liquidez de berkshire hathaway

Buffett guarda como munición 116.000 millones para nuevas compras

El ‘Oráculo de Omaha’ vuelve a advertir de las altas valoraciones de Wall Street en la esperada carta anual de Berkshire, en la que no ha dado pistas sobre su sucesión

Foto: Warren Buffett, CEO de Berkshire. (Reuters)
Warren Buffett, CEO de Berkshire. (Reuters)

Wall Street está caro. Warren Buffett (1930, Omaha -Nebraska-) lo recuerda una y otra vez. Y no es una advertencia vacía, ya que su compañía, Berkshire Hathaway, ha acumulado un montante de liquidez de 116.000 millones de dólares -unos 94.000 millones de euros- que puede poner a trabajar para adquirir nuevas compañías o recomprar acciones del holding.

La munición está tanto en efectivo como en bonos del Tesoro norteamericano a corto plazo, con una duración media de 88 días, explica en la carta anual, que no dio pistas sobre su futura sucesión. El montante de liquidez al cierre de 2016 fue de 86.400 millones de dólares. Es decir, Berkshire ha aumentado esta partida en un 34%, coincidiendo con los récords que ha marcó Wall Street hasta la corrección del pasado 5 de febrero.

Desde entonces, el mercado estadounidense rebota y mantiene valoraciones en máximos. Según el indicador que compara capitalización con PIB, que popularizó el propio Buffett, el nivel arrojado es el más alto desde el año 2000, antes del estallido de la burbuja tecnológica.

Por PER de Shiller (beneficio normalizado frente a precio), el universo estadounidense de acciones está en el doble de su media histórica. “El precio ha parecido ser casi irrelevante para un ejército de compradores optimistas”, asegura la carta anual de Buffett a los accionistas de Berkshire.

El precio ha parecido ser casi irrelevante para un ejército de compradores optimistas

El ‘Oráculo de Omaha’ explica que la búsqueda de compañías para comprar por parte de Berkshire con el flujo de caja que genera se centra en negocios independientes con fortalezas competitivas duraderas, grado de gestión capaz, buenos rendimientos sobre los activos tangibles netos requeridos para operar el negocio, oportunidades de crecimiento interno con rendimientos atractivos y un precio de compra razonable.

“Este último requisito resultó ser una barrera para prácticamente todas las ofertas que revisamos en 2017, ya que los precios de las empresas alcanzaron un récord histórico”, arguye Buffett. El célebre inversor cree que las demandas de analistas e inversores incentivan la búsqueda del crecimiento de las compañías, lo que mantiene la tendencia alcista de Wall Street aunque no sea con una mayor rentabilidad que la haga sostenible.

La liquidez genera "una miseria"

Sobre los planes de Berkshire para usar la munición que tiene en liquidez, Buffett señala que “esta liquidez extraordinaria sólo gana una miseria”. “Está muy por encima del nivel que Charlie [su segundo, Charlie Munger] deseamos. Nuestras sonrisas se ampliarán cuando hayamos redistribuido los fondos excedentes de Berkshire en activos más productivos”, agrega. Y esto pasa por “una o más adquisiciones enormes”. La otra opción es recomprar acciones propias.

Berkshire Hathaway obtuvo un beneficio de 44.940 millones de dólares en 2017, un 87% más que el año anterior gracias a un impacto positivo de 29.106 millones de dólares por la reforma fiscal de Donald Trump, que rebaja el impuesto al beneficio del 35% al 21%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios