por las tensiones en siria

Goldman recomienda "comprar" petróleo en la semana más alcista desde julio

Las renovadas tensiones en Oriente Medio han puesto el foco de los inversores en este activo que lleva sumido en un ciclo bajista desde junio de 2014

Foto: Barriles de crudo. (Reuters)
Barriles de crudo. (Reuters)

Hacía tiempo que el petróleo no encadenaba una racha alcista como la de la última semana, concretamente ocho meses. Y es que las renovadas tensiones en Oriente Medio han puesto el foco de los inversores en este activo que lleva sumido en un ciclo bajista desde junio de 2014, cuando perdió la barrera de los 100 dólares por barril. Ahora, las amenazas de Donald Trump de lanzar un ataque en Siria, a la que acusa de haber utilizado armas químicas, han desatado el hambre especulativa de cara a un posible repunte del precio, tanto que hasta Goldman Sachs ha recomendado "comprar".

Así, mientras el ataque llega o no llega, el barril de crudo Brent de referencia en Europa escala hasta los 72,7 dólares, mientras que el Texas estadounidense alcanza los 67,6 dólares por barril. Y eso a pesar de que esta semana, las reservas semanales de crudo en EEUU aumentaron en 3,3 millones de barriles hasta situarse en 428,64 millones, después de que la semana pasada la producción alcanzara un nuevo récord de 10,53 millones de barriles por día.

Evolución barril Brent en el último año. (Bloomberg)
Evolución barril Brent en el último año. (Bloomberg)

En el cómputo general de la semana, los futuros del oro negro han saltado un 7,8% mientras que los inversores esperan que "esas tensiones están agravando un mercado ya de por sí presionado y alentando el potencial de restricción de suministro", aseguran desde el banco de inversión. De hecho, este miércoles tras el famoso tuit de Trump en el que amenazaba a Siria y a Rusia con misiles "bonitos, nuevos e inteligentes" y tras asegurar que las relaciones con Rusia son las peores de la historia, incluso peor que en la guerra fría, el petróleo marcó un nuevo máximo de 2018.

Pero no solo la situación en Siria, también las tensiones entre Arabia Saudí e Irán apoyando a los rebeldes en Yemen están avivando los miedos sobre la seguridad en una de las regiones con más riqueza energética de la región. Además, por la parte técnica de oferta y demanda, la OPEP recortó el mes pasado su producción al nivel más bajo en el último año, 31,83 millones de barriles para una demanda de 32,5 millones, con lo que todo apunta a que los inventarios van a caer significativamente este año.

En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía en su informe mensual publicado este viernes ha asegurado que: "No nos corresponde declarar el nombre de los países que firmaron el acuerdo de Viena que se trata de una 'misión cumplida', pero si nuestra visión es buena, se parece mucho a eso". Hace un año, los miembros de la OPEP y otros países como Rusia acordaron recortar el bombeo para apuntalar los precios.

Ahora, el informe muestra que la producción mundial está por debajo de las necesidades a causa de la implosión de las extracciones en Venezuela y de la baja producción en países como Libia y Angola, lo que puede obligar al mundo a recurrir a sus reservas para satisfacer una demanda creciente, reduciendo así el excedente de petróleo que hay en el mercado.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios