Es noticia
Menú
Repsol y Caixabank sufren el castigo de los inversores en bolsa
  1. Mercados
TRAS LA RUPTURA DE SU RELACIÓN TRAS 22 AÑOS

Repsol y Caixabank sufren el castigo de los inversores en bolsa

La salida se ha producido con una pérdida extraordinaria de 450 millones que se reflejará en la cuenta de resultados del tercer trimestre del año

Foto: Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid

Caixabank sorprendió en la última hora de la tarde de ayer con un hecho relevante en el que anunciaba el final de su relación con Repsol después de 22 años de historia con la venta de su 9,36% en el capital de la petrolera. Es más, la salida se ha producido con una pérdida extraordinaria de 450 millones que se reflejará en la cuenta de resultados del tercer trimestre del año.

Y el mercado no ha quedado ajeno. Ambas compañías se sitúan en lo más bajo de la tabla en el Ibex 35. Las acciones de Repsol marcan un mínimo intradía en los 16,35 euros al caer más de un 3%, mientras que Caixabank casi pierde los 4 euros por acción con descensos del 2,5%.

[Siga la cotización de Caixabank] [y de Repsol]

Según informó ayer la entidad que preside Jordi Gual, esta operación se enmarca a salida de Repsol en los objetivos del Plan Estratégico 2015/2018 que pasan por reducir el peso de la cartera de participadas, que al cierre de 2014 alcanzaba el 16%.

En este sentido, desde los analistas de Bankinter, explican que para Caixabank la venta de participaciones industriales forma parte del plan estratégico, pero desde el punto de vista financiero conlleva una minusvalía neta estima de 450 millones, equivalente al 26,7% del BNA en 2017 (18,1% del BNA estimado para 2018) a pesar de la subida en bolsa de Repsol este año (17,4%).

En este sentido, entiende que aunque "la ventaja de este tipo de operaciones es que permite a las entidades reducir el consumo de capital y aumentar así las ratios de capital, en este caso se estima un impacto neutral en la ratio de capital CETI FL –actualmente en 11,7%- como consecuencia de las minusvalías generadas", por lo que afectará a la cotización, que mantienen en neutral con un precio objetivo de 4,75 euros.

En cuanto a Repsol, destacan que la acción no se encontraba en estos niveles desde 2015 y algunos accionistas, para los que su participación no encaja en su planteamento estratégico, están aprovechando para reducir posiciones. Es el caso también de Temasek, que llegó a tener el 6% de la petrolera y que en las últimas sesiones ha acelerado el proceso de ventas.

"No son buenas noticias para la acción que podría verse presionada por la venta de esta participación. Además, el hecho de que el precio del petróleo esté en niveles próximos a 80$/brr, nivel con el que Trump empieza a no sentirse cómodo (tal como dejó claro ayer en un tweet) y la salida a bolsa de Cepsa, que para favorecer la demanda podría colocarse a ratios atractivos, podrían suponer un freno adicional a corto plazo para la acción", concluyen.

Caixabank sorprendió en la última hora de la tarde de ayer con un hecho relevante en el que anunciaba el final de su relación con Repsol después de 22 años de historia con la venta de su 9,36% en el capital de la petrolera. Es más, la salida se ha producido con una pérdida extraordinaria de 450 millones que se reflejará en la cuenta de resultados del tercer trimestre del año.

Repsol Ibex 35