sube un 3% en bolsa

Citigroup achaca a la volatilidad la caída de los ingresos en el cuarto trimestre

En el negocio dirigido a los clientes institucionales, los ingresos han descendido moderadamente, lastrados por las pérdidas de las inversiones en, sobre todo, renta fija

Foto: El logo de Citibank. (Reuters)
El logo de Citibank. (Reuters)

El banco estadounidense ha publicado unas cuentas agridulces. Citigroup obtuvo un beneficio neto de 18.088 millones de dólares (15.772 millones de euros) en el conjunto del ejercicio fiscal de 2018, lo cual, si se compara con el completo de 2017, supone abandonar las pérdidas que se anotó como resultado de la reforma tributaria promulgada en Estados Unidos. De hecho, el mercado aplaude las cuentas y la entidad sube un 3% en la bolsa neoyorquina.

El banco había registrado en el total de 2017 unas pérdidas netas de 6.200 millones de dólares, después de registrar unas pérdidas netas de 18.300 millones de dólares en el cuarto trimestre del año pasado debido a la reforma fiscal de Donald Trump, que aumentó los costes puntuales de las entidades bancarias estadounidenses por la avalancha de beneficios repatriados (para el Citi esto supuso un cargo contable extraordinario de 19.191 millones de dólares). De hecho, ya en el primer trimestre de 2018 volvía a registrar unos beneficios en positivo.

[Morgan Stanley supera a Goldman Sachs en bolsa: ¿quién es el 'rey de Wall Street'?]

Sin embargo, si se miran las cuentas del cuarto trimestre individualmente, aparecen las sombras. Los ingresos cayeron un 2% en los últimos tres meses del año (hasta los 17.100 millones de dólares), en una mala racha que Citi achaca a la volatilidad, que "impactó algunos de nuestros negocios más sensibles, particularmente el de Renta Fija", según explica el consejero delegado Michael Corbat en el comunicado. Los ingresos cayeron en comparación con el trimestre anterior en todas las geografías: siendo América Latina y el conjunto de Europa, Oriente Medio Ásia las regiones peor paradas con descensos del 10% de los ingresos. En EEUU, con todo, los ingresos han descendido tanto en comparación con el mismo periodo del año anterior (-2%) como respecto al tercer trimestre (-5%).

Entre los distintos negocios del grupo, el único sector que registró unas (moderadas) subidas en los ingresos fue el de banca minorista a nivel global, donde la cifra aumentó un 1% respecto al mismo periodo del año anterior. En el negocio dirigido a los clientes institucionales, los ingresos cayeron un 1% por el peso de los servicios de 'Markets and Securities', donde los ingresos provenientes de las inversiones en la renta fija se desplomaron un 21% interanual y un 39% trimestral. También la renta variable sufrió, con una caída respecto al tercer trimestre del 16% (aunque un incremento del 18% respecto al cuarto trimestre de 2018).

El CEO del Citi, Michael Corbat. (EFE)
El CEO del Citi, Michael Corbat. (EFE)


El conjunto del año

Con todo, Corbat reitera que el banco ha hecho "un sólido progreso a lo largo de 2018". "Nuestras divisiones minorista e institucional hicieron crecer sus ingresos y continuaron invirtiendo en nuestros trabajadores y tecnología para servir mejor a nuestros clientes", añade.

Sin embargo, la facturación neta de Citigroup en el conjunto del año se situó en 72.854 millones de dólares (63.555 millones de euros), lo que se corresponde con un incremento del 1% en comparación con los ingresos del ejercicio precedente. Los ingresos procedentes de intereses se situaron en 46.562 millones de dólares (40.618 millones de euros) a cierre de 2018, lo que equivale a un alza del 3% con respecto al año anterior; mientras que los ingresos procedentes de comisiones, tasas y revalorizaciones de activos ascendieron a 26.292 millones de dólares (22.934 millones de euros) — una cifra un 4% inferior a la del año anterior—.

Los gastos se mantuvieron constantes o bajaron (excepto los de tecnología)

Por segmentos de negocio, la división de banca minorista contribuyó al grupo con unos ingresos totales de 32.777 millones de dólares (28.591 millones de euros), un 3% más que en 2017. De su lado, la división de clientes institucionales avanzó un 1%, hasta los 36.994 millones de dólares (32.226 millones de euros).

Con respecto a los costes, el banco estadounidense mantuvo estables los gastos asociados a salarios, compensaciones y beneficios, al situarse en 21.154 millones de dólares (18.453 millones de euros). El resto de costes, con la excepción de los asociados a la tecnología, bajó entre un 4% y un 5%, por lo que los gastos totales del grupo descendieron un 1% en el conjunto del ejercicio, hasta un total de 41.841 millones de dólares (36.499 millones de euros).

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios