comparecencia en el congreso

Powell, duro en su estreno en la Fed: la volatilidad no impedirá más alzas de tipos

El flamante presidente del banco central estadounidense, que tomó el relevo de Janet Yellen el pasado 5 de febrero, se ha mostrado 'hawkish' o halcón

Foto: Jerome Powell, presidente de la Fed. (Reuters)
Jerome Powell, presidente de la Fed. (Reuters)

La puesta de largo de Jerome Powell (1953, Washingon DC) como presidente de la Reserva Federal (Fed) ha tomado un cariz más duro de lo previsto. El flamante presidente del banco central estadounidense, que tomó el relevo de Janet Yellen el pasado 5 de febrero, compareció este martes en el Congreso para presentar el informe semestral de política monetaria. En su estreno se ha mostrado 'hawkish' o halcón. Es decir, proclive a un endurecimiento monetario. "A pesar de la reciente volatilidad, las condiciones financieras siguen siendo acomodaticias", asegura.

Esta sentencia, traducida desde lenguaje monetario al común, quiere decir que los planes de la Fed son acordes a la evolución económica. Y dado que ésta refleja pleno empleo y mayores expectativas de inflación, el papel del banco central es continuar con el camino emprendido por Yellen al reducir su balance y elevar el 'precio del dinero'. El mercado espera entre 6 y 8 subidas de tipos entre 2018 y 2019 que los llevarán a entornos del 3%. La normalización de la política monetaria también pasa por adelgazar el balance, que está en 4,5 billones (millones de millones) de dólares. El objetivo es bajar a 4 billones en 2018 y a la mitad en dos años.

"Al evaluar el camino apropiado para la política monetaria en los próximos años, el Comité [FOMC, por sus siglas en inglés] continuará buscando un equilibrio entre evitar una economía sobrecalentada y llevar la inflación de los precios de PCE [deflactor del PIB] al 2% de forma sostenida", señala. Es decir, alzas de tipos para lograr esta meta, como así ha interpretado el mercado desde que en la reunión de despedida de Yellen (31 de enero) la autoridad monetaria elevó su previsión de crecimiento de los precios.

Las expectativas de inflación de la Fed son las que pusieron sobre alerta a Wall Street, que comenzó a plantearse que el ciclo de crecimiento que empezó en 2009, y que es el tercero más largo de la historia de Estados Unidos, no será para siempre. El 'crash' del 5 de febrero, el mayor de la bolsa neoyorquina desde 2011, tuvo este temor de trasfondo. Pero el retorno de la volatilidad no cambiará los planes de la Fed, según su presidente.

Al responder a las preguntas Powell reconoció que los datos recientes habían reforzado aún más el supuesto de aumentos de tipos a corto plazo

"Tras escuchar a Powell, se refuerza la idea de que los tipos seguirán subiendo en EE.UU.", señala Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. "Aunque no sugirió un cambio fundamental en el enfoque de la Fed con respecto a la política monetaria, al responder a las preguntas, Powell reconoció que los datos recientes habían reforzado aún más el supuesto de aumentos de tipos a corto plazo", arguye Ranko Berich, jefe de análisis de Monex Europe.

El banquero central pone el acento en una de las preocupaciones de Wall Street: que la economía se esté sobrecalentando. Y esto suele ocurrir en la parte final de los ciclos de crecimiento, antes de una recesión. En este sentido, "algunas dificultades que enfrentó la economía estadounidense en años anteriores se han transformado en vientos de cola", dice Powell.

En particular, hace referencia a la política fiscal de Donald Trump, que se está volviendo "más estimulante". Aunque no quiso entrar en más detalles. "El Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes estaba tan politizado como siempre, pero Powell se negó a dejarse llevar por el comentario directo sobre temas como los efectos marginales de los recientes recortes de impuestos", señala Ranko Berich.

Punto del ciclo en el que está EEUU, según los gestores. Fuente: BofAML
Punto del ciclo en el que está EEUU, según los gestores. Fuente: BofAML

"En este entorno, anticipamos que la inflación a 12 meses aumentará este año y se estabilizará en torno al objetivo del 2% en el medio plazo", señala Powell. "Los salarios también deberían aumentar a un ritmo más rápido", insiste, mientras que los riesgos a corto plazo para las perspectivas económicas son "aproximadamente equilibrados".

Wall Street ha recibido con cautela el discurso de Powell. Los índices norteamericanos cotizan con pérdidas cercanas al 0,5%. Donde hay más impacto es en el mercado de deuda, con ventas de bonos que elevan la rentabilidad de los títulos a 10 años otra vez por encima del 2,9%, y en el de divisas: el repunte del dólar hace retroceder al euro un 0,7% hasta los 1,2234 dólares, el nivel más bajo desde principios de 2018.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios