en una conferencia de caixabank

El BCE pone deberes a Sánchez: reformas en pensiones y estabilidad fiscal

El economista jefe del banco central alerta en Madrid de los retos del envejecimiento y pide a los gobiernos margen fiscal para futuros ciclos económicos

Foto: Peter Praet, economista jefe del BCE. (Reuters)
Peter Praet, economista jefe del BCE. (Reuters)

A las puertas de la retirada de los estímulos, al Banco Central Europeo (BCE) le crecen las preocupaciones. Algunas son coyunturales, como los riesgos que suponen para sus objetivos el proteccionismo, las crisis de algunos mercados emergentes o el auge del precio del petróleo. Otras son estructurales, como el endeudamiento de algunos estados de la zona euro o el envejecimiento poblacional, que pueden restar efectividad a la política monetaria.

Sobre ello ha advertido el economista jefe del banco central, Peter Praet, en Madrid este miércoles, participando en una conferencia organizada por CaixaBank junto con su presidente, Jordi Gual. En la conferencia inaugural del nuevo curso de la Cátedra la Caixa Economía y Sociedad 2018-2019, Praet se ha centrado en las repercusiones del envejecimiento sobre la política monetaria y la economía. No en vano, alerta de que el envejecimiento demográfico puede restar potencia a las armas del BCE y alargar las futuras recesiones.

A su juicio, Europa necesita reformas para abordar este desafío. Por una parte, fomentar la productividad, que en los años noventa estuvo detrás de la segunda oleada de caída de los tipos de interés nominales y reales (descontando la inflación). Y por otra, reformas estructurales para garantizar la solidez fiscal ante el reto de tener que pagar más pensiones.

En un auditorio abarrotado por economistas, ejecutivos, supervisores e incluso algún político español, Praet no ha hecho referencia concreta a España o algún otro país. Pero sí ha recordado que “la combinación de altos niveles de endeudamiento y pasivos en pensiones puede reducir el margen de maniobra fiscal para futuros ciclos económicos”, lo que se aplica directamente a España, con un 97% del PIB, según el último cálculo del Ministerio de Economía a partir de los datos publicados por el Banco de España este miércoles.

Conferencia de Peter Praet (BCE) ante la mirada de Jordi Gual (CaixaBank).
Conferencia de Peter Praet (BCE) ante la mirada de Jordi Gual (CaixaBank).

Precisamente, Praet ha recomendado abordar reformas estructurales en pensiones, que van desde 'recapacitar' a los trabajadores mediante formación para que puedan trabajar a tiempo parcial cuando inician la jubilación, a modificar la edad de referencia para el retiro o aspectos regulatorios. También ha recordado que la posición actual del BCE es mantener los tipos en el 0% al menos hasta el próximo verano.

Cuándo retirar los estímulos

Por otro lado, el economista jefe del BCE, uno de los pesos pesados en Fráncfort desde la crisis de deuda, ha recordado la importancia de que los estados tengan margen de maniobra fiscal. Así, recomienda consolidación fiscal en esta fase de crecimiento para afrontar futuros baches si hay cambios de ciclo, especialmente teniendo en cuenta el aumento del gasto esperado en pensiones.

En la misma línea que Mario Draghi en cada discurso, Praet ha pedido a los gobiernos esfuerzos para llevar a cabo reformas estructurales en estas direcciones, tanto para elevar la productividad como para tener margen fiscal. “Las políticas fiscales y reformas estructurales deben colaborar con la política monetaria, que se ha quedado sola estos años en la estabilización de la economía”, ha apuntado en su visita a Madrid.

Las políticas fiscales y reformas estructurales deben colaborar con la política monetaria, que se ha quedado sola en la estabilización de la economía

Jordi Gual, que ha abierto la conferencia, ha expresado la misma petición. Aunque no todo ha sido consenso entre ambos. El presidente de CaixaBank ha alabado la política monetaria expansiva que lideró Mario Draghi para dejar atrás la crisis, pero ha advertido sobre el riesgo de “hacer demasiado poco o tarde” en la retirada de estímulos. Gual cree que un periodo extenso de tipos bajos puede conllevar riesgos y “podría haber problemas con la inflación”. Por su parte, Praet ha defendido que el endurecimiento regulatorio sobre el sector financiero durante los últimos años equilibra los efectos de los estímulos monetarios.

No ha sido el único momento en el que se ha hablado de política monetaria. El otro ha llegado al final, cuando el exministro Álvaro Nadal ha preguntado a Praet por qué no suben los tipos de interés si se ha disparado el precio del petróleo por encima de los 80 dólares, provocando un repunte en la inflación. Praet ha asegurado que la respuesta es “sencilla”: el BCE tiene que evaluar si es un efecto estructural y, en todo caso, la inflación subyacente (sin energía ni alimentos volátiles), clave para la política monetaria, sigue apenas por encima del 1% (el último dato fue 1,1% interanual). Es decir, lejos del objetivo de controlar la inflación a medio plazo, cerca pero por debajo, del 2%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios