AHORRO E INVERSIÓN

Los españoles ahorramos en vivienda y depósitos y dejamos la pensión para el final

Según un informe de Bestinver y el IESE, hay un hábito de consumo que en nuestro país nos cuesta cambiar: el ahorro se invierte en vivienda y depósitos bancarios, prácticamente igual que hace 30 años

Foto:
Autor
Tiempo de lectura4 min

Hay un hábito de consumo que en nuestro país nos cuesta cambiar: el ahorro se invierte en vivienda y depósitos bancarios, prácticamente igual que hace 30 años. Y ello, a pesar, de que ocho de cada diez inversores consideran que la pensión pública no será suficiente para mantener su actual nivel de vida, según el I Observatorio del Ahorro y la Inversión en España, elaborado por Bestinver y el IESE, que califica el ahorro de los españoles como “insuficiente” y la inversión como “deficiente”.

El apego a la casa en propiedad, el precio de los alquileres, la bancarización de la venta de productos financieros y la aversión al riesgo explican que el 70% del ahorro se destine a activos inmobiliarios y el resto a financieros, según el Banco de España, y principalmente a productos con baja rentabilidad.

Sin embargo, lenta, pero progresivamente se empieza a ver luz al final del túnel. En la última década se observa una reducción del peso de la vivienda en propiedad entre los jóvenes, pasando del 60% al 27%, según el INE. En paralelo, los ahorros invertidos en productos conservadores (depósitos, cuenta corriente y renta fija) han ido cediendo terreno en favor de acciones, fondos de inversión, planes de pensiones y seguros, aunque los depósitos bancarios siguen siendo mayoría, pese a su nula rentabilidad.

Otro dato alentador lo refleja la encuesta del Observatorio realizada a más de un millar de españoles de entre 35 y 60 años con ingresos brutos anuales superiores a 35.000 euros y con un producto de inversión. Así, en la muestra no son los depósitos el producto más contratado (55%), sino los planes de pensiones (73%). Sin embargo, hay una de arena. Cerca de la mitad de los inversores no está satisfecho con la rentabilidad obtenida, pero no hace nada por cambiar.

De hecho, “uno de cada tres inversores no compara productos financieros y se ciñe a la oferta de las entidades bancarias”, donde el 86% de los encuestados acude a contratar sus inversiones, señala el informe de la gestora independiente y la escuela de negocios.

A pesar de la mayor oferta de productos y gestoras independientes, los españoles siguen apostando por el canal tradicional. La transformación digital del sector lo único que ha favorecido es que 4 de cada 10 inversores ya contraten sus productos financieros a través de plataformas digitales.

La jubilación para el final

Tampoco hacemos bien los deberes en materia de jubilación, pese a que 6 de cada 10 encuestados dicen conocer el importe de su pensión pública y asumen que esta no será suficiente para mantener su nivel de vida actual. Y es que nos acordamos del retiro cuando apenas queda una década para alcanzarlo. La mitad de los inversores reconoce que tendrá que activar un plan B en forma de ahorro privado para complementar su pensión. “Dar importancia a la jubilación redunda en una mayor contratación de planes de pensiones o seguros de ahorro”, señala el documento. Son los mayores de 54 años y los individuos de mayor nivel socieconómico los que dan más importancia a este aspecto.

Por otra parte, el Observatorio señala que del total de inversores que cuenta con un plan de pensiones, solo un 15,2% lo tiene a través de sus empresas. No obstante, a la mayoría (65,7%) les gustaría que en su lugar de trabajo se les ofreciese esta oportunidad de ahorrar.

"Contratar a sabiendas, sin saber"

El informe de Bestinver e IESE también destaca que el inversor sigue teniendo “la percepción de que la rentabilidad y la seguridad están reñidas”. Quiere minimizar las pérdidas, es decir, acotar el riesgo, pero al mismo tiempo maximizar la rentabilidad. Algo que es contradictorio, porque en materia de inversión, para sacar mayor partido al ahorro hay que asumir cierto riesgo, invirtiendo en acciones (a largo plazo son ganadoras), en lugar de en deuda pública, que con el actual nivel de tipos de interés no ofrece intereses atractivos.

Esto viene a demostrar la falta de educación financiera entre los inversores. Es más, el informe refleja que el 50% no tiene muy claro qué es una participación preferente, pese a la polémica de años atrás en torno a este producto bancario, y que el 46% tampoco qué es una acción.

Un desconocimiento que se produce a pesar de que los encuestados dicen conocer los productos y no requerir asesoramiento. “Contratan a sabiendas, sin saber”, concluye el Observatorio.

El Confidencial en colaboración con Bestinver, gestora independiente especializada en fondos de inversión y planes de pensiones, pone a disposición de sus lectores el espacio Ahorro e Inversión. Con 30 años de experiencia y 6.200 millones de euros de patrimonio bajo gestión, Bestinver trabaja con el objetivo de generar las mejores rentabilidades a largo plazo para sus inversores.

Mercados

El redactor recomienda