LA RENTABILIDAD SE DESPLOMA

Los inversores se refugian en el bund ante el miedo al frenazo económico

Ha sido la Comisión Europea la encargada de encender de nuevo las alarmas tras confirmar que pintan bastos para las economías europeas

Foto: Imagen de recuerso (Reuters)
Imagen de recuerso (Reuters)

Las previsiones de Bruselas no han gustado mucho, por no decir nada, a los inversores. Y es que, aunque el miedo a una desaceleración económica o la cercanía del fin de uno de los ciclos alcistas más largos de la historia lleva tiempo planeando sobre el mercado, no es lo mismo la especulación que un organismo oficial lo ponga sobre el papel.

Ha sido la Comisión Europea la encargada de encender de nuevo las alarmas tras confirmar que pintan bastos para las economías europeas. Concretamente han sido seis décimas lo que ha rebajado su previsión de crecimiento para la eurozona en 2019, hasta el 1,3%, lastrada fundamentalmente por Alemania e Italia. Así mismo, revisó a la baja también el crecimiento económico en 2018 hasta el 1,9%, dos décimas menos que la estimación de noviembre.

Una incertidumbre que se está trasladando de manera inmediata al mercado de bonos. Los inversores se están lanzando a comprar deuda alemana a largo plazo, aunque ello suponga apenas recibir rentabilidad. No en vano, el bund se está beneficiando de su tradicional condición de valor refugio y el interés se está desplomando un 24% hasta ofrecer el 0,16% a diez años.

Evolución diaria del Bund alemán (Bloomberg)
Evolución diaria del Bund alemán (Bloomberg)

No ocurre lo mismo con los plazos más cortos, sin embargo. Así, el papel a cinco años está viendo subir su rentabilidad más de un 10% y la referencia a tres años más del 5%. A pesar de ello, ambos bonos continúan ofreciendo tipos negativos. Y es que Alemania, que ha sido siempre motor de Europa, es uno de los principales responsables de esta desaceleración.

Tal es así que el comisario de Asuntos Europeos y Financieros del la Comisión Europea, Pierre Moscovici, ha destacado como uno de los motivos la "desaceleración marcada" de la producción de coches en Alemania, para la que ha rebajado su previsión del 1,8% en noviembre, al 1,1% en febrero. Eso después de que ya el pasado mes de enero, el Gobierno germano redujo sus propias estimaciones de crecimiento del PIB al 1% este año como consecuencia de las tensiones comerciales y la posibilidad de que finalmente se produzca un Brexit duro.

La renta variable tampoco se está librando y si bien los inversores buscan refugio en la deuda alemana, su bolsa está acusando estos malos datos. El Dax es el índice que más caía dentro de los principales del Viejo Continente, un 1,7%, en una jornada de ventas en todas las plazas. El Cac francés cedía casi un 1% y el Ibex 35 superaba ese porcentaje y sudaba por mantenerse por encima de los 9.000 puntos.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios