adelanta un beneficio neto de 400 millones

Deutsche Bank se dispara más del 7% tras avanzar mejores resultados de lo esperado

No será hasta el miércoles de la semana que viene cuando Deutsche Bank de a conocer oficialmente sus cuentas pero ha adelantado un beneficio antes de impuestos de 700 M

Foto: Christian Sewing, nuevo CEO de Deustche Bank (Reuters)
Christian Sewing, nuevo CEO de Deustche Bank (Reuters)

Deustche Bank ha sorprendido al mercado y en esta ocasión ha sido para bien. El mayor banco de alemania, que se encuentra en el ojo del huracán desde que en octubre de 2016 saltaran todas las alarmas sobre la difícil situación en la que estaba la entidad -lo que provocó la dudas del mercado sobre su capacidad para hacer frente a sus obligaciones-, ha adelantado unas cifras del segundo trimestre del año muy por encima de las expectativas del consenso, lo que ha disparado su cotización en bolsa.

[Siga la cotización del valor]

No será hasta el miércoles de la semana que viene cuando Deutsche Bank de a conocer sus resultados correspondientes al segundo trimestre del año, pero ha querido dar un aperitivo al mercado en un año especialmente complicado en el que ya acumula un desplome del 36% en bolsa desde enero y ha visto cambiar, de nuevo, a su consejero delegado el pasado mes de abril con la llegada de Christian Sweing para sustituir a John Cryan.

Evolución acciones Deutsche Bank (Fuente: Bloomberg)
Evolución acciones Deutsche Bank (Fuente: Bloomberg)

Así, la entidad ha anunciado un beneficio neto de 400 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 700 millones de euros, cuando el consenso de los analistas esperaban 159 millones y 321 millones de euros respectivamente. Esto ha disparado las acciones del banco en bolsa hasta cerrar la sesión del miércoles con un avance de 7,28% hasta los 10,30 euros, alejándose así de sus mínimos históricos que marcó el pasado 28 de junio.

Y es que la Reserva Federal de Estados Unidos echó más leña al fuego tras anunciar que su filial estadounidense no había pasado las pruebas de estrés, o lo que es lo mismo, no superaría una nueva crisis financiera como la que estalló en 2008 que provocó la caída de todo un gigante de Wall Street como es Lehman Brothers y derivó en la mayor recesión desde la Gran Depresión.

No en vano, los inversores y analistas no confían en la capacidad del plan de reestructuración para enderezar el rumbo de la entidad y que pasa por la reducción de la plantilla en más de 7.000 empleados. Eso después de que en el primer trimestre del año el beneficio del banco cayera un 79% hasta los 120 millones de euros y que la dirección anunciara que los resultados del segundo trimestre tampoco iban a ser buenos.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios