las pérdidas no tienen nada de falso

"El año en el que nos dimos cuenta de que vivíamos en el 'show' de Truman"

Lo que tenemos claro es que el mundo no es esa urbanización ideal, siempre en calma, donde tan fácil resultaba obtener rentabilidad como si no hubiera riesgos

Foto: Fotograma de 'El show de Truman'
Fotograma de 'El show de Truman'

Fiiiiuuuuu... ¡Crash!

—¿Pero qué...? ¿Esto qué...?

Se pregunta Truman mientras mira alterado a aquel objeto que acaba de precipitarse delante de él. Un foco ha caído del cielo y el personaje interpretado por Jim Carrey está desconcertado. Hasta ahora nunca lo había hecho. Vivía feliz en el mundo que el director del 'show' sobre su vida, interpretado por Ed Harris, había creado a su alrededor.

"Lo mismo sucede en los mercados", explicaba Andrew Cawker, gestor de BNY Mellon IM, durante una reciente conferencia con clientes en Barcelona: "Solo que el director son los bancos centrales, Yellen, Draghi, Kuroda… y los inversores actúan de Truman". Nos hemos acostumbrado a vivir en un mundo perfecto que en realidad no existe. Y ahora vamos a empezar a descubrirlo.

Ya estamos en ello. Ya lo estamos viendo en nuestras inversiones. Por un lado, en los números rojos que pueblan casi todos los activos, excepto el dólar, en un año que salvo milagro, en forma de rally de Papá Noel, será muy negativo para muchas carteras. De hecho, más del 90% de los fondos de inversión españoles está en negativo en 2018.

Especialmente para las más conservadoras, donde las pérdidas duelen más. Con prácticamente todos los fondos de renta fija en rojo, muchos con pérdidas abultadas allí donde el inversor no esperaba ni un rasguño.

—Si bien el mundo de Truman es, en ciertos aspectos, una falsificación, el propio Truman no tiene nada de falso —dice Ed Harris en la peli.

Y lo mismo pasa con estas pérdidas, que no tienen nada de falso, sino que se están sufriendo de verdad en las carteras de personas muy reales, de los Truman de este gran 'show' del dinero barato y la represión financiera en el que llevamos viviendo la última década.

Aceptamos la realidad del mundo que se nos presenta. Yo he dado a Truman la oportunidad de vivir una vida normal —se justifica Harris en la peli.

Un argumento similar al que utilizan los bancos centrales. También Draghi o Yellen o Kuroda podrían razonar que nos han rescatado de un mundo que habría sido mucho más duro, aunque fuera más real. Podrían explicar que la crisis que habríamos vivido sin su intervención, sin inundar de dólares, euros y yenes el planeta, habría sido demoledora. Y, probablemente, tengan toda la razón del mundo.

Pero el 'show' se acaba. Truman se va dando cuenta poco a poco durante el film. Después del episodio del foco, un error en las frecuencias de la radio, la aparición y rapto de 'su padre', el extraño suceso con Lauren, la chica a la que realmente ama, el 'catering' detrás de la puerta del ascensor…

Solo que el director son los bancos centrales, Yellen, Draghi, Kuroda… y los inversores actúan de Truman

Nosotros también. El foco se nos cayó en febrero, cuando en el mercado retumbó el 'crash' estridente que supuso la mayor bajada diaria en puntos de la bolsa americana y el estallido vertiginoso del VIX, que se llevó a varios inversores en derivados por delante. El castañazo de los mercados emergentes después, el estallido de las criptodivisas; las pérdidas en la renta fija que se iban agravando… Y, lo último, la fuerte corrección en las acciones de las grandes tecnológicas, que parecían por encima del bien y del mal hasta ahora.

"Ahora ya todo el mundo está cuestionándose cuál es el riesgo de cada inversión", explicaba Xavier Brun, gestor de Trea AM, durante la conferencia de Ágora EAF este pasado jueves. "Estamos en ese momento de 'uf, cuál es el riesgo de las cosas, cuál es el de las Faang, cuál es el de Estados Unidos, cuál es el de Europa, a qué precio debería estar cotizando el bono de Letonia…'". O explicado aún más gráfico por el mismo Brun: "Ves una hilera de hormigas y están muy bien. Pero quitas una hormiga y todas se descolocan, hasta que luego enlazan y siguen el mismo camino. Estamos o hemos estado en ese momento", añadía.

—¿Cómo terminará esto? Esto mismo me preguntaba yo —dice Truman mientras lee en la chapa que lleva su amada Lauren en la solapa.

De momento, los inversores estamos descolocados, pero aún no en modo pánico. "Al menos, objetivamente, no se percibe en las estadísticas de sentimiento de mercado", explica Carlos Doblado, de Ágora. Tampoco lo reflejan los flujos de dinero en los fondos españoles.

Aunque empieza a haber salidas netas, tras muchos meses de entradas, las cifras todavía no se corresponden con episodios de pánico. No hay ventas masivas, como ha sucedido en otras correcciones violentas de mercado, excepto en algunas categorías concretas de renta fija.

Los más escépticos advierten de que estas cifras auguran que las caídas de los mercados no están precisamente en su punto final, sino que queda recorrido para rato y recuerdan que este 'show' de Truman que se acaba viene acompañado además de incertidumbres geopolíticas a tener muy en cuenta, como la guerra comercial, el Brexit o el ascenso de los populismos.

[Elegimos mal: el dinero que entra en planes de pensiones apenas va a los mejores]

En el otro lado, se pone el foco en que ya hay valoraciones muy atractivas en mercado tras las caídas, que se avecina una "desaceleración, pero no recesión", como explican desde Renta 4. "Y la desaceleración ya está recogida en los precios", comenta Rafael Valera, de Buy & Hold. "El mercado ha adelantado 10 de las últimas 5 recesiones que ha habido. O sea, se confunde en 5. No vemos una recesión. Si tienes claro dónde has invertido el dinero vas a superar las dudas sin ningún problema. Cuando las cosas caen la gente vende, que es justo cuando hay que invertir", añade.

Lo que todos tenemos claro ya es que el mundo no es esa urbanización ideal, siempre en calma, con vecinos amables y sonrientes, donde tan fácil resultaba obtener rentabilidad como si no hubiera riesgos. No, el 'show' en el que hemos vivido en las cotizaciones los últimos años no era tal y estamos entrando en una nueva fase. Más dura, quizá, pero más real. Y cada inversor debe preguntarse a sí mismo si tiene realmente en cartera el riesgo que debe soportar.

—Tu eres real —le recuerda Ed Harris a Jim Carrey, qué debe elegir si se queda en el 'show' o sale del mismo.

—Por si no nos vemos luego, buenos días, buenas tardes y buenas noches —le responde Truman al final de la peli.

Conoce aquí tu perfil inversor con esta herramienta que te traemos El Confidencial y Finect

Conoce tu perfil inversor

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios