Escalada del crudo: pone los $80 en el radar empujado por la tensión en Oriente Medio
MÁXIMOS DESDE NOVIEMBRE DE 2014

Escalada del crudo: pone los $80 en el radar empujado por la tensión en Oriente Medio

El precio más alto marcado por el oro negro desde noviembre de 2014, apenas cuatro meses después de que comenzara el ciclo bajista del mercado que llevó al barril a perder los $100

Foto: Campo de oleoductos (Reuters)
Campo de oleoductos (Reuters)

El petróleo sigue imparable alimentado por la escalada de las tensiones en Oriente Medio tras el ataque lanzado por Israel en siria contra objetivos iraníes como respuesta a los cohetes lanzados por estos en los Altos del Golán. De hecho, este martes a las 14:30 hora española avanzaba otro 1% que llevaba el Brent de referencia en Europa por encima de los 79 dólares, y el Texas estadounidense hasta los 71,7 dólares.

Se trata del precio más alto marcado por el oro negro desde noviembre de 2014, apenas cuatro meses después de que comenzara el ciclo bajista del mercado que llevó al barril a perder los 100 dólares y a marcar mínimos por debajo de los 30 dólares, a pesar de los esfuerzos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados como Rusia por recortar la producción y apuntalar los precios.

Eso mientras que en el mercado de divisas, la cotización del euro frente al dólar se mantenía estable cerca de mínimos anuales por debajo de 1,19. En este sentido, Enrique Díaz-Alvarez, director de riesgos de Ebury, ha señalado que "a corto plazo" parece que el impacto de la tensión diplomática entre Estados Unidos e Irán "es positivo para el dólar", señalando que el aumento de la tensión internacional y de la posibilidad de conflictos en Oriente Próximo normalmente ha resultado en la compra de dólares como activo refugio.

Asimismo, Díaz-Alvarez ha apuntado que la subida del precio del petróleo como consecuencia de esta inestabilidad tiende a empujar al alza a la inflación y con ella los tipos de interés en EEUU, mientras que los de la eurozona continúan anclados por la política monetaria del BCE, ampliando el diferencial en tipos entre ambas zonas monetarias, con la consecuente presión al alza en la divisa estadounidense.

No obstante, el experto de Ebury ha matizado que, a más a largo plazo, las consecuencias son mucho más difíciles de predecir, señalando que "la poca fiabilidad de EEUU como socio internacional obligará a Europa a reforzar mecanismos independientes de transacciones internacionales que no dependan del dólar. "Ello debería ayudar a extender el uso del euro como medio de pago internacional y, por tanto, sería positivo para la moneda única", ha añadido.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios