impuestos, proteccionismo y política monetaria

Wall Street cierra en verde a la espera de conocer los resultados de las elecciones

Wall Street cerró este martes en verde, con una subida del 0,68% en el Dow Jones. Al término de la sesión, el principal indicador de Nueva York sumó 173,31 puntos

Foto: Imagen del cartel de la Bolsa de Nueva York (EEUU). (EFE)
Imagen del cartel de la Bolsa de Nueva York (EEUU). (EFE)

Wall Street vivió este martes una jornada relativamente tranquila en la que los inversores han permanecido atentos a la celebración de las elecciones en unas legislativas clave en la presidencia de Donald Trump. En estos comicios, el país vota sobre el control del Senado y la Cámara de Representantes, con los sondeos apuntando a que los demócratas recuperarán la mayoría en el Congreso, mientras los republicanos retendrán su dominio del Senado. El resultado pone en foco, por tanto, el futuro de ciertas políticas 'estrella' del polémico mandatario, como la reforma fiscal y el proteccionismo.

Wall Street cerró este martes en verde, con una subida del 0,68% en el Dow Jones de Industriales. Al término de la sesión, el principal indicador de Nueva York sumó 173,31 puntos, hasta los 25.635,01 enteros, y el selectivo S&P 500 avanzó un 0,63% o 17,14 unidades, situándose en 2.755,45.

Por su parte, el índice compuesto del Nasdaq, en el que cotizan importantes grupos tecnológicos, progresó un 0,64% o 47,11 enteros, hasta 7.375,96, impulsado por el sector tecnológico (0,61%). Todos los sectores terminaron en terreno positivo, encabezados por el de los materiales básicos (1,51%) y el industrial (1,10%), habitualmente sensibles a los problemas comerciales de EEUU con sus socios.

Por otra parte, los mercados están también atentos a cualquier noticia relacionada con la reunión de dos días que celebrará la Reserva Federal entre este miércoles y el jueves sobre cuestiones de política monetaria, ya que la subida de los tipos de interés les ha preocupado recurrentemente en los últimos meses.

Así, entre los 30 valores del Dow Jones, las mayores ganancias fueron para IBM (2,55%), Caterpillar (2,31%), Travelers (1,64%), McDonald's (1,29%) y Boeing (1,24%), entre otros. Menos de una decena de firmas se depreciaron, pero las más perjudicadas fueron Nike (-1,24%) y Pfizer (-1,17%).

A Trump le gusta presumir de la bolsa. El S&P 500 ha subido en torno a un 24% desde que Trump ganó las elecciones de noviembre de 2016; de las mayores subidas registradas en los dos primeros años de mandato de la historia de EEUU. Sin embargo, también es cierto que Wall Street arrastra una racha alcista de casi una década que se explayó a lo largo del mandato de Barack Obama y que, sin embargo, ha sido recientemente cuestionada por las caídas de octubre, arraigadas en los temores al fin de ciclo.

Trump impulsó a finales del año pasado la mayor bajada de impuestos de los últimos 30 años, una reforma fiscal que fue aprobada por ambas cámaras

El republicano impulsó a finales del año pasado la mayor bajada de impuestos de los últimos 30 años, una reforma fiscal que fue aprobada por ambas cámaras y bien recibida por el sector empresarial ante el impacto positivo de la medida sobre sus cuentas corporativas. No obstante, también existe preocupación por el impacto sobre el déficit que implica esta iniciativa, además de las consecuencias negativas que acarrea para colectivos desfavorecidos del país.

Tensiones arancelarias

Por otro lado, Trump también ha sido el artífice de las tensiones comerciales desencadenadas entre el país norteamericano y, sobre todo, China, a raíz de una serie de aranceles aprobados directamente por la Casa Blanca —un proteccionismo que aumenta la incertidumbre en los mercados y que pone en jaque la inversión y economía del país—. Medidas de este tipo pueden ser impulsadas por el presidente sin el apoyo del Congreso; por lo que el mandatario podría explotar este tipo de medidas si pierde el apoyo de las otras ramas.

Sin embargo, uno de los factores clave del ritmo económico del país, la política monetaria, guarda poca relación con estas legislativas. La subida de los tipos de interés y destino de la política monetaria en general recae sobre la Reserva Federal, un órgano independiente del Gobierno. Se espera que Jerome Powell, actual presidente de la Reserva Federal, vuelva a subir los tipos de interés en diciembre y luego más veces de forma gradual entre el año que viene y 2020 —unas perspectivas que fueron el foco de las caídas de Wall Street del pasado mes—.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios