en el tercer cierre de gobierno de trump

Las salidas a bolsa de Lyft y Uber quedan en el limbo por el cierre gubernamental

La Comisión de Bolsa Mercados y Valores depende de la financiación del gobierno, por lo que, a falta de la luz verde del regulador, las OPS de varias empresas podrían retrasarse

Foto: Los logos de Uber y Lyft en Nueva York. (Reuters)
Los logos de Uber y Lyft en Nueva York. (Reuters)

En un año caliante para las salidas a bolsa en Wall Street, especialmente entre las tecnológicas, el cierre del gobierno desatado por los desacuerdos en la negociación presupuestaria poría llegar a retrasar las ansiadas OPS de Lyft y de Uber.

Y es que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) depende de la financiación del gobierno y, mientras esta permanezca congelada, el regulador no puede dar el visto bueno a las solicitudes de salidas a bolsa.

Según explican fuentes cercanas a Bloomberg, Uber y Lyft se encuentran actualmente en el limbo, ya que todavía no han obtenido la luz verde del regulador y, por tanto, sus respectivas salidas a bolsa (previstas para la primera mitad del año) podrían ralentizarse.

Los medios estadounidenses barajan unas valoraciones de Uber que rondan los 120.000 millones de dólares y de Lyft entre los 15.000 millones de dólares y 20.000 millones de dólares.

Este es el tercer cierre de Gobierno de la era Donald Trump. El mandatario vinculó en diciembre la reglamentaria negociación presupuestaria en el Congreso (cuyos acuerdos puede vetar el presidente) con el montante que demanda para su muro (5.600 millones de dólares).

Los costes económicos según S&P

Con que el republicano no tiene la mayoría necesaria en la Cámara de Representantes (el Congreso es ahora demócrata y en el Senado no tiene los votos suficientes), la parálisis política llevó al Gobierno a un parón que tiene a muchas de las instituciones que dependen de su ejecución de financiación para avanzar con sus trámites.

El cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos, que ha dejado sin trabajo a más de 800.000 trabajadores públicos de forma temporal, ya le ha costado a la economía del país norteamericano más de 3.600 millones de dólares (3.100 millones de euros), según los cálculos de la agencia de calificación crediticia S&P Global.

La firma ha estimado que si el cierre continúa otras dos semanas, el coste podría superar los 5.700 millones de dólares (4.963 millones de dólares) que la Casa Blanca quiere conseguir de forma extraordinaria para financiar la construcción del muro entre Estados Unidos y México.

El PIB total de Estados Unidos supera los 19 billones de dólares (16,54 billones de euros), por lo que la agencia califica de "modesto" el impacto que este cierre puede tener. "Pueden parecer migajas para la economía más grande del mundo, pero significa mucho para aquellos trabajadores que están intentando cubrir los gastos de sus hogares sin sus nóminas", ha subrayado S&P.

El impacto de un cierre federal de este tipo tiene tanto consecuencias directas como indirectas. Por un lado, según enumera la firma, se encuentran los costes económicos relacionados con la pérdida de visitantes por el cierre de parques nacionales o museos. No obstante, también hay que tener en cuenta el coste de aquellas empresas que tienen contratos con la Administración pública.

"Mientras que un cierre corto no cambia demasiado los planes de negocio, un cierre más largo podría forzar a reducir el personal", ha alertado la agencia de calificación, quien ha recordado que los trabajadores públicos recuperarán sus nóminas atrasadas, algo que "seguramente" no pasará con aquellos que trabajen en la empresa privada.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios