DIRECTORA DE INVERSIÓN SOSTENIBLE DE ROBECO

Zandbergen (Robeco): "Las empresas sostenibles dan más renta con menos riesgo"

Hay tres razones fundamentales por las que desarrollar las inversiones en sostenibilidad: refleja tus valores personales, te hace ser mejor inversor y te permite marcar la diferencia

Foto: Masja Zandbergen, directora de inversiones de Robeco
Masja Zandbergen, directora de inversiones de Robeco

La inversión sostenible ha venido para quedarse. Al menos eso es lo que defiende desde hace más de 20 años, Masja Zandbergen, directora de inversión en Sostenibilidad e Integración de Criterios ASG de Robeco. Para ella hay tres razones fundamentales por las que desarrollar las inversiones en sostenibilidad: refleja tus valores personales como no invertir en tabaco, armas, alcohol; enfocarte hacia la sostenibilidad te hace ser mejor inversor; y te permite marcar la diferencia y obtener impacto a la vez que generas un retorno económico, invirtiendo en áreas de desarrollo sostenible.

PREGUNTA - ¿Qué supone la inversión sostenible?

La sostenibilidad ya se definió en 1987 en el informe1 Brundtland como una respuesta a las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas. La inversión en sostenibilidad debe centrarse en lograrlo. En la práctica vemos que diferentes inversores tienen diferentes objetivos con la inversión en sostenibilidad y son estos los que determinan el enfoque.

Consideramos tres enfoques. El primero tiene que ver con la reputación, la marca o los valores, lo que lleva a excluir a ciertas empresas. Por ejemplo, una aseguradora de salud que no desea invertir en compañías que ofrecen productos perjudiciales para la salud. Otro enfoque se centra en generar mejores rendimientos de inversión o reducir los riesgos incorporando información de sostenibilidad en las decisiones de inversión: la integración de los criterios ASG (Ambientales, Sociales, Gobierno corporativo). Por ejemplo, la propiedad activa: la votación y el compromiso pueden ayudar a mejorar la integración de los factores ASG y ayudar a las empresas a realizar un cambio para mejorar el rendimiento de la sostenibilidad. El tercer enfoque combina dos objetivos, lograr un impacto socioeconómico positivo y generar buenos rendimientos financieros. Lo denominamnos inversión de impacto. Pensemos en las microfinanzas, las tecnologías limpias o, más recientemente, invertir en empresas que estén alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos tres enfoques también se pueden combinar en una misma cartera de inversión.

P - ¿Qué tiene que tener una empresa para entrar en el espectro del inversor sostenible?

De nuevo, depende de los objetivos del inversor. La integración de los criterios ASG significa equilibrar el rendimiento sostenible de las empresas con criterios financieros. Es decir, incluso si una compañía lo esta haciendo muy bien a efectos de integración de los criterios ASG, y si ya está reflejado en el precio de la acción, podría no ser todavía un inversión interesante. Y viceversa, si el rendimiento ASG no es todavía bueno y este hecho está reflejado ya en el precio de la acción, o en el diferencial de crédito, podría ser una inversión interesante. Sin embargo, en los enfoques de impacto o en donde el universo de inversión solo consiste en compañías que obtienen una buena nota ASG, requeriríamos la aplicación de políticas y prácticas de ASG en varios niveles, de acuerdo a gobierno corporativo, objetivos y transparencia.

P - ¿Qué potencial de retorno tiene para un inversor apostar solo por empresas sostenibles?

Algunos meta estudios muestran que las empresas sostenibles obtienen mejores rendimientos y menor riesgo. Sin embargo, como existen muchas metodologías diferentes para implementar la sostenibilidad, y la disponibilidad de datos históricos a largo plazo es aún limitada, en comparación con otras medidas financieras tradicionales, seguiremos investigando sobre los factores ASG. Queremos garantizar que esta información se implemente en nuestras carteras de la mejor manera posible, y en línea con nuestra firme convicción de que, el uso de información ASG en los procesos de inversión, agrega valor a nuestras estrategias. Mientras tanto, disponemos de muchos ejemplos en los que la información de ASG nos ha brindado una perspectiva adicional para detectar problemas que el mercado aún no ha valorado. Por ejemplo, sobre la privacidad de datos para las compañías de Internet ya se tomó en cuenta en nuestras decisiones de inversión y propiedad activa en 2016. Mucho antes de que el mercado comenzara a pensar sobre este asunto.

P - Me imagino que requiere de un esfuerzo mayor de estudio, análisis, búsqueda... encontrar este tipo de empresas y además que sean rentables...

Sin duda, requiere un gran esfuerzo. Muchos especialistas en criterios ASG recopilan e interpretan los datos de sostenibilidad. También, un equipo exclusivamente dedicado a la propiedad activa, que se encargan de las votaciones y los compromisos con las empresas en donde invertimos. Sin embargo, la verdadera integración no es posible sin los esfuerzos de los equipos de inversión. Tanto en Robeco como RobecoSAM, que realiza el Índice de Sostenibilidad Dow Jones y está dedicada exclusivamente a inversión en sostenibilidad, aquellos reciben la información del equipo de investigación de sostenibilidad y trabajan en estrecha colaboración con el equipo de propiedad activa, que les proporcionan información valiosa sobre las empresas.

P - ¿Me puede dar algunos ejemplos de que merece la pena este esfuerzo?

Hemos evitado algunas inversiones arriesgadas en nuestra cartera de high yield y mercados emergentes debido al análisis de criterios ASG. Por ejemplo, en el ámbito del cuidado de la salud, los problemas de materialidad ASG son el gobierno corporativo, la innovación y la ética empresarial. Las empresas que gastan muy poco en I + D, experimentan aumentos excesivos de los precios, y conceden alta remuneración, nos indican una maximización de los beneficios a corto plazo, y no una creación de valor a largo plazo. Esto nos ayuda en nuestra toma de decisiones de inversión.

P - Este reciente boom de la inversión sostenible, ¿por qué no es una moda más?

Cuando comencé en la sostenibilidad allá por 2003, no existía un compromiso definido de los inversores al respecto. Sin embargo, hemos venido observando que la sostenibilidad se vuelve cada vez más relevante para los inversores. Pensamos que la inversión en sostenibilidad no es una moda, fundamentalmente por tres razones:

Desde la perspectiva de un inversor, la sostenibilidad claramente está cambiando los mercados. Las empresas operan en un entorno muy diferente al de hace 20 años. El cambio climático, la escasez de recursos, la contaminación, el uso de mano de obra de países emergentes. Todas son tendencias que afectan a las compañías, ya sea brindando oportunidades para nuevos mercados, o generando riesgos ante un panorama regulatorio cambiante, modificando el comportamiento del consumidor y posiblemente aumentando los costes. Esto se ha convertido en un problema tangible para los inversores.

Desde la perspectiva del cliente, estos buscan crear carteras más sostenibles, porque sus grupos de interés (participes, reguladores…) se lo están exigiendo.

Desde una perspectiva socio-económica, un escenario de priorización de crecimiento a costa de ignorar, por ejemplo, los riesgos del cambio climático, conllevará mejores rendimientos en el corto plazo, pero perjudicará seriamente los rendimientos a futuro. Apoyar la transición energética es, por ello, la mejor de las alternativas tanto para las personas que viven en nuestro planeta como para el interés de los inversores a largo plazo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios