beneficio de 88 millones hasta septiembre

Ferroglobe se desploma un 62% en bolsa tras unos resultados peores de lo previsto

"Estamos operando en un contexto muy volátil en la actualidad y nuestros resultados financieros pueden continuar viéndose desafiados en el corto plazo" ha dicho el CEO

Foto: Ferroglobe en Cee. (ferroglobe.com)
Ferroglobe en Cee. (ferroglobe.com)

La división metalúrgica del Grupo Villar Mir cerró el martes con un desplome del 62% tras presentar unos resultados del tercer trimestre por debajo de lo esperado. La cotizada en el Nasdaq estadounidense ganó hasta septiembre 98,7 millones de dólares (unos 87,3 millones de euros), habiendo registrado en el tercer trimestre pérdidas netas de 2,9 millones de dólares (2,5 millones de euros).

La noticia de la refinanciación de la deuda del Grupo Villar Mir (con una aportación 365 millones de dólares por parte de Tyrus Capital) no ha conseguido por tanto eclipsar los débiles resultados de Ferroglobe que, con las pérdidas en bolsa del martes, ya acumula una caída del 88% en lo que va de 2018, pasando de comenzar el año en los 16 dólares a no llegar a los 2 dólares por título actualmente. Paradójicamente, la cotización de las empresas suele ser una de las garantías clave a la hora de alcanzar acuerdos de refinanciación —y la antigua Ferroatlántica cotiza en mínimos, con una capitalización bursátil de apenas 820 millones de dólares—.

[La factura de la luz pone en el foco a Arcelor, Ferroatlántica, Asturiana de Zinc y Celsa]

Y es que es posible que las palabras del CEO, Pedro Larrea, al presentar estos números hayan sonado a 'profit warning'. "Estamos operando en un contexto muy volátil en la actualidad y nuestros resultados financieros pueden continuar viéndose desafiados en el corto plazo", ha zanjado el directivo en el comunicado. "Ante la evolución de los mercados en nuestros productos clave, Ferroglobe ha tomado medidas para optimizar la producción a nivel global", explica. "En este sentido, estamos reduciendo la producción en nuestras divisiones de metales con base de silicona y magnesio para adquirir ventaja en nuestro 'portfolio' al optimizar la producción en nuestras plantas más eficientes. También continuamos buscando más formas para controlar nuestros costes, reducir los inventarios y aumentar nuestro flujo de caja libre".

El capital circulante se ha situado en en los 36 millones de dólares mientras que la deuda neta ha alcanzado en este trimestre los 510,9 millones de dólares, un 7% más que los 475,3 millones que tenía a cierre de junio de 2018. Por otro lado, el CFO de Ferroglobe, Phillip Murnane, ha admitido que la empresa "no ha alcanzado nuestros objetivos de flujo de caja este tercer trimestre". "El deterioro de las condiciones del mercado durante el trimestre nos ha dejado con inventarios elevados, un factor clave en nuestra decisión de recortar la producción".

Según ha explicado el CEO en el 'conference call' con los analistas, "los resultados del tercer trimestre han sido una decepción debido a que el negocio se ha visto desafiado por unos precios y volúmenes [de las materias primas] más reducidos". El sector de las materias primas se está viendo asolado últimamente por unas perspectivas de crecimiento más bajas de cara a los próximos meses, siendo los desplomes del petróleo el ejemplo más claro de ello.

2018 está siendo un mal año en varios frentes. En marzo, por ejemplo, la metalúrgica llegó a desplomarse en bolsa un 20% después de que la Comisión Internacional de Comercio (ITC, por sus siglas en inglés) no le diese la razón en una demanda contra una supuesta práctica de 'dumping'. La división del Grupo Villar Mir había pedido castigar la importación de silicio de Australia, Brasil, Noruega y Kazajastán, alegando que el metal originario de estos países se estaba vendiendo por debajo del precio del mercado y con subvenciones estatales, lo que le podría llevar a recortar puestos de trabajo en sus factorías.

Por otro lado, su presidente Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, se ha visto en los últimos meses implicado en varios escándalos, como las causas judiciales del caso Púnica y el caso Bankia. El pasado año ya fue condenado a seis meses de cárcel por el uso de las conocidas 'tarjetas black', mientras que en abril fue detenido por la presunta financiación ilegal al PP en el llamado caso Lezo. Según alegaron fuentes del grupo familiar en octubre, mientras dure el proceso legal, López Madrid continuará ejerciendo sus cargos en la empresa, donde cobra un sueldo de casi 3 millones de euros.

Los resultados del segundo trimestre también habían decepcionado, aunque el descuento en bolsa había sido menor (-6% en la sesión). También entonces el problema había sido unos volúmenes reducidos y unos precios de los bienes a vender cada vez más bajos. Tras aquellos resultados, JP Morgan redujo sus perspectivas frente al valor apoyando su decisión en "unas presiones mayores de las esperadas".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios