nervios en los mercados

Volatilidad y caídas en las bolsas: China alimenta el miedo a una guerra comercial

Las bolsas europeas y los principales índices de Wall Street cotizan con descensos en torno al 1%. La guerra comercial es el principal riesgo del mercado para los inversores

Foto: Un trader en Hong Kong. (Efe)
Un trader en Hong Kong. (Efe)

La guerra comercial se ha convertido en el principal miedo que sobrevuela los mercados. Y cada vez cobra más enteros como una realidad, lo que ha desatado este miércoles una nueva ola de ventas. Las principales bolsas europeas y los índices de Wall Street cotizan con descensos cercanos al 1%.

El mercado neoyorquino ha reducido las caídas en la apertura respecto a la cotización previa de los futuros, que retrocedían sobre el 2%, un movimiento brusco que no es habitual ver salvo para hitos o eventos fuera de lo común.

En España, el Ibex 35 cede un 1%, por debajo de los 9.500 puntos. Por su parte, el Dax alemán pierde un 1,5%, mientras que el Euro Stoxx retrocede algo más del 1%. El VIX, índice que mide la volatilidad en el mercado, sube un 16% hasta rozar los 25 puntos. En el mercado de divisas, el euro avanza levemente hasta los 1,228 dólares. Por su parte, el oro vuelve a acercarse a los 1.400 dólares por onza, resurgiendo como activo refugio junto al bono alemán, cuya rentabilidad disminuye por debajo del 0,5%.

China responde a EEUU

Las ventas se producen después de que China haya anunciado un contragolpe más duro aún que el lunes frente a los aranceles de Donald Trump. El gigante asiático impuso aranceles a 128 productos alimenticios producidos en Estados Unidos y relacionados con los alimentos. En esta ocasión, ha dado más pistas.

El Ministerio de Comercio del gigante asiático ha informado de un arancel del 25% para 106 productos importados desde Estados Unidos entre los que están la soja (muy consumida en China), los automóviles o los aviones. El cálculo es que tienen valor de 50.000 millones de dólares, más de 40.000 millones de euros.

China responde así a la Casa Blanca, que hace diez días concretó tasas arancelarias por valor de 60.000 millones de dólares que dejaron fuera a la Unión Europea, Australia, Argentina, Brasil y Corea del Norte, así como a sus socios México y Canadá. Realmente, están dirigidos hacia China. Trump no ha ocultado su intención de reducir el déficit comercial con este país y “proteger” la industria local.

Pero estas dinámicas asustan al mercado. Las guerras comerciales reducen el potencial de crecimiento global, en un momento en el que muchos inversores y analistas se plantean que el ciclo de expansión económica está agotándose.

A los inversores les preocupa que los anuncios arancelarios entre EEEUU y China marquen unas conversaciones comerciales difíciles

“Los mercados temen que esto derive en una guerra comercial total”, señalan los analistas de ETF Securities. “A los inversores les preocupa que los recientes anuncios arancelarios entre Estadps Unidos y China marquen el inicio de conversaciones comerciales difíciles, para una serie de sectores, entre las dos economías más grandes del mundo”, agregan los de Fidelity. Aun así, el pronóstico de los expertos es que esta dinámica no se les vaya a las potencias “de las manos y acabe en una guerra comercial a gran escala”, opinan en Link Securities. El propio Trump ha negado en Twitter, su canal de información preferido, que esté en guerra comercial con China. "Hace muchos años que perdimos esa guerra", ha señalado.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios