sospechas en la gestión activa

Sospechas de falsa gestión activa sobre el 25% del dinero invertido en fondos de bolsa

Reino Unido sienta un precedente contra este tipo de productos al obligarlos a indemnizar a sus clientes por cobrar comisiones como fondos de gestión activa sin serlos

Foto: Crecimiento del dinero. (iStock)
Crecimiento del dinero. (iStock)

Los supervisores de la industria de la gestión de inversiones llevan tiempo advirtiendo de los falsos fondos activos. Es decir, vehículos que se venden como gestión activa y cobran comisiones acorde a ella, pero que apenas se separan del índice. En la jerga se conocen con el apelativo inglés de ‘closet indexer’, y en España hay muchos sospechosos de serlo.

La mitad de los fondos de bolsa española apenas separan sus carteras de la composición del Ibex 35, mientras que 10 productos con el 25% del patrimonio de la categoría obtienen resultados casi idénticos en rentabilidad y volatilidad. ESMA, el supervisor europeo, aleja las sospechas con un 'active share' (diferencia entre las carteras del índice y del fondo) de más del 60%, cuando el 'tracking error' sobrepasa el 4%, que es la diferencia en la rentabilidad entre el fondo y el índice, y cuando hay un R2 de más del 95%, que se centra en la volatilidad.

Para tener la certeza de que un producto es un falso fondo activo hay que examinar cada caso, como ha hecho el supervisor de los mercados en Reino Unido (FCA, por sus siglas en inglés) al exigir una indemnización a los productos que ha identificado como 'closet indexer'. Las estadísticas sirven para levantar sospechas, pero ahí se queda. En el caso del ‘active share’, por ejemplo, cada producto puede elegir un índice de referencia diferente aunque invierta en el mismo activo. Asimismo, muchos fondos españoles invierten en futuros, lo que distorsiona la comparativa, explica Fernando Luque, editor de Morningstar España.

Morningstar ha evaluado cuántos fondos se quedan por debajo de los umbrales determinados por ESMA en R2 y ‘tracking error’ usando datos de los últimos tres años respecto al Ibex 35, y dejando de lado el ‘active share’ por la distorsión de los futuros. Un total de 10 fondos de renta variable española serían susceptibles de ser investigados por la CNMV si el organismo que preside Sebastián Albella optara por la misma línea de trabajo que su homólogo británico. Por ahora, la CNMV está analizando la existencia de estos productos sin haber alcanzado ninguna conclusión sobre cómo actuar, igual que todos los supervisores europeos con la excepción de la FCA, explican fuentes conocedoras.

Estos 10 vehículos gestionan casi 2.000 millones de euros, el 25% del patrimonio que acumulan los fondos españoles de bolsa local. Entre estos productos hay dos con cuatro estrellas Morningstar, la segunda máxima calificación. Es decir, han demostrado ser mejores que el 67,5% de los competidores de su categoría, pese a que apenas se han alejado del Ibex en rentabilidad y volatilidad en los últimos tres años.

Uno es el Santander Acciones Españolas, un clásico de la industria que gestiona 1.246 millones de euros bajo el mando de José Antonio Montero de Espinosa, sólo menos que el Santander Small Caps España. No obstante, este producto tuvo un ‘active share’ holgadamente por encima del 60% el año pasado. El otro es el Catalana Occidente Bolsa Española, con un patrimonio de 34 millones de euros.

Los vehículos con tres estrellas Morningstar están en la parte media del ranking de resultados en una categoría. Con esta calificación, y sospechosos según los indicadores de ESMA de ser ‘closet indexer’, están el Bankoa Bolsa de Credit Agricole Bankoa, que gestiona 12 millones; el Caja Laboral Bolsa, con 19 millones de patrimonio; el Bankia Banca Privada Renta Variable España, que administra 12 millones; y el Unifond Renta Variable España de Unigest, con 61 millones.

Por último, cuatro fondos de bolsa española apenas se han alejado del índice en rentabilidad y volatilidad y tienen 2 estrellas Morningstar, con lo que han sido peores los últimos años que el 67,5% de sus competidores. Son el Ibercaja Bolsa, con un patrimonio de 85 millones; el Rural Renta Variable España, que gestiona 158 millones; y el CaixaBank Bolsa Gestión España, que administra 320 millones; y el Cartera Variable de Gestifonsa, con 8 millones bajo gestión.

Indemnización en Reino Unido

La FCA ha decidido poner coto a estos productos en Reino Unido al exigir a las gestoras de 64 fondos una indemnización de 34 millones de libras -unos 30,4 millones de euros- a los clientes. Después de investigar a 84 fondos, sólo 20 evitaron este demostraron tener una gestión activa, según declaraciones de una ejecutiva a 'Reuters'.

La investigación arrancó en 2017 con fondos sospechosos que gestionan un patrimonio de más de 100.000 millones de euros. También el año pasado, la federación europea de asociaciones de usuarios Better Finance dio la voz de alarma al identificar 165 falsos fondos de gestión activa, en línea con un estudio previo, en 2016, de ESMA, el supervisor europeo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios