la lira acumula un desplome del 80% en el año

La lira toma aire y BBVA vuelve a terreno positivo en bolsa

La moneda turca subía el martes tras las medidas del Banco Central tomadas el lunes, mientras que el banco español se situaba a la cabeza del Ibex 35 tras volver a subir en bolsa

Foto: Un hombre cuenta liras turcas. (Reuters)
Un hombre cuenta liras turcas. (Reuters)

Tras las duras sesiones de la semana pasada y principios de esta, la divisa turca toma algo de aire el martes al llegar a fortalecerse más de un 6% frente al 'billete verde', situándose en las 6,4 liras por dólar. Ante esta tregua, BBVA, banco especialmente castigado en las últimas sesiones del Ibex 35 por su exposición al país otomano, volvía a terreno positivo con un avance de alrededor del 1% a primeras horas de la sesión - moderando las subidas durante el mediodía hasta quedarse plano.

La lira acumula una pérdida de más del 80% en lo que va del año y, tras los mínimos alcanzados el fin de semana, las subidas del martes quedan muy lejos de suponer un revés en la tendencia bajista de la moneda. No obstante, supone una pequeña tregua y tímida muestra de mejora tras la inyección de liquidez del Banco Central de Turquía del lunes.

Ante el restipor, BBVA, banco español que tiene una cartera de bonos turcos de 8.600 millones (el 7% de la cartera), el 15% de sus activos en el país y obtuvo con Garanti el 16% de su beneficio en el primer semestre, llevaba cayendo desde el jueves pasado un 7%, se situaba en la apertura junto a IAG a la cabeza del Ibex 35, selectivo que también toma aire el martes con un pequeño avance del 0,5%. No obstante, a medio día, BBVA moderaba las subidas hasta un avance del 0,2%.

Varias organizaciones empresariales turcan han pedido el martes austeridad y subidas de los tipos de interés para abordar la crisis de Turquía. La Asociación de Industria y Comercio de Turquía (Tusiad) y la Unión de Cámaras y Mercados de Turquía (Tobb), dos de las principales organizaciones empresariales del país otomano, se han unido para reclamar al Gobierno y al Banco Central más medidas para combatir la crisis de la lira turca, incluyendo la implementación de medidas de austeridad y una política monetaria más restrictiva.

"Estando las compañías turcas en un lugar complicado, pero sin gozar de poder político, y con el Banco Central y el presidente Recep Tayyip Erdogan tomando medidas que son entre poco eficaces y contraproductivas, parece que es poco probable que la solución a la crisis de divisas llegue desde el frente doméstico", estima Bart Hordijk, analista de Monex Europe.

Desde Monex consideran que es poco probable que Erdogan permita que Turquía reciba ayuda de instituciones con presencia occidental como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo o la Reserva Federal. Así, Hordijk considera que "la combinación de estos factores nos da a entender que los problemas en Turquía están lejos de resolverse".

El mercado del resto de divisas emergentes, contagiadas estos días por la crisis turca, cotizaba mixto el martes. Por un lado, el rand sudafricano y el peso mexicano se fortalecían el martes un 2,43% y 1,1%, respectivamente. Sin embargo, el peso argentino se situaba en los máximos de 29,9 pesos por dólar después de que el Banco Central de Argentina subiese el lunes de forma inesperada los tipos de interés para intentar evitar un contagio desde Turquía. La rupia india, a su vez, también había alcanzado máximos históricos durante la noche del lunes al alcanzar las 7 rupias por dólar.

Boicoteo a los electrónicos estadounidenses

A media mañana del martes, Erdogan ha dicho en un discurso a los miembros de su partido que planeaba boicotear los productos electrónicos provenientes de EEUU. "Juntos con nuestra gente, nos alzaremos contra el dólar, los precios del mercado de divisas, inflacción y los tipos de interés", alegó el presidente. "Protegeremos nuestra independencia económica al mantenernos estrechamente unidos".

"Impondremos un boicoteo a los productos electrónicos de EEUU", zanjó Erdogan en el discurso. "Si ellos tienen iPhones, hay Samsung al otro lado, y nosotros tenemos nuestro propio Vesel aquí", añadió el presidente, refiriendose a la compañía turca de tecnología.

La gota que colmó el vaso de la tendencia bajista de la lira la semana pasada había sido las tensiones entre EEUU y Turquía, especialmente después de que Trump impusiese aranceles sobre el acero y aluminio turcos el pasado viernes.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios