ventas de LVMH mejor de lo esperadas

Las tensiones en China pasan factura al sector de lujo europeo

Los mercados, asustados por el posible impacto de las tensiones comerciales, se quedaron en los resultados de LVMH con las explicaciones sobre los controles en la frontera china

Foto: Un bolso de Louis Vuitton. (Reuters)
Un bolso de Louis Vuitton. (Reuters)

El mayor conglomerado de lujo del mundo, la francesa LVMH Moët Hennessy, cierra el miércoles con un recorte del 7,18% pese a registrar en el tercer trimestre unas ventas mejor de lo esperadas. Y es que en un momento crispado por el avance de las tensiones comerciales entre EEUU y China, los mercados no han podido ignorar el potencial impacto que podrían suponer unas menores ventas en el gigante asiático en el sector de lujo.

Así, marcas de productos de alta gama se han puesto a temblar en toda Europa: el miércoles Kering,dueño de Gucci, se ha anotado un recorte del 9,79% en París, Burberry ha perdido unn 8,62% en Londres y Moncler un 10% en Milán. Ya en EEUU, Tiffany&Co y Esteé Lauder abrían la jornada con pérdidas del 7,9% y 6,3%, respectivamente.

El sector se ha asustado después de que el dueño de marcas como Louis Vuitton, Christian Dior o Dom Perignon Champagne dijese en su presentación que las autoridades chinas están aumentando los controles fronterizos sobre el equipaje de los turistas que regresan al país. "Las autoridades chinas tienen algunas leyes que a veces imponen con más fuerza, como estamos viendo ahora", dijo el director financiero de LVMH, Jean-Jacques Guiony en su 'conference call' con los inversores.

Ya la semana pasada, corrían vídeos por las redes sociales en los que autoridades en las fronteras de China registraban el equipaje de los viajeros en busca de importaciones por encima del requerimiento máximo de 5.000 yuanes (629 euros). En un contexto de tensiones comerciales entre el país asiático y EEUU, los rumores hicieron saltar las alarmas de la industria del consumo de alta gama, de la que se estima que alrededor de un tercio de las ventas provienen de China.

Por si fuera poco, Morgan Stanley redujo el miércoles su valoración del sector de lujo desde 'neutral' a 'infravalorar', ya que ve una preferencia por parte de los inversores hacia las empresas 'value' en vez de las empresas 'growth' — para la firma estaounidense, que considera que "el sector está sobrevalorado", "una ralentización material en China presenta el mayor riesgo para el sector".

China ya redujo los requisitos de reservas bancarias por cuarta vez el pasado fin de semana, incrementando el apoyo de liquidez del sistema financiero para calmar los temores a las salida de capital ante una aparente ralentización económica que se está viendo avivada por los riesgos a una guerra comercial con EEUU.

Los inversores ignoran así los positivos resultados de LVMH, que las ventas aumentaron un 10% hasta los 11.400 millones de euros en el tercer trimestre de 2018. Un 30% de los ingresos de LVMH provienen de Asia (sin contar Japón), frente al 23% que llega desde EEUU o el 28% que proviene de Europa. Con todo, la empresa sí que hizo referencia a "una pequeña ralentización" de las ventas en China este trimestre, con el crecimiento de estas situándose alrededor del 15%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios