Fondos de Inversión: Paramés y el rey de las subprime se unen en la apuesta por el transporte de petróleo
inversiones de cobas

Paramés y el 'rey de las subprime' se unen en la apuesta por el transporte de petróleo

Cobas tiene una fuerte inversión en las empresas enfocadas al transporte marítimo de materias primas. Una de las empresas es International Seaways, apuesta de Paulson

Foto: Francisco García Paramés
Francisco García Paramés

Francisco García Paramés ha puesto a la industria española de fondos de inversión bajo la pista del transporte marítimo de materias primas, especialmente de petróleo. Primero fue Teekay, que dio paso a otras inversiones de gestores locales en el sector. Y después han llegado más apuestas, como la que tiene en International Seaways, compañía estadounidense que vale en bolsa 550 millones de dólares -apenas 500 millones de euros-.

De hecho, es una de las ideas que ha defendido ante sus clientes, en la segunda conferencia de inversores que celebró este martes Cobas AM en Madrid. Una tesis que secunda a la de John Paulson, uno de los ‘gurús’ más seguidos del mercado después de hacer fortuna con su apuesta bajista contra las hipotecas ‘subprime’ antes del estallido de la crisis financiera en 2007 y 2008 y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

El gestor de ‘hedge funds’ tiene más del 10% de la empresa presente en el Cobas Internacional, el Cobas Selección y el Cobas Compañías. “Las materias primas están en el punto bajo del ciclo, y estas empresas sobreviven a ello por sus contratos de largo plazo y se benefician después”, señala Paramés.

Las materias primas están en el punto bajo del ciclo, y estas empresas sobreviven a ello por sus contratos de largo plazo y se benefician después

La gestora ha llegado a esta conferencia con resultados negativos en el acumulado de 2018 en los fondos internacionales, que son los que más patrimonio administran. El Cobas Selección y el Cobas Internacional pierden más de un 7% de valor liquidativo y el Cobas Concentrados casi un 13%.

En este contexto, Paramés se ha esmerado en explicar algunas de sus convicciones. Tanto las de bancos transportadores de petróleo como el resto de la cartera expuesta a materias primas. “Es difícil encontrar oportunidades por las valoraciones, las empresas que siempre nos han gustado están caras y en commodities hay atractivo”, arguye el gestor.

De esta forma, hay en cartera compañías ligadas al crudo, pero no al uranio. Tras recibir la pregunta desde el público por Cameco, una de las principales inversiones de azValor, ha rechazado esta posibilidad: “No miramos el precio de las materias primas, sino las empresas. Cameco tiene contratos de largo plazo, con lo que no se beneficiará si el precio del uranio se recupera desde 20 dólares hasta 40 dólares, hay oportunidades mejores”, señala uno de los analistas. “Hay más predisposición al gas que a la energía nuclear”, remacha el fundador de Cobas, ex director inversiones de Bestinver, que sí 'compra' la otra gran apuesta de sus ex compañero, las mineras de cobre.

Comisiones

Paramés también ha anunciado que el coste del análisis caerá en la cuenta de resultados de la gestora, y por lo tanto no repercutirá en el partícipe. Aunque aún no se conoce la transposición definitiva, MiFID II obligará a desglosar los gastos de ejecución y ‘research’. Las gestoras internacionales asumirán este coste en su mayoría, mientras que entre las nacionales no está claro. Varios bancos han anunciado que recaerá en el fondo (por lo tanto, en el cliente), mientras que algunas independientes como azValor o Metagestión admiten que tienen dudas. La decisión de Cobas mete presión a sus pares. "Bastante altas son ya las comisiones", ha comentado con naturalidad Paramés, que ha reconocido que en el futuro analizará esto. También ha adelantado una futura novedad en torno a la inversión en 'micro caps'.

Por otro lado, la estrategia de renta variable española tiene menos potencial, según el gestor, aunque acumula mayor rentabilidad, del 1% este año y del 11% en los últimos doce meses. Precisamente, ha modificado el folleto para poder invertir hasta un 10% en países de la OCDE que no sean España y Portugal, para poder comprar empresas españolas que cotizan en otras bolsas, señala Paramés. El otro cambio es la posibilidad de invertir hasta un 10% de los activos en bonos de baja calidad (‘high yield’ o ‘bonos basura’) o sin ‘rating’, aunque sólo para ocasiones “muy puntuales”.

La cartera española tiene como principales posiciones a Técnicas Reunidas, Telefónica, Elecnor, Euskaltel, Ferrovial, Sacyr, Viscofan, NOS SGPS, Quabit o Ezentis. La gestora espera que el margen de Técnicas Reunidas se recupere y vuelva de niveles del 2% hasta entornos del 4% y el 5%. Mientras que de Telefónica señala que “estaba en mínimos de 15 años, con sentimiento negativo del mercado y preocupación por la competencia de MásMóvil”. “Pero todas las empresas han aumentado precios este año. MásMóvil gana cuota en un mercado en el que Telefónica no juega, que apuesta por clientes de más nivel económico. La preocupación de la directiva es reducir deuda, y tienen varias posibilidades encima de la mesa”, puntualiza.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios