recortará costes en el futuro

Vodafone se dispara en bolsa pese a anunciar unas pérdidas de 7.800 millones

Su división de España asumió un impacto negativo de 2.900 millones por el deterioro de sus activos en el país debido a las difíciles condiciones comerciales y económicas

Foto: Foto del logo de Vodafone. (Reuters)
Foto del logo de Vodafone. (Reuters)

La operadora británica Vodafone rebota el martes desde mínimos anuales en la bolsa de Londres tras anunciar resultados. Con una subida del 8%, los inversores han decidido, por tanto, hacer la vista gorda con las pérdidas de 7.833 millones de euros en los seis primeros meses de su año fiscal (lo cual contrasta con su beneficio de 1.235 en el mismo periodo de 2017).

La multinacional de telefonía achaca las pérdidas al impacto negativo de la venta de Vodafone India y a las amortizaciones contabilizadas en España y Rumanía. De hecho, en el caso de España, Vodafone asumió en su primer semestre fiscal un impacto negativo de 2.900 millones de euros por el deterioro de sus activos en el país debido a las difíciles condiciones comerciales y económicas, que le han llevado a proyectar unos menores flujos de caja.

De hecho, Vodafone España ingresó 2.421 millones de euros en su primer semestre fiscal (del 1 de abril al 30 de septiembre), lo que supone un descenso del 3,2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior en términos comparables, tras no adquirir todos los derechos de emisión del fútbol por su falta de rentabilidad, según ha informado este martes la compañía.

En concreto, la operadora ha explicado que los resultados del semestre están condicionados por dos "importantes" decisiones: garantizar la competitividad de la oferta de Vodafone en todos los segmentos, lo que se ha traducido en una bajada de los precios, y no adquirir el Partidazo ni la Champions League por "falta de racionalidad económica".

"Ambas decisiones y lanzamientos posteriores, como el de Vodafone bit, redefinen la posición competitiva de Vodafone en España con una oferta mejor adaptada a la demanda de los distintos segmentos de mercado en España permitida por una estructura de costes más ligera tras abandonar los derechos del fútbol", ha subrayado la compañía.

Vodafone España asumió en su primer semestre fiscal un impacto negativo de 2.900 millones dpor el deterioro de sus activos

Así, Vodafone España cerró su segundo trimestre fiscal con 11,58 millones de clientes de contrato de telefonía móvil, lo que supone un descenso de 106.000 respecto al trimestre anterior, pero gracias a los buenos resultados del primer trimestre, el semestre arrojó un saldo positivo de 35.000. La base de clientes de televisión descendió en 66.000 en el trimestre, disminución similar a la registrada por de los clientes de banda ancha fija (-69.000), mientras que en el conjunto del semestre bajó en 98.000, hasta los 1,26 millones.

Reducción de costes

Con todo, los ingresos totales de la operadora británica en el semestre alcanzaron los 21.796 millones de euros, un 5,5% por debajo del dato del mismo periodo del ejercicio anterior, reflejando así el impacto adverso del tipo de cambio y de la adopción de la nueva norma contable IFRS 15. A su vez, la deuda neta de Vodafone al cierre de su primer semestre fiscal ascendía a 32.110 millones de euros, cifra un 6,4% superior a la registrada un año antes.

Los mercados se han fijado por tanto en las palabras del nuevo consejero delegado. Nick Read, ha hecho mucho hincapié en que va a mantener el dividendo en los mismos niveles del año pasado. Vodafone se había enfrentado anteriormente a las presiones de recortar el dividendo debido a la deuda acumulada y su adquisición de 19.000 millones de euros sobre la red de cable en Europa Central de Liberty Global, pero Read se ha mostrado confiante en que un recorte de los costes ayudará a mantener el dividendo y regresar a la senda del beneficio.

"Mis nuevas prioridades estratégicas se concentran en [...] radicalmente simplificar nuestro modelo de negocio y generar mejores retornos desde nuestros activos de infraestructura", dijo Read el martes. Por tanto, el directivo (que justo sustituyó a Vittorio Colao a mediados de este año) ha detallado que recortará al menos 1.200 millones de euros en costes operativos netos para 2021 y que creará una torre virtual llamada TowerCo en la que reunir 58.000 torres de control en Europa.

Asimismo, de cara al futuro el nuevo consejero delegado de Vodafone señaló como prioridades estratégicas la aceleración de la transformación digital y la simplificación del modelo operativo de la empresa, así como generar un mayor retorno de su infraestructura. "Esperamos que esto impulsará el crecimiento de los ingresos, reducirá la tasa de baja de clientes ('churn'), así como los gastos operativos en Europa en al menos 1.200 millones de euros para el ejercicio fiscal 2021", añadió Read.

"Nuestro desempeño en la mayoría de nuestros mercados ha sido bueno durante la primera mitad del ejercicio y hemos adoptado medidas comerciales y operativas decisivas para responder a las competitivas condiciones en España e Italia", declaró por otro lado el CEO. En este sentido, el primer ejecutivo de la operadora destacó que Vodafone espera cerrar el ejercicio con un incremento cercano al 3% del Ebitda subyacente orgánico ajustado, en el punto medio de su anterior rango de entre el 1% y el 5%, con un flujo libre de caja de unos 5.400 millones de euros, cuando anteriormente la compañía preveía "al menos" 5.200 millones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios