el precio del barril cae con fuerza

EEUU desactiva un posible rally del crudo por Venezuela arrancando 10 plataformas

Este aumento ha sido automáticamente interpretado por el mercado como un incremento de la producción de petróleo del país

Foto: Trabajadores de una plataforma petrolífera (Reuters)
Trabajadores de una plataforma petrolífera (Reuters)

El que haya pensado que Donald Trump iba a permitir que la crisis de Venezuela afectara a su política de contención de los precios del petróleo ha pecado de muy ingenuo. Y es que no es casualidad que después del rally de la semana pasada, superior al 2%, tras la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente y el riesgo de una guerra civil en el país con mayores reservas de crudo del mundo, Estados Unidos haya dado a conocer un incremento del número de plataformas petrolíferas en funcionamiento por primera vez en el año.

Trump no da puntada sin hilo y ha desactivado el rally antes de que pudiera producirse. Concretamente han sido 10 las plataformas que se han unido a las 852 que había en funcionamiento, según los datos de proveedor de servicios en yacimientos, Baker Hughes, con la explicación oficial de que este año el aumento de los precios ha alimentado el optimismo entre las compañías del sector.

Así, este aumento ha sido automáticamente interpretado por el mercado como un incremento de la producción de petróleo del país, que ya se encontraba en máximos históricos, lo que se ha trasladado al precio del barril. El Brent de referencia en Europa retrocedía entorno al 2% hasta los 60,5 dólares, mientras que el Texas estadounidense corregía más de ese porcentaje hasta los 52,6 dólares.

Mayor miedo de EEUU es la inflación

Ocurre, además, en un momento clave en el que se acerca el final de la tregua en la batalla comercial entre China y EEUU firmada el pasado el pasado mes de diciembre en el marco de la reunión del G20 y que finaliza en poco más de un mes. De hecho, desde que Trump declaró la guerra al gigante asiático, los alto el fuego y los acercamientos siempre han coincidido con momentos en los que el barril subía con fuerza, como el pasado mes de mayo cuando se encontraba en los 80 dólares.

Según explican los expertos, se trata de un delicado juego de equilibrios para mantener contenido el mayor riesgo para el país que es la inflación. No en vano, las tensiones arancelarias al final tienen un efecto directo en los precios y con ello se cuenta. Sin embargo, existe también el peligro latente de que, con un mercado laboral tan ajustado como es el de EEUU los salarios suban más rápidamente de lo que la gente está estimando y dispare el IPC, con lo que la tercera derivada que es el petróleo, tiene que estar bajo control.

Evolución de las plataformas petrolíferas en funcionamiento en EEUU (Bloomberg)
Evolución de las plataformas petrolíferas en funcionamiento en EEUU (Bloomberg)

De hecho, en el último año, las plataformas petrolíferas en funcionamiento en EEUU han pasado de las 760 a primeros de 2018 hasta las 862 que hay en estos momentos, aunque han llegado a rozan las 890 en el mes de noviembre después de un consistente rebote de los precios que llevó al Texas a alcanzar los 76 dólares el pasado 4 de octubre antes de iniciar una nueva corrección.

Ahora, EEUU busca parar una nueva tendencia al alza que se inició con la llegada del nuevo año después de que la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados comenzaran nuevos recortes de producción en respuesta al temor de un nuevo aumento de la oferta en el mercado. En lo que va de 2019 el barril había avanzado un 17% desde los 46 dólares hasta moverse en el entorno de los 55 dólares.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios