critican al gobierno por mentir sobre pensiones

"Invertir en ladrillo para la jubilación es una malísima idea", según las aseguradoras

Algunas de las principales firmas del sector coincidieron en que la fórmula tradicional de ahorro para la jubilación en España —invertir en inmobiliario— es la peor idea en los tiempos actuales

Foto: El presidente de Mapfre, Antonio Huertas. (EFE)
El presidente de Mapfre, Antonio Huertas. (EFE)

El sector asegurador puso el miércoles el contrapunto al debate sobre pensiones celebrado en el Congreso, con sus trampas y medias verdades. Algunas de las principales firmas del sector criticaron que el Gobierno engañe a los ciudadanos asegurando cosas como que las pensiones van a mantener el poder adquisitivo de los salarios actuales o que siga sin enviar la carta prometida con el cálculo de la pensión de cada ciudadano. Y coincidieron en que la fórmula tradicional de ahorro para la jubilación en España —invertir en inmobiliarioes la peor idea en los tiempos actuales.

"Es una malísima decisión invertir para la jubilación en ladrillo, como se ha visto con el estallido de la burbuja inmobiliaria", sentenció Juan Fernández Palacios, consejero delegado de Mapfre Vida, en unas jornadas sobre seguros organizadas por el IESE y Ernst & Young. Ingacio Eyries​, director general de Caser, coincidió con él: "Hay que tener en cuenta al ahorrar en ladrillo que puede valer menos en el futuro por una cuestión demográfica: si nacen menos niños, en el futuro habrá menos demanda de vivienda y los precios bajarán".

Tomás Muniesa, consejero delegado de Vidacaixa. (Vidacaixa)
Tomás Muniesa, consejero delegado de Vidacaixa. (Vidacaixa)

omás Muniesa, consejero delegado de Vidacaixa, explicó que en España tenemos un porcentaje de ahorro en depósitos bancarios similar a la media europea, y en fondos de inversión, ligeramente inferior. La diferencia está en el ladrillo, donde la inversión de los españoles es 20 puntos porcentuales superior a la de los europeos, lo cual tiene su correlato en un ahorro a largo plazo 20 puntos inferior. "Otros países no tienen esa cultura de tener el piso en propiedad, no les parece tan grave vivir de alquiler. Si España se fuera a la media europea, el ahorro para la jubilación tendría que duplicarse", añadió.

Los mensajes del Gobierno penalizan el ahorro

En este sentido, estos gigantes aseguradores coinciden también en criticar la actitud del Gobierno porque desincentiva, a su juicio, este ahorro para la jubilación. "Decir que los pensionistas han sido los mejor tratados en la crisis no ayuda a incentivar el ahorro a largo plazo. O decir que las pensiones van a conservar el poder adquisitivo de los salarios no resiste el mínimo análisis, porque es imposible", según Eyries.

Fernández Palacios recuerda una de las demandas tradicionales del sector: que el Ejecutivo remita la famosa carta en la que debe informar a cada ciudadano del cálculo de lo que va a cobrar de pensión, como se comprometió a hacer en 2013. Una promesa que todavía no ha cumplido y que mostraría a los ciudadanos la necesidad de ahorrar para la vejez.

El maltrato de los planes de pensiones

En cuanto a los planes de pensiones, Muniesa sostiene que pasaron de ser un producto "bien tratado fiscalmente al peor tratado de este país". "Cuando pedimos al Gobierno que devuelva los incentivos evitando los abusos que se cometían hace 10 años, siempre nos contesta que no hay dinero". A su juicio, lo más importante es dar seguridad jurídica al ahorrador, "los incentivos a largo plazo no pueden cambiar continuamente; y si cambian, debes tener la opción de salirte". Eyries también critica la nueva medida de dar liquidez a los planes a los 10 años porque "va contra la naturaleza del producto" y "ahonda en el problema".

Sede de Caser Seguros.
Sede de Caser Seguros.

Una de las propuestas del sector para incentivar el ahorro para la jubilación es un sistema parecido al británico, donde los trabajadores deben aportar obligatoriamente parte de su salario a un plan de pensiones de empresa durante los primeros años. Luego pueden salirse, pero "por el camino el Gobierno les dice que eso es bueno, la empresa les dice que es bueno y los sindicatos les dicen que es bueno. El resultado es que el 80% sigue, y es un sistema que no le cuesta dinero ni a la empresa ni al Gobierno", según Muniesa.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
80 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios