (0,67 euros) para comprar el 71% que no controla, los herederos de Carrefour, que ya habían echado el ojo a la compañía como adelantó El Confidencial, han movido ficha. Según han comunicado al regulador, Naturinvest se ha unido a otros dos institucionales (Pablo Gómez-Pablos y Altocapital Inversiones) para sindicar sus acciones y con ello tener un 3,24% de los derechos de voto de la compañía.

[Siga la cotización del valor]

Según explican, esta participación ha sido puesta en conocimiento del consejo de administración "mediante el envío de burofax con acuse de recibo" este mismo jueves para que puedan realizarse las gestiones oportunas para la publicación del correspondiente hecho relevante". Tal es así que fuentes cercanas a la compañía han asegurado que hasta este momento no han tenido conocimiento de este movimiento.

De esta manera, se convierten en terceros accionistas de la compañía, por detrás de LetterOne, con el 29% y Goldman Sachs con el 5,362%. Naturinvest, presidida por Gregoire Bontoux, es la firma de la familia Bountoux Halley, dueños del 13% de Carrefour, que ya contactó con ambas partes a finales de año y que tenía en DIA un 2,94%. Los otros dos accionistas son Pablo Gómez-Pablos Calvo, con el 0,2217%, y Altocapital Inversiones, presidida por Pedro Gómez-Pablos Calvo, con el 0,0880%.

[Diez claves de la opa de DIA para sus accionistas]

La duda ahora es si este nuevo bloque que ha entrado en la batalla está del lado del magnate ruso o es el caballero blanco que buscaba el consejo de administración. Por lo pronto, los contactos anteriores respondían a la 'gran oportunidad' que supone DIA en un sector que la familia Bountoux Halley conoce bien y descartaron entonces estar de lado de LetterOne.

Sin embargo, lo cierto es que los Halley y LetterOne tienen en común a Sergio Antonio Ferreira Dias, uno de los consejeros que dimitió a finales de diciembre y que trabajó durante muchos años en Carrefour cuando la familia francesa gestionó la multinacional, como adelantó El Confidencial en enero.

Las acciones de DIA caían este jueves un 2,7% pero aún así su precio (0,71 euros) se mantiene por encima del precio de opa. Y es que mientras que los minoritarios -que son los que tienen la última palabra en tanto que LetterOne ha anunciado que para que la opa salga adelante tiene que acudir, al menos el 70% que no controla- se están organizando y ya han mostrado su rechazo, los inversores apuestan a que la firma de Fridman finalmente va a tener que mejorar su oferta.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios