desde irlanda

Ataque bajista contra Miquel y Costas, el símbolo de los 'value' españoles

El ‘hedge fund’ Quartys, basado en Irlanda pero del grupo francés ABC Arbitrage, abre una posición corta en la papelera en la que invierten Solana, Guzmán, De la Lastra o Paramés

Foto: (iStockPhoto)
(iStockPhoto)

Si hay una empresa que simboliza la filosofía de los ‘value’ españoles esa es Miquel y Costas & Miquel. Prácticamente no hay inversor de este estilo que se precie en el mercado local sin que la tenga en cartera. La apuesta ha sido positiva, con una rentabilidad del 70% en cinco años, aunque sufre en 2018. Y un ‘hedge fund’ cree que irá a peor, con una apuesta desde Irlanda contra la perla de los gestores independientes.

Se trata de Quartys Limited, que ha declarado una posición corta del 0,75%. El fondo de cobertura está basado en Irlanda, afincado en Dublín, y es una unidad de negocio que tiene su origen en 2013 del grupo francés ABC Arbitrage, especializado en asesoramiento y gestión de inversiones y que cotiza en París, con 380 millones de capitalización. Tiene cerca de 500 millones bajo gestión, y obtuvo un beneficio neto de 8,5 millones entre enero y junio.

Así, el vehículo se ha lanzado contra un símbolo del ‘value investing’ español. De hecho, dos fondos españoles tienen más del 3% del capital, nivel a partir del que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obliga a que se declaren las participaciones. EDM cuenta con un 3,27%, mientras que Santander Asset Management controla un 5,15%, del que un 3,1% es por la inversión del famoso Santander Small Caps España de Lola Solana. Asimismo, Fidelity tiene declarado un 2%.

Pero hay muchos más nombres ilustres. Entre los fondos españoles con más inversión, según datos de la CNMV recopilados por Finect, como los vehículos de Santalucía, Magallanes, Bestinver, azValor, Gesconsult, Metagestión o Cobas. Es decir, gestores como Iván Martín, Beltrán de la Lastra, Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, Gonzalo Sánchez o Francisco García Paramés.

Miquel y Costas tiene un valor en bolsa de 320 millones, con una media de acciones negociadas al día de 11.900, lo que únicamente supone el 0,06% de los títulos de la compañía. En otras palabras, es una empresa muy poco líquida, en la que los gestores necesitarían tiempo para vender sin provocar un estropicio en la cotización.

Aun así, han mostrado confianza clara en este valor, que subió en bolsa un 85% entre 2016 y el máximo alcanzado en diciembre de 2017, en 23 euros. Desde entonces ha corregido un 30% la histórica papelera dedicada a la fabricación de papeles finos, por ejemplo para tabaco, que se creó en 1879. Su presidente es Jordi Mercader Miró, quien preside desde 2017 la Fundación Dalí, y cuenta con un 14% de la compañía, elemento que valoran positivamente los inversores más ‘value’. Además, la catalana Miquel y Costas controla el 5% de la papelera Iberpapel Gestion.

En cualquier caso, la empresa sufre cuando aumentan los precios de la energía y la celulosa, al subir los costes de producción y apretar márgenes. Entre enero y septiembre, publicó un beneficio de 28,2 millones de euros, un 1% más que en mismo periodo del año anterior. Según la empresa, el crecimiento estuvo en línea con el sector tabacalero.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios