con un beneficio fiscal de 814 millones

Hacienda prevé el primer alza de inversión en planes de pensiones desde 2013

Sería un crecimiento desde mínimos, si las estimaciones de Hacienda se cumplen. Los beneficios fiscales previstos aumentan un 4,5% en 2019, hasta los 814 millones

Foto: Hucha rota. (© Dan Brownsword/Corbis)
Hucha rota. (© Dan Brownsword/Corbis)

El Gobierno metió miedo a las gestoras de planes de pensiones, pero finalmente mantuvo su ‘statu quo’ y ahora espera el primer incremento en las aportaciones desde 2013. Hacienda ha incluido en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 unos beneficios fiscales previstos de 814 millones de euros, un 4,5% más que el año anterior.

Las aportaciones a los planes de pensiones pueden deducirse en la declaración de la renta del ejercicio, con un máximo de 8.000 euros o el 30% de la base imponible. Por ello, el Gobierno hace una predicción de la reducción delimpuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) como beneficios fiscales en los Presupuestos.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha presentado los Presupuestos con el mayor incremento de gastos no financieros desde la era de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque no está claro que sea capaz de sacar adelante el proyecto de ley, por el reparto parlamentario. De cualquier manera, sirve para que Hacienda ponga negro sobre blanco en cifras el ahorro complementario a través de vehículos privados de cara a la jubilación.

Las cifras definitivas de aportaciones a los planes de pensiones a lo largo del año pasado aún no se conocen, ya que faltan las estadísticas del último trimestre, en el que se concentra el grueso de las inversiones todos los años, especialmente en diciembre. Sin embargo, la estimación del ministerio que dirige María Jesús Montero sirve como pista para esperar el primer incremento desde 2013.

En los últimos años de recuperación económica, los bancos han disparado la venta de fondos de inversión, que han alcanzado cifras récord, por encima de los 300.000 millones de euros, en las familias españolas. Sin embargo, los planes de pensiones han permanecido casi estancados, con un crecimiento explicado solo por las revalorizaciones de los activos. Como muestra, el patrimonio de los fondos españoles alcanzó en noviembre los 265.000 millones, un 117% más que en 2012, mientras que en el mismo periodo el ahorro en planes se elevó un 30%, hasta los 110.000 millones.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy dio pasos para mejorar su atractivo, pero se olvidó de promesas en esa dirección. El Ministerio de Economía, bajo el mando de Luis de Guindos, recortó dos veces las comisiones máximas e impuso una ventana de liquidez a los 10 años. Pero Hacienda no cambió su fiscalidad, pese a que el PP incluyó en su programa electoral de 2016 y 2017 una mejora.

Por su parte, el equipo económico de Pedro Sánchez amenazó con un recorte a la bonificación máxima, que actualmente es el principal atractivo de este producto de ahorro frente a otros vehículos como los fondos de inversión. Durante las primeras semanas de Sánchez en Moncloa, estuvo encima de la mesa la posibilidad, aunque finalmente Hacienda la descartó, pese a que el principal apoyo del Gobierno, Podemos, aboga por eliminar el incentivo fiscal. Por ahora, no ha habido cambios y sí el primer aumento de aportaciones desde la recesión, al menos según las cuentas del Ejecutivo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios