potenciales multas

IAG, entre los grandes perdedores del Ibex tras el robo de datos a British Airways

La aerolínea era uno de los valores que más caía del selectivo español después de que su filial británica reconociese un 'hackeo' a clientes a través de 3.800 operaciones de pago

Foto: Un avión de British Airways saliendo del aeropuerto de Barajas en Madrid. (Reuters)
Un avión de British Airways saliendo del aeropuerto de Barajas en Madrid. (Reuters)

La aerolínea española se sitúa el viernes entre los mayores perdedores del Ibex 35 al estrellarse más de un 3%, después de que su filial British Airways comunicase en la noche del jueves que información financiera y personal de sus clientes había sido robada en las últimas semanas.

IAG, que en lo que va de 2018 sube en cambio más de un 3%, se tiñe el viernes de rojo después de que su filial británica denunciase el jueves un 'hackeo' a información de sus clientes a través de 380.000 operaciones con tarjetas de crédito hechas en su pagina web y aplicación móvil.

La empresa anunció en el mismo comunicado que la situación ya está resuelta y que está revisando lo ocurrido. Con todo, la primera ministra británica Theresa May ha confirmado el viernes que la Agencia Nacional contra el Crimen de Reino Unido y el Centro Nacional de Seguridad Cibernética también investigan el robo.

De acuerdo con la nueva regulación europea en materia de protección de datos (GDPR, en inglés), la multa máxima por filtración de datos asciende a 17 millones de libras (19 millones de euros) o el 4% de la facturación total de la empresa, cualquiera que sea mayor de las dos cantidades.

En 2017 British Airways percibió unos ingresos de 12.200 millones de libras (13.657 millones de euros), por lo que la aerolínea podría enfrentarse a una multa de hasta 500 millones de libras (559 millones de euros) si la Oficina del Comisionado de Información británica (ICO, en inglés) decidiera tomar medidas.

Esta es la segunda crisis a la que se enfrenta el presidente del grupo, Álex Cruz, en poco más de un año. En mayo de 2017, la aerolínea sufrió una serie de problemas informáticos en el aeropuerto de Londres que llevó a British Airlines a cancelar más de 1.000 vuelos y dejar colgados a cerca de 175.000 pasajeros en un fin de semana.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios