ante el cambio de mínimo de cotización

Urbas ignora el aviso de la CNMV y aprueba un 'split' de sus acciones

Apenas dos semanas después de que el regulador avisase de que un desdoblamiento de acciones podría ser "manipulación", la empresa ha aprobado en su junta la medida

Foto: La bolsa española. (EFE)
La bolsa española. (EFE)

La junta extraordinaria de accionistas celebrada el viernes por Urbas ha aprobado la desagrupación de las acciones de la empresa con el objetivo de intentar paliar la futura dilución de su participación ante el nuevo cambio de mínimo de cotización, según ha anunciado la empresa este lunes. La noticia llega apenas dos semanas después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) avisase de que dicha medida podría incurrir en manipulación.

Así, según hace saber la compañía mediante hecho relevante, la junta aprobó el viernes un 'split' de diez acciones nuevas por cada acción preexistente. En el comunicado en el que anunció la celebración de una junta extraordinaria el pasado mes de agosto, Urbas explicaba que dicha medida "permitirá mantener el valor de la cotización de sus valores en entornos reales, dotándola así de la liquidez suficiente".

Urbas convocó la junta extraordinaria el pasado 6 de agosto para poder someter a una votación entre accionistas un desdoblamiento de acciones en previsión al cambio de mínimo de cotización realizado en julio por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

La entidad anunció el pasado julio que, a petición de la CNMV, permitirá a las empresas cotizar hasta los 0,001 euros (por debajo de los 0,01 euros que estaban de límite hasta ahora). Las medidas llevan en entorno de formación desde el pasado 6 de agosto, y se aplicarán en el entorno de producción a partir del 28 de septiembre.

El organismo presidido por Sebastián Albella había avisado a tanto Urbas como Abengoa (que tiene prevista una junta extraordinaria el 2 de octubre para someter a votación la misma medida) de que, de prosperar los desdoblamientos de acciones, la CNMV estudiaría si estas medidas podrían "constituir un supuesto de manipulación de mercado".

"La CNMV ha advertido que se están planteando, en relación con algunas de las sociedades afectadas, inciativas de desdoblamiento de acciones ('splits') cuyo objetivo sería que el valor por acción se aproxime al límite mínimo de precio por acción, lo que neutralizaría los efectos de la reforma", decía la CNMV en la carta.

Un desdoblamiento de acciones implica ampliar el número de títulos en circulación, pero sin dejar que el capital social varíe. Por tanto, para que entren más acciones el precio de estas tiene que descender.

Esta medida se suele hacer en casos en los que las acciones de una empresa están muy caras, para aumentar la liquidez en el valor. No obstante, en el caso de Urbas, cuyo precio por acción está a mínimos, también podría ser un intento de reducir su propensión a constante declive y volatilidad — al final, cabe recordar, los accionistas de la empresa siguen manteniendo el capital que tienen en acciones, solo varía el número de títulos.

Con todo, la CNMV hacía saber que valoraría la posibilidad de ejercer las competencias que la ley otorga para garantizar "la libre formación de precios y la integridad de la negociación, entre ellas la suspensión o exclusión de la negociación de los valores correspondientes, así como la impugnación de los pertinentes acuerdos societarios".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios