las estadísticas lo apoyan

Ya pasó el Black Friday y los inversores quieren su 'rally'

Los mercados han llegado al último trimestre con un escenario muy convulso marcado por la crisis política en Europa, la guerra comercial y la amenaza de una ralentización

Foto: Rally. (Reuters)
Rally. (Reuters)

El inicio del famoso 'rally' de fin de año se está haciendo de rogar, más cuando debería ser más potente teniendo en cuenta el mal comportamiento mostrado por el mercado en 2018, especialmente en Europa. De hecho, las estadísticas apoyan esta teoría y prueba de ello es que en la última década los años especialmente negativos "en tres ocasiones el Eurostoxx ha recuperado una parte importante de las pérdidas entre el 22 de noviembre y el 31 de diciembre, en dos ocasiones ha terminado prácticamente neutral y en una ocasión ha sido negativo", como explica Albert Parés, gestor de Annualcycles, experto en inversión estacional.

Tal es así que, en 2008, cuando el índice acumulaba una caída del 50,7% hasta el 22 de noviembre, rebotó un 13% desde entonces y el 31 de diciembre; en 2010 caía un 5% y sumó un 0,6; en 2011 caía un 23,4% y recuperó un 8,4% en la recta final del año; y en 2016 caía un 6,8% y recuperó un 8%. Además, el experto explica que "en los últimos 20 años en el Eurostoxx entre el 22 de noviembre y el 31 de diciembre ha rendido de media un nada despreciable 2,99%. En cambio, entre el inicio del año y el 22 de noviembre un pobre -1,31%".

Fuente: Annualcycles
Fuente: Annualcycles

Sin embargo, una cosa son las estadísticas y otra son los fundamentales y los mercados han llegado al último trimestre del año con un escenario muy convulso marcado por la crisis política en Europa con el Brexit e Italia, la guerra comercial de Estados Unidos, las tensiones geopolíticas y la amenaza de una ralentización de la economía mundial. De hecho, según apunta Alberto Gallo, jefe de estrategia macroeconómica de Algebris, "2018 se ha convertido en un año de divergencia entre EEUU y el resto del mundo. Con una ralentización, que no recesión, en el horizonte los mercados financieros lo han hecho peor que la economía: cerca de un 80% de los activos están en negativo en el año", afirma.

Fuente: Algebris
Fuente: Algebris

Además, Gallo compara el comportamiento del sentimiento inversor durante todo este año con el movimiento de un péndulo y en estos momentos "las valoraciones sugieren que el péndulo del sentimiento ha pasado de la euforia al pánico", defiende. De hecho, a diferencia de otros años en los que los que las bolsas acabaron en negativo como es 2002, 2008 y 2011 cuando las economías globales experimentaron o bien una crisis, o bien una fuerte ralentización, el mal comportamiento en 2018 se ha producido con un crecimiento económico positivo.

No es de extrañar, por tanto, que los inversores esperen un rebote en la recta final en un periodo en el que los mercados se suelen beneficiar de los ajustes de carteras. En este sentido, en Abante Asesores han modificado sus recomendaciones de inversión asumiendo algo más de riesgo incrementando nuestra exposición en renta variable al 65%.

"La incertidumbre que sigue generando el conflicto comercial entre China y Estados Unidos y la rebaja de las expectativas de crecimiento mundial que anunció el Fondo Monetario Internacional, provocaron caídas importantes en las bolsas a nivel global. Sin embargo, no se aprecia un deterioro importante en los datos macroeconómicos y los resultados empresariales que hemos ido conociendo, tanto en Europa como en Estados Unidos, están siendo francamente buenos", justifican.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios