ahorro e inversión

¿Debería el Gobierno informarnos de cuánto cobraremos de pensión en el futuro?

Es lo que se conoce como sobre naranja, y que muchos países tienen ya implantado con éxito. Ello ayudaría a darnos cuenta de la necesidad de ahorrar para el futuro

Foto:

La jubilación es algo que siempre hemos tenido presente, pero en España no se implantó un mecanismo de previsión social hasta los años 20. La edad de jubilación por aquel entonces era igual a la actual: 65 años. Sin embargo, la esperanza de vida apenas superaba dicha barrera.

Así, desde hace más de un siglo es el Estado el que se preocupa por la pensión de sus ciudadanos. Pero a diferencia de hace 100 años, la esperanza de vida es hoy mucho mayor que entonces (la actual es de 83 años) y la edad de jubilación apenas ha variado (67 a partir de 2027). A ello hay que añadirle que el número de trabajadores en activo está en descenso por la baja tasa de natalidad.

La conclusión está clara: las cuentas no salen y los pensionistas, acostumbrados a que el sistema les proteja, se ven obligados a asumir que ya no pueden depender únicamente de lo que el Estado les aporte si quieren mantener su nivel de vida. En la actualidad, uno de cada cuatro inversores cree que no tendrá pensión el día de mañana y la mitad es consciente de que necesitará un complemento para cubrir sus necesidades, según desvela una encuesta del Observatorio del Ahorro y la Inversión en España 2018, elaborado por la gestora independiente de fondos y planes de pensiones Bestinver y la escuela de negocios IESE.

Fuente: Observatorio del Ahorro y la Inversión en España 2018.
Fuente: Observatorio del Ahorro y la Inversión en España 2018.

“A los ciudadanos les pediríamos que sean conscientes cuanto antes de que tienen que prepararse económicamente para la jubilación; a las empresas, que valoren la posibilidad de ayudar a sus empleados a afrontar este reto mediante los planes de empleo; a la Administración, que informe a los ciudadanos sobre su pensión futura; y, por último, a las gestoras, que sean conscientes de que deben conseguir rentabilidad para sus partícipes”, señala Gustavo Trillo, director comercial de Bestinver.

“La gente sí es consciente del problema demográfico, pero no de la que se le vienen encima”, añade José Luis Manrique, director del Observatorio Inverco, quien reclama al Gobierno “que informe al ciudadano de cuánto cobrará”.

Es lo que se conoce como sobre naranja, y que en Europa muchos países tienen ya implantado con éxito. Se trata del envío al ciudadano de información sobre cuál será su pensión. Ello ayudaría a que uno, al conocer el importe de su pensión futura, podría darse cuenta de la necesidad de ahorrar para cubrir sus necesidades durante su etapa dorada.

Falta experiencia inversora

Paradójicamente, el 63% de los encuestados (individuos de entre 35 y 60 años con ingresos superiores a 35.000 euros y con, al menos, un producto financiero) dice conocer cuál será el importe de su pensión y ocho de cada diez consideran que será insuficiente. Sin embargo, no hacen nada por cambiar esta situación a tenor de las inversiones que realizan con sus ahorros, concentradas principalmente en vivienda (del total de hogares, el 80% es en propiedad, según la OCDE) y en depósitos bancarios (el 40% de las inversiones financieras, según Inverco).

Se trata de una estrategia que para Bestinver es “difícil de comprender” como herramienta para preparar la jubilación, “dado que el ahorro para la jubilación debe ser invertido a largo plazo, y los depósitos son a corto plazo”. Y más aún cuando en la actualidad este vehículo apenas ofrece rentabilidad debido al contexto de bajos tipos de interés. Los datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones reflejan que los fondos de pensiones apenas acaparan el 5% del ahorro invertido por las familias españolas.

Fuente: Observatorio del Ahorro y la Inversión en España 2018.
Fuente: Observatorio del Ahorro y la Inversión en España 2018.

Entonces, si los españoles son conscientes del problema, pero no sacan más partido a sus ahorros, ¿en qué fallan? En educación financiera: con formación sobre cuestiones de economía doméstica aprenderían que para obtener rentabilidad hay que invertir pensando en el largo plazo en activos como las acciones, que son las que históricamente ofrecen mayor rentabilidad en un horizonte temporal amplio. Por ejemplo, en los últimos 30 años, el índice Dow Jones ha triplicado su valor y el Nikkei se ha revalorizado un 40%.

“En España hay más cultura de ahorro que de inversión. Los estudios del Banco de España y de la CNMV nos indican que ahorramos menos que en otros países de nuestro entorno, que nos endeudamos más, que con esa deuda compramos vivienda, que dedicamos poco a la inversión financiera, y que esa inversión financiera está centrada en activos a corto plazo como los depósitos. Es una cuestión de tiempo”, concluye Trillo.

El Confidencial en colaboración con Bestinver, gestora independiente especializada en fondos de inversión y planes de pensiones, pone a disposición de sus lectores el espacio Ahorro e Inversión. Con 30 años de experiencia y 6.200 millones de euros de patrimonio bajo gestión, Bestinver trabaja con el objetivo de generar las mejores rentabilidades a largo plazo para sus inversores.

Mercados

El redactor recomienda