Los peores y mejores fondos de inversión de un 2018 para olvidar
  1. Mercados
repaso anual

Los peores y mejores fondos de inversión de un 2018 para olvidar

Estos productos están diseñados para el medio y largo plazo, y la mayoría indican en sus folletos plazos de 3, 5 o 7 años como horizonte temporal para su contratación

placeholder Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Antes de este diciembre deprimente para la inversión, el 90% de los fondos españoles ya estaba en negativo en 2018, según los datos de Inverco. Con lo cual, como sucede cuando un equipo ha perdido de goleada, la sensación es que ha sido un desastre para todos y que nadie se salva en el mundo de la gestión, aunque la realidad es que hay fondos que han mantenido el tipo o incluso han logrado ganancias.

Vamos a hacer en este artículo un repaso de los mejores y peores en el año, aunque con un recordatorio importante: para evaluar un fondo de inversión, siempre deberíamos tener en cuenta que un año nunca es representativo por ser un plazo relativamente corto. Estos productos están diseñados para el medio y largo plazo, y la mayoría indican en sus folletos plazos de 3, 5 o 7 años como horizonte temporal para su contratación.

Aun así, es evidente que para los inversores es muy importante qué sucede también con su dinero a corto plazo y más en un ejercicio como este. Por eso, también hemos preguntado a los usuarios de Finect, la red de finanzas, su opinión respecto a los mejores y peores fondos del ejercicio. Con sus opiniones, junto con los datos objetivos de rentabilidad, ¿qué podemos concluir?

Macetazos...

En consonancia con el año, empecemos por el lado negativo, en el que destaca Cobas Selección. El producto estrella de Francisco García Paramés ha tenido un año realmente negativo. No solo por la rentabilidad, que muestra una caída del 30% en 2018, si no por errores reconocidos en posiciones muy importantes en cartera como la suiza Aryzta.

placeholder

Entre los fondos de acciones, muchos inversores también se muestran decepcionados con el comportamiento de uno de los fondos de moda en los últimos años, True Value, que arrastra un descenso del 23% en el año. El producto gestionado por Alejandro Estebaranz y José Luis Benito había logrado subidas anuales de entre el 12% y el 20% durante los últimos tres ejercicios y había atraído a muchos inversores, llegando a superar los 200 millones de patrimonio bajo gestión.

Bajando en la escala de riesgo, llama la atención la caída de Carmignac Patrimoine, que históricamente había sido una referencia a la hora de preservar capital en tiempos difíciles. Este 2018, en cambio, el buque insignia de la gestora francesa retrocede más de un 11%, completando su peor ejercicio. No son tan severas, pero quizá aún más dañinas para el perfil más conservador, las pérdidas de su Carmignac Sécurité, que estaba en muchas carteras casi como un seguro anticaídas y que cede un 3% en el año.

Los inversores también se muestran desencantados con otros fondos mixtos, que no han actuado como el refugio que esperaban, entre los que se encuentran el Renta 4 Pegasus y su ‘hermano’ Nexus, el Sextant Grand Large y, en general, la mayoría de fondos de las categorías de retorno absoluto. "No han cumplido su función, salvo honrosas excepciones como H2O Adagio R C o Man GLG Alpha Select Alt DLH EUR Ac", como decía el usuario renta en Finect. En la red de finanzas Lopv, uno de los usuarios más seguidos de los interesados en fondos, también se mostraba "sumamente decepcionado" con el MLIS Marshall Wace Tops UCITS Fund, más de un 6% abajo en el año.

...Y flores

Entre los fondos de renta variable, la 'crítica' es casi unánime en su aplauso al fondo Fundsmith Equity Fund Feeder, del conocido gestor británico Terry Smith. Su cartera aguanta un 9% en positivo en el año, gracias a su apuesta por los sectores más defensivos, en los que tiene cerca de un 50% de la cartera según Morningstar, así como en tecnología, que le aportó buena rentabilidad a lo largo del año, aunque le haya detraído en las últimas semanas.

Otros que aguantan en positivo, aunque con menores avances, son el BNY Mellon Long-Term Global Equity Fund o por categorías los de salud, servicios públicos y tecnología. Los primeros, porque se han beneficiado de su carácter defensivo en las últimas semanas, y el último, por lo mucho que había avanzado en la parte inicial del año.

En renta variable española, aunque terminará el año en rojo, ha destacado el Mutuafondo España, que solo cede un 5% frente al 15% del índice.

Entre los mixtos o defensivos que sí han logrado preservar el capital en este difícil entorno de mercado, se encuentran nombres como el Global Allocation de Luis Bononato o el Abante Global Funds Abante Pangea, de Alberto Espelosín, entre los gestores españoles. Mientras que en los de gestoras internacionales encontramos nombres como Carmignac Long Short European Equities, con subidas superiores al 4%, o el Nordea 1 - European Covered Bond Fund, que logra cerrar plano.

Por último, en el mundo de las sicavs españolas, dos claros protagonistas. Para bien, Smart Social Sicav, que acumula en 2018 una rentabilidad cercana al 15%, gracias a su apuesta bajista sobre los principales índices bursátiles. Y para mal, la que era sicav del mediático Josef Ajram, Ajram Capital, que de hecho tuvo que dejar la gestión por los negativos resultados que estaba obteniendo con su método de trading. Sus pérdidas en el año superan el 21%.

Utiliza nuestra herramienta interactiva para ver cómo lo están haciendo los fondos que tienes en cartera.


Fondos de Inversión